Goyas 2019: Por unas candidaturas con nombres de mujer

Cuando quien esto firma escribe estas líneas, el sábado, 8 de diciembre, aunque las publique hoy, domingo, 9, todavía no se han dado a conocer las candidaturas de unos Premios, los más importantes del cine español y que por vez primera se celebrarán en Sevilla. Unos Premios que sistemáticamente han ignorado a las directoras y a otras técnicas, excepto en las categorías tradicionalmente consideradas como “femeninas”, tales como maquillaje, vestuario, peluquería…

Pero este año debería cambiar drásticamente este estado de cosas. Porque hay – SIN PRETENSIONES DE EXHAUSTIVIDAD, Y PIDIENDO DISCULPAS PORQUE NO ESTÉN TODAS LAS QUE SON, PUES LAS EXCEPCIONES SON BÁSICAMENTE  LAS NO ESTRENADAS  EN SEVILLA – miradas fílmicas de mujeres muy a tener en cuenta. Miradas fílmicas de mujeres que deberían figurar en los apartados de Mejor Película, Mejor Dirección Novel y Mejor Dirección. Algunas miradas de las que ya se han hecho eco las nominaciones a los Premios Feroz y cuya fuente es el listado completo de la página oficial de estos galardones.

También en los apartados Guión Original, Música Original, Fotografía, Documental, Montaje y Dirección Artística hay nombres de mujer que deberían ser destacados. Se insiste, no todos los nombres, por las razones anteriormente citadas. Vamos a enumerarlas, teniendo en cuenta que el orden de los factores no altera el producto:

Mejor Película:

‘Viaje al cuarto de una madre’, de Celia Rico

‘Carmen y Lola’, de Arantxa Echevarría

‘Las distancias’, de Elena Trapé

‘El fotógrafo de Mauthausen’, de Mar Targarona

‘El silencio de otros’, de Almudena Carracedo y Robert Bahar.

Mejor Dirección:

Celia Rico por ‘Viaje al cuarto de una madre’ (también incluida en el listado de la Academia para posible Mejor Dirección Novel)

Arantxa Echevarría por ‘Carmen y Lola’ (Igualmente incluida para posible Mejor Dirección Novel)

Mar Targarona por ‘El fotógrafo de Mauthausen’

Elena Trapé por ‘Las distancias’

Mejor Guión Original:

Arantxa Echevarría por ‘Carmen y Lola’

Celia Rico por ‘Viaje al cuarto de una madre’

Elena Trapé, junto a Josan Hatero y Miguel Ibáñez Monroy, por ‘Las distancias’

Mejor Música Original:

Nina Aranda por ‘Carmen y Lola’

Mejor Canción Original:

‘Tres locuras’, compuesta e interpretada por Silvia Pérez Cruz para ‘La noche de 12 años’

‘No me ves’, de Manuela Vellés para ‘Alegría, tristeza’

‘Punk’, de Najwa Nimri para ‘El árbol de la sangre’

Mejor Dirección de Fotografía:

Almudena Carracedo por ‘El silencio de otros’

Nina Aranda por ‘Carmen y Lola’

Héléne Louvart por ‘Petra’

Mejor Montaje:

Elena Ruiz Guitart por ‘El árbol de la sangre’

Teresa Font por ‘La enfermedad del domingo’

Liana Artigal por ‘Las distancias’

Lucía Casal por ‘Petra’

Mejor Dirección Artística:

Laura Musso por ‘La noche de 12 años’

Pilar Quintana por ‘Animales sin collar’

Soledad Seseña por ‘Carmen y Lola’

Montse Sanz por ‘El árbol de la sangre’

Rosa Ros por ‘El fotógrafo de Mauthausen’

Sylvia Steinbrecht por ‘La enfermedad del domingo’

Nora Willy y Vanessa Locke por ‘Las distancias¡

Victoria Paz Alvárez por ‘Petra’

Laia Ateca Font por ‘Quien te cantará’

Mª Clara Notari por ‘Todos lo saben’

Celia Rico por ‘Viaje al cuarto de una madre’

Mejor Documental:

‘El silencio de otros’, de Almudena Carracedo y Robert Bahar.

Y todo ello sin mencionar las no vistas y de entrada, según sus referencias, más que interesantes como, entre otros ejemplos, ‘Los amores cobardes’, de Carmen Blanco; ‘El proxeneta. Paso corto, mala leche’, de Mabel Lozano o ‘Todos los caminos’, de Paola García Costas, con todas las candidaturas por categorías que, a su vez, pueden generar.

El próximo miércoles, 12 de diciembre conoceremos las nominaciones. Unas nominaciones que deberían tener nombres de mujer. La Academia tiene donde elegir.

 

 

 

 

 

Anuncios

‘Tres caras’: La mirada prohibida

El realizador iraní Jafar Panahi, cosecha del 60, es uno de los cineastas integrados en la llamada Nueva Ola de su país y de los más influyentes y prestigiosos a nivel internacional. En su filmografía, encontramos títulos tales como ‘El globo blanco’ (1995), Cámara de Oro en Cannes, ‘El círculo’ (2000), León de Oro en Venecia y FIPRESCI en San Sebastián, ‘Offside’ (2006) Oso de Plata en Berlín… entre otros tan premiados como aplaudidos.

Pues bien, este hombre ha sufrido, y sufre, persecución por parte de la teocracia fascista y misógina que gobierna Irán. Ha sido dos veces encarcelado, también junto a su familia. Ha hecho huelga de hambre en la cárcel. Se le ha retirado el pasaporte y prohibido filmar. También viajar fuera de su país. Todo ello desde 2010. Desde entonces, está en arresto domiciliario, pese al clamor internacional por su intolerable situación, por parte de colegas de renombre y pese a lo cual – admirablemente – se las ha ingeniado para rodar, EN LA CLANDESTINIDAD, con todos los riesgos que conlleva y con todas las consecuencias.

Estas circunstancias tan aberrantes son ya, de entrada, un valor añadido para la película, de 100 minutos de metraje, producida, escrita, junto a Nader Saelvar e interpretada por el propio director y Mejor Guión ex aequo en Cannes.  Un valor personal, ético y político.

Pero la historia de una famosa actriz iraní – que recibe un video más que inquietante de una chica que vive en una aldea perdida entre montañas y cuya familia no la deja irse a Teherán para estudiar en el Conservatorio – que convence al realizador para ir hasta allí y descubrir qué ha ocurrido con ella, tiene además cualidades intrínsecas que ahora se destacarán.

Tres caras, tres mujeres de tres generaciones diferentes, que representan a quien ha sido, quien lo es y quien pretende ser actriz respectivamente. Una marginada y maldita, de la que se habla pero a la que nunca vemos; otra en la cima de su popularidad, que llega a los confines más remotos, por donde transitan y la tercera, cuyo destino pende del orden patriarcal. Jafar Panahi se posiciona, siempre lo ha hecho, inequívocamente contra la feroz opresión de sus compatriotas.

Pero su mirada fílmica prohibida se detiene también en ese Irán profundo que destila todas las esencias arcaicas, opresoras y oprimidas. En el que sus gentes, hombres fundamental aunque no únicamente, son tan hospitalarias como hostiles, tan receptivas como desconfiadas, tan deseosas de novedades como cerradas y endogámicas. Es una mirada irónica, aunque empática, que destila humor – ese prepucio… –  ante tal paisanaje pero nunca hace sangre.

Entre la ficción y la realidad, entre la road movie, el thriller y el documental, otro agudo retrato de un cineasta censurado y valiente, que ama a las mujeres. Que, como en ‘Taxi’, se interpreta a sí mismo entre la persona y el personaje, muy bien acompañado por una excelente Behnaz Jaffari y la muy solvente Maedeh Erteghaei, además del reparto coral ya descrito.

Es una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del próximo miércoles, 12 de diciembre, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol.

No dejen de verla.

‘Viudas’: Ni esclavas, ni prostituídas

La enorme Viola Davis, la verdadera estrella, el mayor talento y activo de esta película – producción británica de 128 minutos, cuyo guión firman simultáneamente el propio realizador y Gillian Flynn (‘Perdida’) sobre personajes de una serie televisiva de los 80 creada por Lynda La Plante, muy bien fotografiada por Sean Bobbitt y con una excelente partitura de Hans Zimmer –   ha declarado al respecto de su papel en ‘Viudas’ : “Es la primera vez que tengo una escena de cama en la que no soy ni puta, ni esclava”.

En efecto, el inglés Steve McQueen – cosecha del 69, con títulos en su haber como ‘Hunger’ (2008), ‘Shame’ (2011) o ‘Doce años de esclavitud’ ( 2013) – le ha regalado un papel en el que, en sus propias palabras, “ella puede expresar simultáneamente su sexualidad y su poder”. La historia, ambientada en Chicago, remite a la unión entre cuatro mujeres que no se conocían, pero cuyos maridos murieron junto con el producto de un botín perteneciente a gente peligrosa que les exige el pago inmediato. Así que deciden unir sus fuerzas en un atraco, a fin de solventar la deuda.

Nada que objetar a su impecable factura, a su ritmo, a la descripción de la sordidez de los ambientes políticos más mafiosos en los que el matonismo, el racismo y las vendettas son el día a día. Nada que objetar a que los villanos sean ellos. Nada que objetar, antes al contrario, al hecho de que no sea tan solo una película de atracos al uso, gracias a  tales contenidos. Nada que objetar a sus giros argumentales, especialmente al principal, incluso aunque algunos sean tramposos.

Nada que objetar, antes al contrario. a que muestre – no es nada común – una unión interracial con mucha carga erótica. Ni a sus críticas al sexismo, al clasismo y a que ellas sean dos afroamericanas, una latina y una migrante de ascendencia polaca, todas vulnerables, pese a su fuerza personal, y ligadas a  cónyuges abusadores en distintos grados o desleales. Ni a que sus situaciones económicas – incluso teniendo trabajo o negocio propio – dependan de ellos, incluso la del status más aparentemente privilegiado.

Todo que objetarle al hecho de que desaproveche lastimosamente a un cuarteto femenino más que atractivo y potente, que teóricamente es el centro de la película. Todo que objetarle al hecho de que apenas sean descritas más que en función de los hombres o de sus relaciones con los matones y sus jefes. Todo que objetarle al hecho de que no se profundice en sus personalidades, ni en los vínculos que se crean entre ellas. Todo que objetarle al hecho de que pase muy por encima del propio golpe…

Ya hemos hablado de la enorme Viola Davis, pero también se agradecen las composiciones de Michelle Rodríguez, Elizabeth Debicki y Cinthya Erivo. La elegancia y la fuerza de Robert Duvall y Liam Neeson, aunque sus apariciones sean episódicas. El resto, Colin Farrell incluido y para no alargar más esta reseña, cumple con eficiencia sus cometidos.

Con todo y por todo, debe verse.

‘Tertulia de cine Luis Casal Pereyra en Casa del Libro Viapol. Temporada 7: Doble honor

 

El miércoles, 12 de diciembre, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol tendrá lugar la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra, como ya se ha recordado exhaustivamente en estas páginas. Lo hemos hecho con las tres películas a debate – ‘El veredicto’ (La ley del menor), de Richard Eyre; ‘Tres caras’, de Jafar Panahi y ‘El silencio de otros’, de Almudena Carracedo y Robert Bahar, todas en cartelera y las dos últimas a punto de desaparecer de ella. Tienen la entrada con actualizaciones de las salas y horarios en las que se proyectan. Aquí el enlace:

https://sevillacinefila.com/2018/11/23/tertulia-de-cine-luis-casal-pereyra-en-casa-del-libro-viapol-temporada-7-recordatorio-salas-y-horarios- actualizados -de-las-películas-a-debate/

Pero faltaba por confirmar el-la invitado-a. Será, en este caso, todo un lujo y un honor, Manolo Grosso quien, entre un amplísimo currículum que detallaremos en la sesión, fue el creador de la especialidad de Cine Europeo en el Festival de Sevilla. Certamen que dirigió entre 2004 y 2007.

Si esto no fuera poco, tendremos dobles lujo y honor, al contar con otra invitada excepcional, Paqui Maqueda, una de las protagonistas de ‘El silencio de otros’, sevillana y activamente comprometida con la reivindicación de la Memoria Histórica, de la asociación Nuestra Memoria,  de las Verdad, Justicia y Reparación, quien viajó 100.000 kms para testificar por ello ante la jueza Servini y de resultas de lo cual escribió su libro ‘En la silla del criminal’, de cuya presentación hace casi cinco años pueden ver aquí el enlace:

https://sevillacinefila.com/2014/05/24/no-solo-cine-contra-el-olvido/

Y está a punto de presentar el segundo. Nos hablará de su participación en la película y de todo cuanto queráis preguntarle.

NO OS LA PODÉIS PERDER. ESTA ES VUESTRA CITA EL MIÉRCOLES, 12 DE DICIEMBRE, A LAS 19.30, EN CASA DEL LIBRO VIAPOL. OS ESPERAMOS.

 

‘El veredicto’ ( La ley del menor): Actos y consecuencias

El director británico de películas – ‘Iris’ (2001), ‘Diario de un escándalo’ (2006)… – teatro, televisión y ópera Richard Eyre, cosecha del 43, adapta aquí a su compatriota el prestigioso dramaturgo, guionista, productor de cine y escritor Ian McEwan, cosecha del 48, – al que quien esto firma admira y del que ha leído casi toda su bibliografía, incluido este libro y los citados – muchas de cuyas novelas han sido llevadas al cine. Entre otras, ‘Amor perdurable’, Roger Mitchell (2004); ‘Expiación’, Joe Wright (2007) o ‘En la playa de Chesil’ , Dominic Cooke (2017).

Esta que nos ocupa – producción inglesa de 2017, de 105 minutos de metraje, cuyo guión lo escribe el propio novelista, con más que correctas fotografía, de Andrew Dunn, y banda sonora, de Stephen Warbeck – remite a la historia de una jueza del Tribunal Supremo londinense, experta en derecho familiar, que atraviesa una grave crisis en su matrimonio mientras que se le acumulan los casos…

… Hasta que llega a sus manos el de un adolescente, gravemente enfermo de leucemia, pero que se niega a la transfusión que podría salvarle la vida, pues tanto él como sus padres son Testigos de Jehová, religión que prohíbe tal tratamiento. En tal tesitura, decide tomar una iniciativa más que arriesgada y heterodoxa: visitar al joven en el hospital en el que está ingresado. Algo que conllevará unas insospechadas consecuencias para ambos, dada la buena sintonía que se establece entre los dos.

Estamos ante una película cuya factura clásica y hasta convencional no debería engañarnos sobre los temas que plantea. Como entre otros, la fe, la ciencia, la moral, la legalidad, la justicia, la lealtad, la cultura, la inteligencia, la intimidad, la sangre literal y metafórica, la vida, la muerte, los actos y sus consecuencias, en el contexto de un microcosmos reglado y estricto, tan inglés como universal, tan cultivado como distante, tan reprimido en las formas como intenso en los sentimientos.

Con tres brillantes interpretaciones de Emma Thompson, sobre todo y tod@s, ella, un conmovedor Fionn Whitehead y un elegante Stanley Tucci.

Quien esto firma, lo deja aquí. Es una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de la tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 12 de diciembre, en Casa del Libro Viapol. Véanla y ÚNANSE.

 

‘Tu hijo’: Noche para la ira

El sevillano Miguel Ángel Vivas – cosecha del 74, ‘Secuestrados’ (2010), ‘Extinction’ (2015), ‘Terror en la oscuridad’ (2016)… – continúa en esta su última propuesta, quinta de su filmografía, en la línea inquietante de las anteriores. Pero va más allá, porque aquí revela otra forma de horror. El horror que subyace cuando un hecho demoledor horada cualquier atisbo de autocontrol y la ira, noche para la ira…, se desboca en los peores impulsos.

Tal cosa le ocurre aquí a un prestigioso cirujano, un profesional tan cualificado como empático – espléndido José Coronado – cuando sus coordinadas vitales se tambalean al quedar su hijo adolescente – con el que tenía una muy estrecha relación de complicidad y afecto – en coma debido a la brutal paliza que le propinaron al salir de una discoteca. Descontento con la lentitud policial, decide investigar por su cuenta en garitos urbanos y noctámbulos. Una búsqueda, y unas respuestas, de las que no saldrá indemne.

El realizador aborda este relato con una puesta en escena desasosegante en la que la tensión – habitada por secretos, silencios y mentiras, pero también por verdades incómodas e insoportables – va in crescendo, conforme la mirada, y las acciones, del protagonista se vuelven más turbias en todos los sentidos. Hasta el climax final.

Y lo hace obviando la Sevilla al uso, de la que la breve y lacerante imagen de un caballo caído, agotado del arrastre de un carruaje, ya da la medida de sus intenciones, para internarse en sus microcosmos más sombríos. Y lo hace con un giro argumental que cuestiona todo lo anterior. Y lo hace con buen pulso, ritmo y madurez narrativa. Y lo hace mezclando a cómplices y víctimas, en una destructiva espiral de acción y reacción.Y lo hace…

103 minutos de metraje. La escriben su responsable y Alberto Marini. Su espléndida fotografía se debe a Pedro J. Márquez. Además del personaje central, tiene un reparto muy sólido en el que destacamos a Pol Monen y a Ana Wagener.

No deberían perdérsela.

 

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra en Casa del Libro Viapol. Temporada 7: Recordatorio, salas y horarios actualizados de las películas a debate

En esta entrada, se comentan los horarios y salas de esta semana de dos de las películas elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia del miércoles, 12 de diciembre, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol, y se insiste en el cambio de título de la tercera. ¡¡¡ESTA ES LA OPORTUNIDAD QUE QUEDA PARA VERLAS!!! Ahí van:

‘El silencio de otros’, de Almudena Carracedo y Robert Bahar. España. Para más datos sobre ella, y ver su crítica en el blog, tenéis entradas anteriores. SOLO SE PROYECTA EN EL AVENIDA Y SUS HORARIOS SON: Hoy, viernes, 30 de noviembre a las 20.30; el sábado, 1 de diciembre  y el  domingo, 2, este fin de semana, DOS SESIONES A LAS 16 Y A LAS 20.30 . El lunes que viene, 3 y el martes, 4, SOLO A LAS 20.30 horas. HASTA AHÍ LLEGA. VÉANLA YA, PUES ES PROBABLE QUE NO SIGA EN CARTELERA EL MIÉRCOLES QUE VIENE.

La que se eligió con el nombre de ‘My lady’, se llama ahora ‘EL VEREDICTO’ O ‘EL VEREDICTO. LA LEY DEL MENOR’. Es de nacionalidad británica, la dirige Richard Eyre y la protagoniza Emma Thompson. Se ha estrenado hoy y puede verse en horarios más amplios en Nervión, Los Arcos y Metromar. Está doblada, salvo el martes, 27, que tiene varios horarios en versión original, PERO SOLO EN NERVIÓN. CONSULTEN CARTELERA Y VÉANLA CUANTO ANTES.

Y la iraní ‘Tres caras’, de Jafar Panahi, también ha entrado hoy. SOLO SE PROYECTA EN EL AVENIDA EN ESTOS REDUCIDOS HORARIOS: MAÑANA SÁBADO, 1 DE DICIEMBRE Y EL DOMINGO,2, EN SOLO UNA SESIÓN A LAS 16 HORAS . También puede verse doblada en el Alameda con sesiones, al menos hasta el martes próximo, de 17.15, 19.15 y 21.15. VÉANLA CUANTO ANTES, QUE ES PROBABLE QUE EL MIÉRCOLES SALGA YA DE CARTELERA.

Tienen más datos sobre las películas en recordatorios anteriores. VÉANLAS CUANTO ANTES Y CONSULTEN CARTELERA SIEMPRE.

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra en Casa del Libro Viapol: Segundo recordatorio y advertencia importante

Segundo recordatorio de la próxima sesión de nuestra actividad – el miércoles, 12 de diciembre, pues el 5 es víspera de puente, a las 19.30 en Casa del Libro Viapol, integrada en el Viapol Center, junto a la Facultad de Derecho y a la que se accede por tranvía, metro (estación de San Bernardo) y buses tales como C1, C2, B4, 22, 25, 26, 28, 29, 38 y 52 – recordamos las películas a debatir, con especial atención en una de ellas. Son tres, a saber:

La española ‘El silencio de otros’, de Almudena Carracedo y Robert Bahar, Premio del Público al Mejor Documental en Berlín y nominada a los Premios del Cine Europeo en su categoría. Se proyectó en la Sección Special Screening del SEFF y aquí, para más detalles, tienen el enlace a la crítica que le hizo el blog:

https://sevillacinefila.com/2018/11/11/seff-xv-edicion-special-screening-el-silencio-de-otros-verdad-justicia-y-reparacion/

SIGUE PROYECTÁNDOSE EN EL AVENIDA, VIERNES, SÁBADO Y DOMINGO EN UNA ÚNICA SESIÓN A LAS 18.20, EL LUNES QUE VIENE SOLO A LAS 20 HORAS Y EL MARTES Y EL MIÉRCOLES, A LAS 18. HAY QUE VERLA CUANTO ANTES.

La británica llamada antes ‘My lady’, y elegida para debatirla con ese nombre, se llama ahora ‘El veredicto’ de Richard Eyre, sobre la novela de Ian McEwan, ‘La ley del menor’. Repetimos ‘EL VEREDICTO’. Protagonizada por Emma Thompson en el papel de una jueza que intenta, por la vías legal y personal, salvar la vida de un adolescente Testigo de Jehová, cuya religión le impide el tratamiento de su enfermedad. Se estrena mañana, viernes 23 de noviembre, en Nervión, Los Arcos y Metromar . VÉANLA CUANTO ANTES.

Y la iraní ‘Tres caras’, de Jafar Panahi. Sobre una joven que pide ayuda a una famosa actriz de este país, para escapar de su familia integrista. Esta, para comprobar la veracidad de lo afirmado por la chica, le pide ayuda al propio director de esta película, el citado Jafar Panahi, y ambos parten al pueblo de la montaña donde vive. Mejor Guión ex aequo en Cannes. Se estrena también mañana, viernes 23, en el Avenida. VÉANLA CUANTO ANTES…

…Y reserven el miércoles, 12 de diciembre, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol para acompañarnos en una sesión que promete muchísimo.

 

 

SEFF, XV Edición. Sección Oficial. ‘El peral salvaje’: En el corazón del tiempo…

Quien esto firma, reconoce haber sentido prevención ante los 188 minutos de esta producción turco-francesa, la que quedaba por ver de esta Sección Oficial, a las 12.30 de este mediodía y de la que se saldría cerca de las 16 horas, teniendo un promedio de cuatro de descanso nocturno desde que comenzó el Festival.

Quien esto firma, reconoce haber sentido prevención ante estas circunstancias, más aún conociendo el estilo insobornablemente contemplativo del prestigioso fotógrafo y cineasta turco Nuri Bilge Ceylan, cosecha del 59, con títulos en su filmografía tales como ‘Climas’ (2006), Premio Fipresci en Cannes,  ‘Érase una vez en Anatolia’ (2011), Gran Premio del Jurado en Cannes o ‘Winter sleep’ (2014), Palma de Oro en el mismo Certamen.

Pero… ‘El peral salvaje’ es toda una experiencia. Una inmersión en el corazón del tiempo desde que un estudiante de magisterio, buscando editor y financiación para su manuscrito parcialmente autobiográfico, ‘El peral salvaje’ – como uno de los árboles testigo de su infancia – vuelve a casa de su padre, también maestro, ahora endeudado con las apuestas.

Una inmersión en el corazón del tiempo, en la que vamos recorriendo sus caminos, siendo testigos de sus interminables y polémicas conversaciones con todo tipo de personajes a las que cuestiona indefectiblemente. Una inmersión en el corazón del tiempo con el bellísimo paisaje de fondo como un elemento dramático más.

Una inmersión en el corazón del tiempo, con sueños que irrumpen a modo de fantasías y recuerdos perturbadores. Una inmersión en el corazón del tiempo, en la que se debate sobre la moral, la religión, la literatura, el destino, el matrimonio o la vocación con tanta profundidad como sorna, con tanta intensidad y pasión como ironía. Una inmersión en el corazón del tiempo que hace evolucionar y crecer a los protagonistas, especialmente al más joven.

Una inmersión en el corazón del tiempo, en la que nada es previsible. Una inmersión en el corazón del tiempo en el que este se detiene y la excepcional fotografía de Gökhan Tiryaki, y una puesta en escena hermosa y sensorial, junto a la música de Bach que se hace oír en los momentos claves, crean una atmósfera única y unas emociones no adulteradas.

Una inmersión en el corazón del tiempo, de la mano de un guión sólido y flexible que firman su realizador, Akin Aksu y Ebru Ceylan. Una inmersión en el corazón del tiempo, que propicia un reparto en estado de gracia en el que destacar a Dogu Demirkol y Murat Cemcir.

A quien esto firma, por completo ajena y muy crítica al y con el microcosmos patriarcal que describe – directa e indirectamente – le pareció fascinante, divertida, amarga, conmovedora y envolvente. Claro que no estamos ante una película fácil. Claro que exige ciertos esfuerzos. Claro que a veces pesa, porque tiene mucho peso…

Una inmersión en el corazón del tiempo, en la que quien esto firma les recomienda sumergirse y dejarse llevar. Quien esto firma, ya le ha dado un Premio.

SEFF, XV Edición. Sección Oficial. ‘What you gonna do when the world is on fire?

Érase una vez un país, Estados Unidos, donde en los primeros cuatro meses de este año de gracia de 2018 “se habían producido 69 muertes por motivos raciales, donde los policías suelen disparar a negros “sospechosos y desarmados”, donde una cuarta parte de los afroamericanos que residen allí, 40 millones en total, vive bajo el umbral de la pobreza, donde la brecha salarial de estos respecto a los blancos se ha incrementado en un 40% en los últimos 50 años, con 4 millones de personas desempleadas y hasta un millón en prisión” Fuente: cineuropa

Con estos datos, el comprometido documentalista italiano Roberto Minervini, cosecha del 70, ha filmado este largometraje – coproducción entre Italia, Estados Unidos y Francia, de 123 minutos, con una espléndida fotografía en blanco y negro de Diego Romero Suárez-Llanos – con un protagonismo coral de personajes reales, con los que el director rodó en semanas anteriores para que se familiarizaran con la cámara, residentes en Louisiana.

Personajes tales como dos encantadores hermanos hijos de distintos padres y de una mujer soltera fuerte y consecuente.  Como la dueña de un bar, que ha puesto en él todo su empeño y que, tras una durísima vida y sin tener educación reglada, abre su establecimiento a la solidaridad y a fomentar la conciencia política, pero… es desahuciada. Como los renovados, y nada agresivos pues van desarmados, pero radicales en la afirmación y conciencia de su etnia, Panteras Negras. Todo ello ambientado en el verano, particularmente sangriento para esta comunidad, en el que a uno de los asesinados se le decapitó también, de 2017.

A tod@s les muestra en su día a día maternal, filial, laboral, político, lúdico, militante con tanta fuerza como convicción. Pues este grupo humano comparte generosa, activa y libremente su rabia, sus denuncias, sus advertencias, sus heridas del pasado y sus normas de auto protección al haberse producido un salvaje asesinato, atribuido al KKK  en su propio barrio.

Así, l@s Panteras claman, se manifiestan y reclaman justica visitando casa por casa y ofreciendo sus contactos telefónicos a sus vecinos. Se insiste, desarmad@s. Así, se pasean por él, reivindicándolo como territorio colectivo de color, con bicicletas iluminadas. Así, sabemos que los menores son conscientes, o les hacen serlo, de que pueden no llegar a la veintena en algunas malas calles…

No todo el material tiene el mismo interés. Pero, desde luego, hay que verla.