‘Wild Rose’: El camino de las baldosas amarillas

“No hay baldosas amarillas”, es una estrofa de una de las muchas y preciosas baladas que nos regala esta película. Una clara referencia metafórica a ‘El mago de Oz’, que también alude a la confrontación entre la realidad y el deseo, entre los sueños inalcanzables y los posibles, entre el viaje ambicionado y la vuelta al hogar… aunque la Rose de la que nos ocupa no tenga nada que la Dorothy del mítico film de Victor Fleming.

Producción inglesa de 101 minutos de metraje, fechada en 2018, realizada por el cineasta Tom Harper – cosecha del 80, que tiene en su haber ‘La mujer de negro. El ángel de la muerte’ además de cortometrajes premiados y trabajos en miniseries televisivas- muy bien escrita por Nicole Taylor; muy bien fotografiada, con la textura dramática requerida, por George Steel y con una vibrante banda sonora- repleta de hermosos temas, como se ha citado ya – de Jack C. Arnold.

La historia de una madre soltera prematura de una niña y un niño, con 23 años, recién salida de la cárcel, tras doce meses en ella,  y cuyo sueño es dejar su Glasgow natal y triunfar musicalmente en la legendaria escena country del Festival de Nashville. La historia de una chica de clase trabajadora que debe y no sabe, o no puede, conciliar sus responsabilidades con su vocación.

La historia de esta joven llena de pasión, energía y talento que se da de bruces con la realidad cruda y hostil de su estatus socioeconómico; con sus propias contradicciónes y desequilibrios; con las justas demandas de unos hijos que apenas la conocen y con la oposición de una madre, y cuidadora de los menores, entregada y generosa, pero exigente…

…Tal historia podría haber tomado un temible camino melodramático y convencional repleto de clichés, pero el realizador – y sobre todo la guionista, aquí hay una potente mirada de mujer promujeres en su escritura – las elude sabia y lúcidamente. El resultado es complejo y emocionante, con relaciones no siempre fáciles, pero muy empáticas y sensibles entre los personajes femeninos. Cuidadoso con ellas y sus circunstancias, a quienes jamás juzga, sino que las muestra en toda su dolorosa e íntegra autenticidad.

Especialmente con la maternidad no enteramente asumida y vivida como una carga, que recae en los hombros de la progenitora y abuela, tan implacable como finalmente comprensiva. O con la señora a la que sirve, tan entusiasta, cómplice y colaboradora. O con ese viaje tan mítico como iniciático. O con la vuelta a casa que es cualquier cosa menos una derrota. Que es asumir las raíces, compatibilizando la responsabilidades y la vocación en ese hermoso, y muy emotivo, final de la estrella emergente.

En el muy solvente reparto cabe destacar a la magnífica Julie Walters, a la sensible Sophie Okonedo y, sobre todo, a la arrebatadora, magnética y carismática Jessie Buckley, también cantante y compositora, que interpreta maravillosamente muchas de las canciones.

Estimable y valiosa pieza independiente, solo va a proyectarse una semana, devorada por las grandes superproducciones, en el cine Nervión. Mañana es su último día. Consulten horarios y sesiones y, aunque la vean doblada, NO SE LA PIERDAN.

‘An Accidental Studio’: Homenaje e historia del cine

HandMade Films, compañía británica de producción y distribución cinematográfica, fue fundada por el músico, compositor, productor musical, actor, guitarrista, cantante y ex componente de los Beatles, George Harrison (1943-2001), junto a Denis O’Brien, en 1978 para financiar la película de sus amigos Los Monty Python ‘La vida de Brian’ que, por su contenido supuestamente blasfemo, no querían financiarla ninguna de las dos existentes en Reino Unido. Harrison apostó por ella, por un cine independiente, libre, insobornable y transgresor y por ellos, hipotecando su mansión a tal efecto. Una jugada que se saldó – pese al boicot de representantes y creyentes de varias confesiones religiosas – con un éxito extraordinario de público y crítica. Y esto solo fue el principio…

Este documental – de 130 minutos de metraje, dirigido por Bill Jones, Kim Leggatt y Ben Timlett, con una excelente fotografía de Brendan McGinty y una ajustada partitura de John Greswell y Andy Mellon – da cuenta de los diez primeros años de esta productora, desde finales de los 70 a finales de los 80 aproximadamente, de sus títulos más destacados y de sus directores y protagonistas.

Resulta, a la vez, un tributo a una empresa pionera y un capítulo importante de la historia del cine, no solo inglés. Por él desfilan nombres propios tales como Terry Gillian, Terry Jones, Bob Hoskins, John Cleese, Brenda Vaccaro, Helen Mirren, Neil Jordan, Eric Idle, Graham Chapman, Bruce Robinson… entre un interminable etcétera de cineastas y expertos.

Y escenas – junto a jugosas anécdotas de los rodajes – de la citada ‘La vida de Brian’, de Terry Jones; de ‘Mona Lisa’, de Neil Jordan; de ‘El largo Viernes Santo’, de John Mckenzie; de ‘Los héroes del tiempo’, de Terry Gilliam; de ‘Whithnail y yo’, de Bruce Robinson; de ‘Shanghai Surprise’, de Jim Goddard, de…

Un homenaje más que interesante a una Compañía que propició un cine libérrimo, al límite e insobornable y a quienes hicieron posible tales filmes. Y, sobre todo, a un hombre – cuya vertiente cinéfila resultaba bastante desconocida – lúcido, divertido, inteligente que apostaba por la creatividad artística frente al negocio y a la rentabilidad, George Harrison.

Ya no la exhiben en Sevilla, pero intenten hacerse con ella. Es un consejo.

 

9 años de Sevilla Cinéfila: Desde entonces hasta ahora…

Para mi hija, Vita Lirola, que lo creó para mí. Un enorme regalo, uno de los muchos por los que tengo con ella una deuda de gratitud permanente. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Tal día como hoy, el 9 de julio de 2010, era viernes, aparecían las dos primera críticas en estas páginas firmadas por quien esto suscribe. Las películas, en cuestión, eran la francesa ‘Villa Amalia’, de Benoit Jacquot y la estadounidense ‘La última estación’, de Michael Hoffman. Desde entonces hasta ahora, ha llovido mucho…

Desde entonces hasta ahora, casi 1.500 entradas y el inmenso honor y gratitud infinita por los dos premios conseguidos, ambos en 2013, el de la crítica andaluza, ASECAN, a la Labor Informativa y el de Blogosur, al Mejor Blog de Cultura. Desde entonces hasta ahora, ha habido que superar inseguridades, bloqueos y desalientos. Desde entonces hasta ahora, se ha impuesto seguir adelante pese a la sensación de clamar en el desierto. Desde entonces hasta ahora, ha sido mucho más que un blog para su titular.

Desde entonces hasta ahora, se ha convertido en su amigo, cómplice, diario y confidente. Desde entonces hasta ahora, el cine, siendo la principal, no ha sido su única temática. Desde entonces hasta ahora, se han registrado aquí además presentaciones de libros; crónicas de manifestaciones trabajadoras, feministas y animalistas:, de jornadas, de cursos, de talleres, de sesiones de los clubs de lectura de esta firmante, de la tertulia cinematográfica que coordina, que va a hacer este próximo curso ocho temporadas, de crónicas del SEFF, de la noche de los Oscar en la emisora del Sevilla y también de los duelos por personas no humanas inolvidables, compañer@s de vida que se marcharon para siempre.

Desde entonces hasta ahora, sus señas de identidad ideológicas han sido, y siguen siendo, violetas, rojas, tricolores, arcoiris y antiespecistas, el orden de los factores no altera el producto. Desde entonces hasta ahora, se ha intentado combinar la libertad y la informalidad en sus reseñas, siempre con lenguaje inclusivo, con el debido respeto a los datos objetivos. Desde entonces hasta ahora, se procura actualizar sus contenidos como mínimo cada tres días. Desde entonces hasta ahora…

Gracias a cuant@s lectores-as siguen a Sevilla Cinéfila. Son su mayor tesoro y la razón de su continuidad. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

‘Varda por Agnès’: Legado de cine, legado de vida, legado de mujer…

Quien esto firma va a comenzar la crítica por el final, recomendándoles encarecidamente que vean este prodigioso documental lleno de sabiduría, magia, belleza, creatividad, encanto, imaginación, lucidez, amor al cine, amor a la cultura y al arte en general, erudición, humor, cercanía, rigor, sencillez, empatía y una conciencia insobornable política y artística entre un larguísimo etcétera. Todo ello y mucho más, pero también exento de pedantería, arrogancia, pretensiones, soberbia, narcisismo, elitismo, hermetismo, altisonancias o tics autorales al uso. SE PROYECTA EN EL AVENIDA HASTA ESTE JUEVES, 11 DE JULIO INCLUSIVE, EN UNA ÚNICA SESIÓN A LAS 18 HORAS. NI SE LES OCURRA PERDÉRSELO.

Cuando la (fuente: Wikipedia)  fotógrafa, artista plástica, directora de cine, guionista, artista, profesora de universidad, pedagoga, directora de fotografía, productora de cine, profesora, editora de cine, actriz y feminista francesa Agnès Varda (1928-2019), rodó esta película se sabía gravemente enferma de la maldita enfermedad maldita que le impidió cumplir 91 años. Pese a todo, la presentó en febrero en el Festival de Berlín – del que recibió su último premio honorífico – y poco más de un mes después, el 29 del pasado marzo, se marchaba para no volver.

‘Varda por Agnès’ , sin embargo, es su despedida del cine, pero sin intenciones póstumas, ya que la desbordante y arrolladora vitalidad de la realizadora pensaba proyectarla en sus videoinstalaciones. Así lo comentó en el Certamen citado. Por eso precisamente, este extraordinario documental no desprende ningún tufillo testamentario. Al contrario, es un gozoso y vibrante recopilatorio artístico y personal de una obra tan innovadora como asequible, tan singular como universal y tan compleja como habitada por una naturalidad desarmante, en la que pasa revista a su filmografía y a todas sus creaciones al tiempo que a las anécdotas que las contienen.

Así – de cara al público, pero desprovista de cualquier rigidez formal, sino con humor y cercanía- documenta en palabras e imágenes los momentos, secretos, anécdotas y detalles de rodajes como ‘Cleo de 5 a7’ (1961), ‘Sin techo, ni ley’ ( 1984), acompañada de su protagonista Sandrine Bonnaire; de su retrato de Jane Birkin;, de sus rodajes con Catherine Deneuve y Robert De Niro; con los panteras negras; con l@s trabajadores-as; con su amado – siguió siendo su viuda, reivindicándose como tal entre otras en un momento del filme – Jacques Demy; de sus testimonios feministas en largometrajes como ‘Una canta, la otra no’ (1976); de su amigo y corealizador de esa otra maravilla que es ‘Caras y lugares’ (2017), JR; de sus performances, exposiciones, fotografías; de la inspiración, creación y la necesidad de compartir que la marcaron, de…

¡¡¡Hay tanto que ver, tanto que aprender, tanto que gozar, tanto que reir, tanto que admirar en esta joya del cine, de 115 absorbentes y disfrutables minutos de metraje, escrita por ella misma y con una preciosa fotografía de Claire Duguet y Julia Fabry !!! Desde los largos títulos de crédito, que están al principio a ese final, entre la bruma, tan nostálgico y evocador.

Atesoró los premios más importantes y preciados, los más grandes honores y distinciones, pero su mejor legado, sus mayores lecciones magistrales de cine y de vida, están en su compromisos artístico y político como creadora total de izquierdas, con un lenguaje innovador, transgresor y feminista.

Gracias por tanto, Agnès Varda. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

QUE NO SE LES ESCAPE.

 

‘522. Un gato, un chino y mi padre’: El viaje a ninguna parte

El guionista, asistente de dirección en ‘La isla mínima’ y director de cine y televisión – se hizo cargo de dos episodios de la serie ‘La peste’, también de Alberto Rodríguez, entre otros trabajos – Paco R. Baños, Sevilla, cosecha del 71, nos encandiló con su debut en el largometraje ‘Ali’ (2012), que logró entonces el Premio Asecan a la Mejor Ópera Prima en el Festival de Málaga. Este viernes pasado se estrenó su segunda propuesta, la que nos ocupa, cuyos resultados – en la opinión de quien esto firma – dejan bastante más que desear…

Coproducción hispano-portuguesa de 90 minutos de metraje. Su guión lo escribe el propio realizador, su excelente fotografía, que brilla especialmente en las hermosas localizaciones lusas, la firma Fran Fernández Pardo y su banda sonora, algo efectista pero eficaz, Pedro Marques. A destacar los fados. La historia, entre el drama y la road movie, sigue a una chica agorafóbica – la siempre excelente Natalia de Molina – que limita su perímetro vital a 522 pasos de su casa pero un acontecimiento dramático la obligará a salir de su zona de confort y a viajar buscando sus raíces.

Otra protagonista femenina, aunque haya bastantes diferencias con Ali, entre la singularidad y la antipatía. Ambas son bastante bordes, por qué no decirlo. Con esta George, además, es díficil empatizar porque, pese al esfuerzo de la actriz citada, está torpe e insuficientemente descrita. Ella y sus circunstancias familiares, ella y sus circunstancias en general. Y luego está lo del gato – sí, “ningún animal ha sido maltratado durante este rodaje” – que hay que ver cómo lo trata y provoca lo que provoca, aunque presuntamente le quiere mucho y es su compañero de vida… A la animalista, y gatófila, que esto firma le puso los vellos de punta.

Un inciso necesario: L@s felin@s pagan muy caro esa presunta “libertad” que les imponen ciertas personas humanas, un mito falso y peligroso. Son animales domésticos y las calles son extremadamente hostiles para ell@s en todos los sentidos. Escrito queda y ténganlo muy en cuenta.

Siguiendo con esta reseña, esta firmante encontró muy insatisfactorio el tratamiento de esta película: sus soluciones narrativas tan impostadas e incoherentes; sus ambiciosas pretensiones tan vacías de contenido, ese viaje hacia ninguna parte, esas subramas… Un guión que hace agujeros por todos lados, intentando un tono entre bizarro y poético, bordeando el absurdo, que se estrella penosamente. En fin…

La pelota en sus tejados.

Del mayor interés cinéfilo: Mujer y cine andaluz en la UPO de Carmona

El crítico, profesor de Lenguaje Audiovisual y amigo Miguel Olid Suero, dirige – en la sede de la Universidad Pablo Olavide, UPO, de Carmona – un curso de verano del mayor interés cinéfilo, que tendrá lugar la semana que viene, del 8 al 10 de julio ambos inclusive. Se trata de un monográfico sobre ‘La mujer en el cine andaluz: de los estereotipos al techo de cristal’.

Su contenido, según fuentes de la institución, resalta la evidencia del techo de cristal de las mujeres en el cine en general, y en el andaluz en particular, pese a ser un sector joven y muy dinámico. Como ejemplos palpables están el que haya muy pocas directoras de ficción, en el encasillamiento en ciertos oficios “femeninos” en detrimento de otros y en la omnipresencia masculina al frente de los Festivales más importantes de nuestra Comunidad. Tales ineludibles apartados se concretarán así en el programa:

Lunes, 8 de julio:

De 11 a 12.30: Conferencia sobre ‘El techo de cristal de la mujer en el cine andaluz actual’, a cargo del responsable del curso Miguel Olid Suero.

De 12.30 a 13.30: Taller sobre ‘Estereotipos en los personajes femeninos de películas dirigidas por cineastas andaluces: de Manolo Summers a Alberto Rodríguez, a cargo de la Doctora en Comunicación Audiovisual María José Bogas.

De 13.30 a 15: Taller con la proyección de ‘Adios cigüeña, adios’, de Manolo Summers y coloquio posterior a cargo de la Doctora citada, María José Bogas.

De 17 a 18: Taller sobre ‘¿Dirigir con mirada de mujer?’, a cargo de la realizadora Paola García Costas.

De 18 a 20: Taller en torno a la proyección de fragmentos de los documentales de la citada directora Paola García Cosas ‘Línea de meta’ y ‘Todos los caminos’. Ella también coordinará el coloquio.

Martes, 9 de julio:

De 10 a 12: Taller en torno a las ‘Mujeres emprendedoras en la producción de cine en Andalucía. Visionado de fragmentos de varios trabajos’, a cargo de la productora Pilar Crespo.

De 12.30 a 15: Taller en torno a ‘Construcción y deconstrucción de los personajes en la ficción. Visionado de fragmentos de varios trabajos’, a cargo de la escritora Carmen Pombero.

De 17 a 18: Taller en torno a ‘El reto de ser actriz en Andalucía’, a cargo de la actriz Mercedes Hoyos.

De 18 a 20: Taller en torno a ‘Proyección de varios fragmentos de películas y coloquio posterior’, también a cargo de la citada Mercedes Hoyos.

Miércoles, 10 de julio:

De 10 a 11.30: Conferencia sobre ‘Perspectivas de futuro para el papel de la mujer en el cine andaluz que viene’, a cargo de Ana Rosa Diego, Presidenta de la Asociación Andaluza de Mujeres en los Medios Audiovisuales, AAMMA.

De 12 a 14: Mesa redonda sobre ‘El techo de cristal de la mujer en el cine andaluz’

Participantes: Cristina Abad, crítica de cine; Amparo Martínez, supervisora de efectos visuales y Laura Alvea, directora. Modera la citada presidenta de AAMMA, Ana Rosa Diego.

Del máximo interés y aún pueden apuntarse. Consulten en la página web de la Universidad Pablo Olavide y NO SE LO PIERDAN.

 

 

 

Del mayor interés cinéfilo: Documentales en el Avenida

Desde mañana viernes, 5 de julio, hasta el 14 de agosto, se proyectarán en el local de referencia de la cinefilia sevillana, el cine Avenida, siete documentales del mayor interés cinéfilo. Todos en una única sesión, a las 18 horas. A saber:

Del 5 al 11 de julio:

‘Varda por Agnès’, de Agnés Varda, Francia 2019. La prestigiosa y singular realizadora – fallecida el pasado marzo a los 90 años y con títulos en su filmografía tales como ‘Cléo de 5 a 7’, ‘Una canta, la otra no’, ‘Sin techo, ni ley’ o ‘Caras y lugares’, entre un largo y aclamado etcétera – repasa aquí su experiencia como cineasta y lo que llamó “escritura de cine”, a través de varios países. Excelentes referencias y de visión obligada.

Del 12 al 15 de julio:

‘An Accidental Studio’, de Bill Jones, Kim Leggatt y Ben Timlett, Reino Unido 2019. Narra los primeros años de HandMade Films, una productora en la que participaron George Harrison – que era un gran cinéfilo también – entre otros artistas y que dio lugar a títulos como ‘La vida de Brian’, a través de algunos de sus fundadores. Un documento sobre el cine británico más independiente e insobornable de finales de la década de los 70 del mayor interés.

Del 16 al 20 de julio:

‘Apolo 11’, de Todd Miller. Estados Unidos 2019. Un material fílmico inédito de la famosa nave que llevaría por primera vez al hombre a la Luna, desde los momentos previos al despegue hasta imágenes de su interior con las impresiones de los astronautas. Premio Especial del Jurado en Sundance, ha cosechado magníficas críticas y no hay que perdérsela.

Del 21 al 25 de julio:

‘Entendiendo a Ingmar Bergman’, de Margarethe von Trotta, Felix Moeller y Bettina Böhler. Alemania 2018. Una mirada poco convencional a la vida y la obra del enorme director, que ha suscitado el mayor interés. Debe verse sí o sí.

Del 26 de julio al 1 de agosto:

‘La mirada de Orson Welles’, de Mark Cousins. Reino Unido 2018. Otro singular análisis de la vida y obra del genio a través de sus cuadros y dibujos. Ha gustado mucho y no hay que perdérsela.

Del 2 al 8 de agosto:

‘El gran Buster’, del reconocido cineasta Peter Bogdanovich. Estados Unidos 2018. Mejor Documental en Venecia. Un colega distinguido glosando a un mito. Muy buenas críticas. Véanla.

Y del 9 al 14 de agosto:

‘Buscando la perfección’, de Julien Faraut. Francia 2018. La han definido como un ensayo fascinante sobre la relación entre el tenis y el cine a través de la figura de John McEnroe.

Fuentes: FilmAffinity, CineEuropa, Cine Maldito y Wikipedia.

Pues ya lo saben. A DISFRUTARLOS.

 

 

‘Los días que vendrán’: Filmar la vida

“Me dices que nuestro amor fue como un niño/ que das tu corazón a los días que vendrán…” Esta hermosísima balada, ‘Em dius que el nostre amor’ en la que Toti Soler puso música a un poema de Joan Vergés y que versionara tan bien María del Mar Bonet, es uno de los leit motivs  de esta película, con una de sus estrofas incluida en el título.

Una película que no tiene banda sonora propiamente dicha, pero en la que suenan preciosos y evocadores temas, perfectamente integrados en el relato, como el espléndido ‘A la vida’, de Ovidi Montllor que canta María Arnal quien, junto a Marcel Bagés, se ha encargado de la música. Una película, de 94 minutos de metraje, dirigida y coescrita – junto a Coral Cruz y Clara Roquet – por el cineasta, guionista y montador catalán Carlos Marqués-Marcet, cosecha del 83. Una película fotografiada con excelencia y mimo por Álex García.

Una película, tercera en la filmografía de su realizador, tras ‘10.000 (2014) y ‘Tierra firme’ (2017) que se emitió anoche, por cierto, en el programa ‘Versión española’. Una trilogía, o tríptico, sobre las relaciones contemporáneas de amor y desamor en las que las mujeres tienen un papel predominante y en las que los hombres deben asumir, aunque sea más bien forzadamente, ciertos códigos de las nuevas masculinidades. Una película que narra la historia de una pareja de treintañeros, periodista y abogado aún no insertados profesionalmente, que apenas llevan juntos un año y  que deben afrontar un embarazo imprevisto con todas las consecuencias afectivas, familiares, laborales y vitales que les supone y que ni siquiera pueden calibrar.

Una película cuyo rodaje se extendió a lo largo de un año, aunque se filmara en 50 días. Una película que surgió del embarazo de su protagonista, la espléndida María Rodríguez Soto, que también forma pareja con su compañero de reparto, el excelente David Verdaguer, actor fetiche de Marqués-Marcet. Una película que nos muestra a la hija de ambos, a los padres de ella y a la grabación del parto de la intérprete. Una película de ficción, pero que tiene muchos elementos tomados de la realidad.

Una película que aborda la gestación como un proceso exento de mitos y de místicas, con sus miedos, sus incertidumbres, su fisicidad, su erótica, su esclavitud, servidumbres glorias y miserias – desde los planos personal e íntimo y social,  luego también político y desde el cuerpo de la mujer – y que la sitúa en el centro como pocas veces nos ha sido dado ver en el cine.

Una película que transpira vida y verdad. Una película que atrapa sutil, delicada y sensiblemente el microcosmos más privado y coticiano, sin caer nunca en el costumbrismo.  Una película sabia, compleja, hermosa, divertida, triste, nostálgica sin trampas y lúcida. Una película que no juega con tus emociones, pero que es profundamente conmovedora y emotiva.

Una película, Biznaga de Oro, Mejor Película, Dirección y Actriz, de la que oiremos hablar en los próximos Goya. Una película que, sin duda será uno de los filmes del verano y del año, a nivel general y español en particular. Una película a tener muy en cuenta de cara – pese a haber sido estrenada a principios de este verano – a la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra en Casa del Libro Viapol del miércoles, 2 de octubre.

Una película que nadie, nadie, nadie debería perderse.

‘En cartelera’: Regresos y llegadas

Dentro de la oferta de estrenos de este viernes que le queda a junio y de vísperas Orgullosas, destacamos, en las historias de las películas a reseñar, dos regresos y una llegada. A saber, y las comentaremos por este orden: dos norteamericanas, que también se proyectan en sus versiones originales y una española.

La primera es ‘Matrix’ (1999), de Lilly y Lana Wachowski – antes Andy y Larry, pues se sometieron a un cambio de sexo – que regresa triunfante, 20 años después, con la última tecnología. Un film mítico y de culto que nadie debería perderse, si no la han visto, o revisitar.

La segunda es ‘Los muertos no mueren’, de Jim Jarmusch en la que se producen regresos del más allá en una pequeña localidad, lo que obligará a ciertas personas a hacerles frente. Mezcla de comedia negra, terror y zombies, es un relato coral con un reparto de lujo en el que destacar a Bill Murray, Adam Driver o Tilda Swinton. Ha cosechado división de opiniones, pero está claro que hay que verla.

Y la tercera es ‘Los días que vendrán’, de Carlos Marques-Marcet (‘10.000 kms’ ‘Tierra firme’), que da cuenta de los cambios en una pareja – que lo son también en la vida real, los excelentes David Verdaguer y María Rodríguez Soto – cuando, tras un año de relación, descubren que ella se ha quedado embarazada, que también lo estuvo la protagonista durante el rodaje. Una llegada que revolucionará sus vidas… Biznaga de Oro, Mejor Película, Dirección y Actriz en el pasado Festival de Málaga, sus referencias son inmejorables y su visión, obligada.

En cartelera: Mujeres y adolescentes… varones

Con varios días de retraso, quien esto firma analiza la nueva cartelera – o la lamentablemente mínima parte que llega a nuestra ciudad de las ofertas de estrenos de esta y cada semana… – ya que es de recibo. Además, la impertinencia de una red social le ha recordado que “hace ya tiempo que las x personas que siguen Sevilla Cinéfila no tienen noticias tuyas. Escribe algo para que sepan de tí” A ello, pues.

De las películas – de temática adulta podríamos escribir, excluyendo secuelas de animación y superhéroes o de terror no especialmente distinguidas – que se proyectan desde el viernes en nuestras salas destacamos cuatro. Tres de las cuales pueden verse también en su versión original subtitulada y en la última se habla nuestro idioma. A saber, y las comentaremos por este orden, una polaca, una británica, una estadounidense y una mexicana.

La primera es ‘Un atardecer en La Toscana’, de Jacek Borcuch. Sigue a una escritor judía, ganadora del Nobel, establecida en la región italiana a la que hace referencia el título, que mantiene una relación con un joven hotelero egipcio y que – ante un suceso atroz, que conmociona las vidas de ambos – reacciona con un discurso radical al recibir un premio local,  que le traerá consecuencias. Premio Especial del Jurado en Sundance, ha interesado bastante y debe verse.

La segunda es ‘El secreto de las abejas’, de Annabel Jankel, que adapta la novela de Fiona Shaw. Ambientada en los años 50, da cuenta de la relación prohibida socialmente entre una doctora y la madre, abandonada por su cónyuge, de uno de sus pacientes. Ha generado mucha división de opiniones, pero es también una película comprometida contra la homofobia que no hay que perderse.

La tercera es ‘En los 90’, de Jonah Hill. Narra la historia de un chico de 13 años que vive en el Los Ángeles de esa década del siglo pasado que olvida sus problemas familiares con nuevos amigos skaters. Precedida de nominaciones y reconocimientos, ha cosechado contrastes de pareceres, pero no hay que obviarla.

Y la cuarta es ‘Esto no es Berlín’, de Hari Sama. Otro adolescente de los años 80, a las puertas del Mundial de Fútbol, es introducido en el ambiente nocturno clandestino de sexo y drogas por la banda gótica de la hermana de su mejor amigo. Biznaga de Plata, Mejor Fotografía y Actor de Reparto en Málaga, ha interesado bastante y no hay que perdérsela, pero… se proyecta en una única sesión a las 22 horas en el local cinéfilo de referencia, con 115 minutos de metraje. Este tipo de estrenos trampa a horarios imposibles ya se ha mencionado en estas páginas con impotencia y frustración, pero da para otra entrada…

Por la misma razón – porque es mujer, va sola al cine, no conduce y no siempre puede depender de los taxis – esta firmante renuncia a ver películas  en estas sesiones tardías. Por la misma razón, no verá la muy interesante francesa de temática gay, precedida de los mejores reconocimientos y ya citada en otra entrada, ‘Sauvage’, de Camille Vidal-Naquet estrenada el viernes, 14, y que solo se exhibe a las 22.30.

Es lo que tiene proyectar 7 títulos en cinco salas y priorizar los más comerciales – algo legítimo, aunque no estén dirigidos al público habitual… – frente a ciertas novedades, que se ven relegadas a un único pase a dichas deshoras y que, al final, son irrecuperables.

Escrito queda.