SEFF 2017: Más consideraciones y recomendaciones…

En esta entrada, se completan las recomendaciones de la Sección Oficial y se incluyen otras de Las Nuevas Olas, que no se va a tratar exhaustivamente. Aunque  sí se haya seguido el mismo procedimiento de buscar las referencias de sus películas en otras páginas, además de las del Festival. Aunque sí se haya seguido el mismo procedimiento de priorizar más las realizadas por mujeres – seis, frente a 12+ 1 masculinas… – y las que tengan, en un caso o en otro, un claro protagonismo femenino. Que también son minoritarias.

Porque quien esto firma es feminista y esta es, lógicamente, su selección. Y como también es animalista, hará lo propio silenciando, o advirtiendo, sobre aquellas que, por su temática, sospeche que puedan contener explotación, maltrato o asesinato de especies no humanas. Cosa que le ha sido, por más que ha consultado, imposible de constatar.

Asimismo deplora que, por mucho que suponga la recuperación de un archivo fílmico valioso, se le dedique una proyección especial a alguien cuyo oficio era torturar y matar a herbívoros inocentes.

Ahí van ya esas recomendaciones:

De la Sección Oficial, se nos quedaron dos en el tintero. A saber, la francesa ‘El taller de escritura’, de Laurent Cantet. Ha sido definida como “un inteligente thriller social, que borra las fronteras entre realidad y ficción”

Y la portuguesa ‘La fábrica de nada’, de Pedro Pinto, a la que han calificado de “austera y exuberante mezcla entre lucha social y comedia musical” y también de “interesante, pero algo desequilibrada”. Su metraje es de tres horas, para que lo tengan en cuenta.

De Las Nuevas Olas, por los argumentos expuestos anteriormente, seleccionamos cinco. Argumentos que a quien esto firma le han hecho excluir a una mirada de mujer, muy aplaudida y premiada,  cuyo tráiler contiene imágenes reales de alguien pateando peces en una barca, algunos de los cuales están debatiéndose entre la vida y la muerte. Ahí van:

‘Before summer ends’, de Maryam Goormaghtigh. Francia. Road movie en la que tres amigos intentan disuadir a uno de ellos de volver a Irán. La han descrito como “fresca, divertida y natural”.

‘L’Intrusa’, de Leonardo di Constanzo, Italia. Retrato coral y humano de una trabajadora social muy comprometida con una escuela de menores marginales y a la que recurre la mujer de un mafioso con sus hij@s.

‘Pin cushion’, de Deborah Haywood, Reino Unido. “Relato íntimo y feroz crítica social, encarnados en una madre y una hija bastante peculiares, sobre las crueldades en los pueblos pequeños”.

‘Ava’, de Léa Mysius, Francia. El despertar sexual de una adolescente a punto de perder la visión.

‘Colo’, de Teresa Villaverde, Portugal. La descripción del deterioro de una familia, compuesta por madre, padre e hija, a causa de la crisis económica.

Hay que insistir en que vean tantas como puedan, en cualquier caso. De momento, eso es todo. De momento.

Anuncios

SEFF 2017. Sección Oficial: Más recomendaciones…

En esta tercera entrega de las dedicadas a la Sección Oficial del Festival del Cine Europeo de Sevilla, siguen las recomendaciones. Para quienes no hayan leído las dos anteriores, o alguna de ellas, reiterar que esta selección es personal e intransferible por parte de quien esto firma, pero también producto de la búsqueda de referencias críticas de las películas además de las del propio SEFF.

Igualmente es de lamentar la mínima representación de miradas de mujer – solo las cuatro ya citadas en la entrada precedente – y de un protagonismo femenino, como sujeto a parte entera y no solo en relación al amor y-o la maternidad. Por el contrario, el masculino es abrumador, como podrán comprobar en la gran mayoría de los títulos escogidos. A saber:

‘A Ciambra’, de Jonas Carpignano. Italia, candidata por su país al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa y Premio Label Europa Cinemas en Cannes. Narra la historia de iniciación en la delincuencia y en la vida “adulta” de un gitano de 14 años. Con actores no profesionales que interpretan sus propios personajes. Ha gustado, en general, con ciertas reservas y debe verse.

‘A violent life’, de Thierry de Peretti. Francia. Sigue a un joven de 18 años envuelto en el Frente Nacional de Liberación de Córcega. La han definido como un retrato antiespectacular y complejo de la zona oscura de la radicalidad política. Pues eso, no hay que obviarla.

‘Little Crusader’, de Václav Kadrnka. Checoslovaquia. Globo de Cristal a la Mejor Película en Karlovy Vary. Un curioso drama medieval de un padre en busca del hijo que ha huido de casa fascinado por las Cruzadas. Como poco, sorprendente y ha convencido, en general.

‘Winter brothers’, de Hylnur Palmason. Islandia. Dos hermanos que trabajan en una fábrica de piedra caliza, en un entorno frío y hostil, y que rivalizarán entre sí. Entre la tragedia y rasgos de comedia esquinada, ha sido calificada de potente, sórdida y provocadora.

‘Tierra de Dios’, de Francis Lee. Reino Unido. Mejor Director de drama, en Sundance y Mejor Film Británico en el Festival de Edimburgo. El encuentro entre un granjero, cuyas únicas evasiones son el alcohol y el sexo, con un inmigrante rumano que llega al pueblo, desata una pasión que cambiará sus vidas. Calificada como una mezcla entre ‘Brokeback Mountain’ y la crítica social, ha interesado mucho. Pero, al desarrollarse en un entorno rural de cría de ovejas… hay que estar atent@s al trato que reciben los animales.

Continuará…

SEFF 2017. Sección Oficial: Cuatro miradas de mujer

Como se anunció en la entrada anterior, ahora toca el turno de las recomendaciones. Obvio es decir que, cuantas más películas se vean de esta y de las demás Secciones del Festival, tanto mejor. Por su interés sobre el papel y porque muchas de ellas se quedarán inéditas en Sevilla o serán estrenadas, con suerte, un año más tarde.

Comentar también que, lógicamente, esta selección es personal e intransferible. Pero, al tiempo, fruto de una búsqueda exhaustiva  de referencias críticas que se suman a las de la página oficial del SEFF. Búsqueda que no ha fructificado en algunos casos, ni tampoco en el sentido de si pueden contener maltrato, explotación o asesinato de animales o no.

Con estas premisas, no hay que perderse las cuatro únicas miradas de mujer de este apartado. A saber:

‘Western’, de Valeska Grisebach. Alemania. Sobre un grupo de obreros alemanes que empiezan a trabajar en la campiña búlgara y deberán enfrentarse a las barreras lingüísticas y culturales, además de a sus propias rivalidades y prejuicios.  Ha gustado mucho.

‘Un sol interior’, de Claire Denis. Francia. La realizadora adapta la novela de Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso, para narrar la historia de una artista, divorciada y con un hijo, que busca el amor y solo encuentra… decepciones. Estupendas críticas y un reparto de lujo en el que destacan Juliette Binoche, Gérard Depardieu y Valeria Bruni Tedeschi.

‘Zama’, de Lucrecia Martel. Coproducción entre Argentina, Brasil, España (El Deseo), Estados Unidos, Francia, Holanda, México y Portugal. Ambientada en el siglo XVII, se centra en la figura de Don Diego de Zama, un oficial español quien es tratado injustamente y decide recuperar su nombre atrapando a un peligroso bandido. La crítica se le ha rendido sin reservas.

‘Penélope’, de Eva Vila. Coproducción entre España y Polonia. Un documental, apoyado por Eurimages, el único documental de nuestro país en recibir tal respaldo, “que plantea una reflexión sobre el significado de las raíces y el sentido de pertenencia a una comunidad, encarnados en un hombre y en una mujer” Es evidente que no hay que perdérselo.

Continuará…

 

 

 

SEFF 2017. Sección Oficial: Algunas consideraciones

Quien esto firma, no se plantea comentar las ofertas de todas las Secciones del Festival de Cine Europeo de Sevilla en sucesivas entradas. No. Ni siquiera en esta tiene pretensión alguna de exhaustividad. Solo se propone hacerles partícipes de ciertas características de la que nos ocupa, la estrella del Certamen, aunque desde hace varias ediciones se la intente equiparar, a todos los efectos, con la de Las Nuevas Olas.

Entrando en materia. De las 16 películas que la integran, doce están realizadas por hombres y tan solo cuatro por mujeres. Pero es que, además, el protagonismo masculino es abrumador en ellas. Casi total en diez y excluyente en más de cinco. Del resto, queda más bien poco…,  o bien es compartido o, incluso en dos o tres, los personajes femeninos están vistos en función de sus vínculos amorosos, o afectivo-eróticos,  y del deseo-necesidad de ser madres. No como sujetos a parte entera.

 

Puede argumentarse que es un reflejo del estado de la cuestión en la cinematografía europea. Pero un festival que es, por propia definición, transgresor en historias y lenguajes; en el fondo y en la forma; en el estilo y en las narrativas, debería serlo también en cuanto a la representación de los géneros en el cine. Y programar en consecuencia. Escrito queda.

Otro tema que a esta firmante le preocupa es el tratamiento dado a los animales, que han incluido maltrato, tortura y asesinato reales en anteriores ediciones.  Pero, pese a sus esfuerzos y a cuantas páginas ha consultado, no ha logrado averiguar si ocurre tal cosa, o en cuales, de entre las seleccionadas de este año.

Así que no puede prevenirse, ni prevenir a cuantas personas tengan sensibilidad animalista, al respecto. Y pedir, de nuevo, a la programación que la tenga también pues, en muchos casos, tales inadmisibles hechos incumplen las normativas de los países que las presentan. La tortura y la crueldad hacia y con criaturas inocentes no son cultura, ni deberían formar parte de ninguna manifestación artística.

Ahora tocan ya las recomendaciones para las que, se insiste, ha buscado las referencias correspondientes al margen de las oficiales del SEFF. Y muchas no han sido encontradas. Las haremos, para no alargar esta, en una próxima entrega.

‘El castillo de cristal’: Padre e hija

Destin Daniel Cretton es un productor, guionista, editor y realizador estadounidense, nacido en Hawái, de la cosecha del 78. De su filmografía, recordamos especialmente la sensible y emotiva ‘Las vidas de Grace’ (‘Short Term 12’) fechada en 2013, sobre la supervisora de una casa para adolescentes con problemas, encarnada con talento por Brie Larson.

En la película que nos ocupa, el director ha adaptado al cine, con guión de Marti Noxon, la novela homónima autobiográfica de su compatriota, la periodista y escritora Jeannette Walls, de la cosecha del 60. De 127 minutos de metraje, su fotografía matizada y dramática la firma Brett Pawlak y su banda sonora, jalonada con hermosos temas country, Joel P. West. En su atractivo reparto, destacan de nuevo Brie Larson, además de Woody Harrelson y Naomi Watts, de l@s que se hablará más tarde.

La historia alterna el presente – la protagonista convertida en una periodista de éxito, prometida con un alto ejecutivo, viviendo en el Nueva York más elitista y a punto de casarse – con un pasado familiar radicalmente opuesto, del que se avergüenza y al que abomina. Ambos tiempos vitales acabarán por confluir, mal que le pese, y la llevarán a tomar decisiones trascendentales para su futuro.

Narra la infancia errante, paupérrima y descuidada – por una madre pintora comprometida sobre todo con su arte y un padre alcohólico lleno de fantasía, egoísta y carente de cualquier sentido práctico – de cuatro menores, tres chicas – la propia Jeannette, Lori y Maureen – y un chico, Brian.

Una niñez miserable, carente de las necesidades y comodidades más elementales, marginada y disfuncional, en la que l@s herman@s tuvieron que apoyarse entre sí y cuidarse mutuamente. Dentro de ese terrible modus vivendi, el relato, si bien muy coral, se centra fundamentalmente en las relaciones del padre con la autora, su hija favorita.

Unas relaciones presididas por la devoción de la niña hacia un progenitor tan problemático como encantador, tan desatento como carismático, tan cómplice como irresponsable, al que finalmente desenmascara en toda su crudeza, cortando el estrecho cordón umbilical que la unía a él.

Dichas ambivalencias y antagonismos sabe resolverlas bien el director, que sin embargo, desde el punto de vista de quien esto firma, se escora más hacia la emotividad más explosiva, sin dejar por ello de ser cruel, que hacia la dureza y contención que unos hechos tan desgarradores hubiesen requerido. Y esa conclusión… es tan improvisada como decepcionante.

En cuanto al reparto, Larson resulta algo envarada, Woody Harrelson, tan potente e intenso como desaforado, Watts, correcta aunque sin demasiados registros. L@s mejores, l@s herman@s en sus versiones infantiles y adolescentes.

Prometía más, aunque no carezca de valores. En cualquier caso, debe verse. Pero apresúrense en hacerlo, pues no va a durar mucho en cartelera.

 

‘Una mujer fantástica’: Trans(cendencias)

El guionista, productor, director y montador chileno Sebastián Lelio, cosecha del 74, ha realizado esta película que nos ocupa, la quinta de su filmografía, cuatro años después de su muy estimable ‘Gloria’ (2013), cuyo enlace a su reseña en este blog es:  https://sevillacinefila.com/2013/10/13/gloria-retrato-de-una-dama/

Y lo ha hecho con el retrato de otra dama muy particular llamada Marina, por voluntad propia y con todas las consecuencias, pues nació como Daniel. Enamorada de un hombre veinte años mayor – otra vez… pero lo inverso apenas si se representa – mantienen una relación estable y consolidada hasta la repentina muerte de él.

A partir de ahí, comienza para nuestra protagonista una durísima prueba en la que, además del duelo, deberá afrontar los prejuicios, crueldades e incomprensión del entorno familiar de su pareja que intenta despojarla de cualquier derecho, hasta el de darle el último adiós.

Como premisa, nada que objetar. Todo lo contrario. Lo mejor de ‘Una mujer fantástica’ es, precisamente, su denuncia del odio al-la diferente, del machismo y la transfobia, tan tristemente vigentes en todas las sociedades y el hecho de que no exhibe a su personaje femenino como un espectáculo, o en el  tópico microcosmo de las variedades más cutres.

Todo lo contrario. La inviste de fuerza y dignidad y la integra, como debe ser, en su vida cotidiana. Además, aunque también canta,- de hecho, la actriz Daniela Vega es una excelente intérprete lírica transgénero – lo hace en otros entornos.

Pero… lo peor es todo lo demás. Quien esto firma, lamenta profundamente que sea así en su personal e intransferible opinión, pues albergaba otras expectativas muy distintas respecto a ella. Incomprensible ese premio en Berlín al Mejor Guión, con el tratamiento de la historia tan maniqueo, tan disperso y deslavazado. Tan lleno de oquedades, contradicciones y agujeros narrativos.

Con el esquematismo tan burdo en el retrato de las villanías de ciert@s  secundari@s, que afecta incluso a la policía y personal sanitario implicado en el relato, que protagonizan situaciones que se dan de bruces con la lógica más elemental. Lo mismo cabe decir de algunas reacciones del propio personaje central ante ellas. Con ese tufillo a transcendencia, toques fantásticos incluidos, que sobrevuela todo el metraje…

Producción chilena, de 104 minutos de duración. La escriben el director y Gonzalo Maza. La fotografía muy bien Benjamín Echazarreta y la correcta banda sonora la firma Matthew Herbert. Daniela Vega es muy carismática y, ya se ha comentado, tiene una preciosa voz. Pero resulta limitada en sus registros interpretativos.

Tengan en cuenta, no obstante, los reconocimientos y críticas favorables que la preceden. La pelota, en sus tejados.

 

No solo cine. El C.A.L en Infanta Elena: Nell y… Mary

Nell Leyshon es una singular creadora inglesa, de la cosecha del 62, nacida en Somerset y residente en Londres, quien trabajó como ayudante de producción en anuncios televisivos nada menos que  con los hermanos Scott, Tony y Ridley, aunque solo fuera alimenticio y no le gustara demasiado. Comenzó a escribir tarde, pero…¡¡¡de qué manera!!!

Dramaturga para la radio, BBC 3 y 4, siete piezas, y para las tablas, tres y una adaptación, siendo la primera mujer cuya obra se representó -¡¡¡tras 400 años!!! -en el Shakespeare’s Globe. En cuanto a las novelas…, cuatro premiadas y reconocidas. Especialmente esta, ‘Del color de la leche’ (2012) que ha encandilado a público y crítica, y reconocida con numerosos premios y nominaciones.

A propósito de ella, Premio a la Mejor Novela de 2014 del Gremio de Libreros de Madrid, el Centro Andaluz de las Letras, dentro de su ciclo Letras Capitales, organizó ayer en la biblioteca Infanta Elena de Sevilla, un encuentro de la autora con sus lectores y, especialmente, lectoras pues fuimos amplia mayoría.

Un encuentro, a modo de diálogo y debate a la manera de un club de lectura, que coordinó excelentemente, como no podía ser menos, una librera muy conocida y prestigiosa de nuestra ciudad, alma y titular de la imprescindible El Gusanito Lector, Esperanza Alcaide Rico.

Un encuentro en el que destacó la arrolladora personalidad de la escritora. Cercana, vitalista, lúcida, divertida, brillante y generosa nos regaló, con su propia voz y en su lengua materna – aunque tuviera la deferencia de hablar en la nuestra todo el tiempo – fragmentos de ese relato tan lírico y tan duro, tan inocente y tan cruel, tan descarnado como conmovedor y de lectura obligada, que sonaba, como no podía ser menos…, aún mejor en su versión original.

Un encuentro en el que nos contó las emotivas historias de algunas de las Marys – su inolvidable, adorable protagonista, tan sometida al orden patriarcal más feroz, pero tan valiente y decidida – que se ha encontrado en sus viajes. Un encuentro en el que confesó estar “poseída” por el personaje, y por su manera tan particular de escribir y de expresarse, tiempo antes de llevarlo al papel.

Un encuentro en el que nos relató las novelas suyas anteriores que había quemado por no parecerle dignas. Un encuentro en el que comentó su forma de escribir, tan instintiva como perfeccionista, y que lo hacía mientras cocinaba, fregaba o planchaba… Un encuentro en el que dijo haber escrito un final diferente, que descartó, pero no quiso hacer spoiler contando cual hubiera sido. Un encuentro, saben, Memorable. Así, con mayúsculas.

Cuando quien esto firma, se acercó para felicitarla y para que le dedicara su ejemplar, la sorprendió con un : “Gracias por tus preguntas”. Gracias a ti, Nell Leyshon, gracias a tu obra, gracias a tu Mary, gracias a Esperanza Alcaide, gracias al Centro Andaluz de las Letras, gracias a Letras Capitales, gracias a la Biblioteca Pública Provincial Infanta Elena y a su titular. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

‘Morir’: El tiempo que queda…

El sevillano Fernando Franco, cosecha del 76, vuelve a ponerse tras la cámara cuatro años después de realizar la notable ‘La herida’. Y lo hace con la adaptación de la novela homónima del eminente dramaturgo y escritor austriaco Arthur Schnitzler, algunas de cuyas obras han sido llevadas al cine por talentos como los de Max Ophüls (‘La ronda’, 1950) o Stanley Kubrick (‘Eyes wide shut’, 1999).

‘Morir’ no es una exaltación romántica del final de la vida, ni una película espiritual, ni se nutre de ningún tipo de trascendencia o sentimentalidad. Es, por el contrario, tan contenida y despojada, como finalmente emotiva. Tampoco se centra en el paciente, aunque la hoja de ruta sea marcada por él, sino en su pareja y cuidadora.

Retrata con precisión entomológica la crisis de una relación, otrora estrecha y feliz, cuando lo irreversible se hace presente de una manera esquinada, arbitraria, y también engañosa, por parte de quien lo sufre. Un hombre tan doliente como tiránico, que impone sus normas a la mujer que le ama, aunque las suavice con algunos, escasos, gestos de comprensión y de cariño.

Que la obliga a aislarse de su entorno amistoso y social; a ser la única testigo de su deterioro; a convertirse en enfermera a su pesar; a desdeñar sus cuidados tanto como a exigirlos; a dejar un trabajo que le gusta y que no la espera; a integrarse en una dinámica claustrofóbica y sin salida el tiempo que le queda; a ignorar sus sentimientos y emociones, en aras de un egoísmo incapaz de ver más allá del mal que le consume.

La narración de estos hechos no está enfatizada, ni es esquemática, sino que va revelándose en el transcurrir de los días con algún salto temporal que obliga a repensar lo anteriormente visto. Tampoco es maniquea con el comportamiento masculino, pues sabe transmitir asimismo su extrema vulnerabilidad, aunque se manifieste de esa forma tan ingrata.

El dolor es mutuo, pero lo percibimos especialmente en y a través de ella. Dolor, frustración, enfado, afecto y empatía que apenas si pueden expresarse, incomunicación, soledad radical y asfixia de los que son testigos el mar, un paisaje tan hermoso como desolado y la casi omnipresente lluvia. Fundir en negro el futuro no es ni lírico, ni poético, ni fácil … ni para quien se va, ni para quien se queda.

104 minutos de metraje. La escribe también el propio Fernando Franco. La excelencia de su fotografía se debe a Santiago Racaj y sus piezas, escasas, de música, obsesivas e inquietantes, a Maite Arrotajauregi. El tándem protagonista, pareja en la vida real, es extraordinario. Andrés Gertudrix demuestra, una vez más, su talento pero Marian Álvarez está, sencillamente, pasmosa. Todos los reconocimientos le son debidos, como la nominación a los Goya.

Es una de las elegidas para debatir en nuestra próxima tertulia del miércoles, 15 de noviembre. Es de temer que dure poco en una cartelera tan poco arriesgada. Pero nadie, en su sano juicio cinéfilo, debería perdérsela.

 

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra. Temporada 6: Hechos probados

Multitudinaria y arrolladora sesión la de esta tarde-noche de nuestra tertulia de cine. El reencuentro ante el paréntesis de los tres meses de verano, la inauguración de la sexta temporada de esta actividad, las tres películas elegidas – todas basadas en hechos reales, dos miradas de mujer y una masculina – y el crítico invitado no merecían menos…

Nuestro conductor, el crítico de cine y teatro y amigo Alejandro Reche Selas – licenciado en Filología inglesa, periodista, colaborador de ABC, Diario de Sevilla, COPE Andalucía, entre otros, que ha entrevistado a l@s mejores en las tablas y en la cinematografía de nuestro país y que tiene un blog muy recomendable El Rinconcillo de Reche – estuvo más que a la altura de las circunstancias, introduciendo con lucidez, conocimiento de causa y una memoria-base de datos casi inalcanzable, los tres títulos que nos ocuparon y creando una estupenda sintonía con l@s asistentes.

Sobre la fascinante ‘Dunkerque’, de Christopher Nolan hubo consenso respecto a su belleza plástica; a su excelente fotografía de Hoyte van Hoytema; a su dirección de arte, su equipo técnico y de efectos especiales; a su enfoque lírico y épico de un tema tan poco heroico al uso como la evacuación a gran escala de las tropas aliadas; a su capacidad de meternos en las tripas de la guerra por tierra, mar y aire, las historias de la Historia- aunque hubo quien dijo que no la había… a su reparto, Mark Rylance muy especialmente. Pero se le reprocharon su banda sonora, un tanto reiterativa para algunos, del maestro Hans Zimmer.

‘Verano 1993’, el deslumbrante y multipremiado debut de Carla Simón, desató los amores más encendidos. Se valoraron su narrativa; la madurez de su enfoque; su retrato, tan sutil y matizado, de la época; su mirada, nada autocomplaciente, sobre la niña que fue; su cuarteto actoral, con especial incidencia en la protagonista, la prodigiosa Laia Artigas, a través de cuyos ojos se articula el relato; su sensibilidad; su contención; su registro del proceso del cambio radical de vida, en todos los aspectos, de una criatura de 6 años; su excelente fotografía, de Santiago Racaj; su catarsis final… pero se le reprocharon su lentitud y algo de morosidad.

‘Detroit’, la potente última propuesta de Kathryn Bigelow, también cosechó favores. Su fuerza visual; el impacto de las imágenes; el pathos creado con su elección de la cámara al hombro; sus lecturas críticas de los terribles acontecimientos de ese otro verano, el del 67, en claves de raza, clase y género; su talento para filmar la acción y la claustrofobia del motel en el que nueve jóvenes negros y dos chicas blancas vivieron un auténtico infierno a manos de hombres legalmente armados; el guión de Mark Boal, que recoge el testimonio de los supervivientes, convencieron plenamente pero… se le reprochó su esquematismo respecto a los villanos de la función.

El miércoles, 15 de noviembre, más. La elección de esta fecha se debe a que el primero del mes es festivo y el segundo confiamos estar inmersos en el Festival de Cine Europeo. Aparte de lo visto en el Certamen, debatiremos sobre tres películas del mayor interés y actualidad. A saber, ‘Madre!, de Darren Aronofsky, ya en cartelera. HAY QUE VERLA CUANTO ANTES. ‘Morir’, de Fernando Franco, que entra este próximo viernes, 6 de octubre. HAY QUE VERLA CUANTO ANTES y ‘El tercer asesinato’, de Hirokazu Koreeda, que se estrenará el día 27 de este mismo mes.

Gracias a La Casa del Libro, a Rafael García, a Gema, a Alejandro Reche Selas y a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial, entre l@s que tenemos la fortuna de contar con voces tan autorizadas como las de los críticos y amigos José Miguel Moreno Bautista y Enrique Colmena. Gracias por otra velada memorable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra: Segundo y urgentísimo recordatorio

Esta entrada es para recordar, por segunda vez, que mañana, miércoles, 4 de octubre, a las 19.30, en la cuarta planta de la sevillana Casa del Libro, calle de Velázquez, se inaugurará la sexta temporada de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra, antes La Palabra y la Imagen, llamada así en recuerdo de un tertuliano único e irrepetible que nos dejó para siempre el pasado abril.

Se comentarán tres películas del máximo interés. A saber,  ‘Verano 1993’, de Carla Simón, uno de los títulos españoles del año. Un notable debut cinematográfico, sobre una historia autobiográfica, que cosechó el Gran Premio del Jurado y el de la Mejor Ópera Prima en Berlín, la Biznaga de Oro y el Feroz de la Crítica, en Málaga y además ha sido seleccionada por la Academia española para competir por el Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa.

Aquí está el enlace a la reseña que se le hizo en este blog:

https://sevillacinefila.com/2017/07/01/verano-1993-mi-vida-sin-ti/

 

‘Dunkerque’, de Christopher Nolan es otro de los filmes más potentes, fascinantes, y también polémicos, vistos durante estos meses. Una visión radicalmente distinta y transgresora de un episodio real de la II Guerra Mundial. Es ineludible comentarlo.

Su enlace: https://sevillacinefila.com/2017/07/22/dunkerque-hasta-el-ultimo-hombre/

Y la no menos poderosa y magnética  ‘Detroit’, de Kathryn Bigelow, basada también en hechos reales. Aquí está su enlace:

https://sevillacinefila.com/2017/09/17/Detroit-los-brazos-armados-de-la-ley/

El invitado, un lujo y un honor, será el crítico de cine y teatro y amigo, Alejandro Reche Selas quien, entre un extenso currículum, tiene un blog absolutamente recomendable llamado El Rinconcillo de Reche.

Así que ya saben. Promete muchísimo y la entrada es libre. No se lo pierdan. Les esperamos.