‘Fences’: Patriarcado negro

Dentro de la justa y legítima cuota afroamericana en las nominaciones a los Oscars 2017 – explicitada como reacción contraria el año pasado en el hashtag #OscarsSoWhite – ha habido ausencias injustas en la categoría de Mejor Película como la de ‘Loving’, de Jeff Nichols y presencias incomprensibles como la de esta que nos ocupa.

Producción estadounidense de 139 minutos de duración. Guión de August Wilson, escrito antes de su muerte en 2005, sobre su propia obra teatral fechada en 1983 y ganadora de los Premios Pulitzer y Tony al Mejor Drama. Fotografiada por Charlotte Bruus Christensen y su banda sonora se debe a Marcelo Zarvos.

Dirige e interpreta, Denzel Washington quien hizo lo propio en Broadway en 2010, junto a Viola Davis, trabajo por el que ambos recibieron sendos Tonys y por el que la actriz ha ganado un Oscar en la absurda categoría, elegida por ella, de Actriz de Reparto. Según parece, así se aseguraba la estatuilla que, en el apartado de protagonista, llevaba el nombre de Emma Stone. Pero, vamos, su personaje es cualquier cosa menos secundario…

Esta historia de un basurero en el Pittsburg de los años 50 – que trata de sacar adelante a su familia afrontando una radical inferioridad de condiciones en función de su clase y, sobre todo, de su raza – es rodada por su realizador con una lealtad tal a la obra original, que la convierte en un aburrido, y sobrado de metraje, teatro filmado puro y duro.

Sobre todo, duro. Estático, discursivo, lineal y discurriendo apenas por dos escenarios, la cocina y el patio trasero, con algo de la calle del mísero barrio donde habitan los personajes de esta función. Padre, madre, hijos, compañero y amigo. Los diálogos son a dos o a tres y la narración fílmica se basa en ellos, son el eje del relato.

Con tal procedimiento narrativo, se dispersan las denuncias – algo que no ocurre en un escenario – a la intolerable situación de explotación y segregación en las que vivían, o malvivían, dich@s ciudadan@s. Porque tales temas, con un trasfondo político claro, se ven mezclados, en un indigesto totum revolutum, con los presuntamente privados, personales, recuerdos-batallas del pater familias y un largo etcétera.

Hablando del pater familias nada más insidioso que la visión tan acrítica y complaciente que se da de un hombre desleal, déspota y autoritario que ejerce su poder absoluto sobre su mujer e hijos. Esta mujer y estos hijos que, pese a replicarle y a enfrentarse tímidamente a él, lo exculpan de haber destrozado sus vidas en aras de su mandato patriarcal, en una conclusión mitificadora, épica y más bien bochornosa. El reparto está impecable, no solo los excelentes Washington y Davis ya citados.

Escrito queda. La pelota, en sus tejados.

‘En cartelera’: Reglas y excepciones

En la cartelera que se inauguró ayer, continúa la regla – muy bien señalada por Rosa de los Reyes, nuestra invitada de la pasada tertulia – del protagonismo y las historias masculinas. Con dos excepciones, aunque una de ellas insidiosa, que comentaremos luego.

Seis películas, seis, destacamos de entre esta oferta, de diverso interés y calidad. Tres en versión original, en todas o en algunas de sus sesiones, una francesa, una belga y una iraní, y tres españolas. Las detallaremos por este orden.

La primera es ‘El señor Henry busca piso’, escrita y dirigida, basada en su propia obra, por Ivan Calbérac. Una comedia dramática sobre un anciano que, a instancias de su hijo, decide alquilar una habitación a una joven estudiante. Este hecho, unido al carácter difícil del protagonista, provocará una serie de conflictos familiares. División de opiniones, pero…

La segunda es ‘La chica desconocida’, de los prestigiosos hermanos realizadores Jean Pierre y Luc Dardenne. Una suerte de thriller muy peculiar, y socialmente comprometido, como es habitual en ellos, que tiene una protagonista absoluta, una de las dos excepciones que se mencionaban al principio. Se trata de una joven doctora que se siente culpable por no haber abierto la puerta de su consultorio, ya cerrado, a la llamada de alguien. Y esta persona apareció muerta poco después, la chica del título, y ello la hace iniciar una investigación por su cuenta.

Es una de las elegidas para debatir en nuestra próxima tertulia del miércoles, 5 de abril. DEBE VERSE CUANTO ANTES. Se proyecta en el Nervión, doblada en casi todos los horarios y en versión original solo en algunos días y sesiones. Consultar cartelera. Quien esto firma, la vio ayer como única espectadora y muy pronto tendrán la crítica en el blog. CUIDADO QUE PUEDE DURAR MUY POCO. Ha cosechado división de opiniones, pero su visión es obligada.

La tercera es ‘El viajante’, de Asghar Farhadi, flamante Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa y libremente inspirada en la obra de Arthur Miller. Sobre una pareja joven que se ve afectada por un dramático incidente que le ocurrió al anterior inquilino de su casa en Teherán. Es otra de las elegidas para la tertulia, se proyecta en el Avenida, sus referencias son espléndidas y no hay que perdérsela bajo ningún concepto.

La cuarta es ‘Ira’, escrita y dirigida por Jota Aronak. Una ópera prima, de bajo presupuesto, entre la realidad y la ficción de un falso documental sobre la venganza, que ha gustado bastante y debe ser vista. En Nervión, véanla pronto.

La quinta es ‘Neckan’, de Gonzalo Tapias. Una mirada a la retirada de tropas españolas en el Tetuán de los años 50, con el fin del Protectorado, centrada en la figura de un abogado. Contraste de pareceres, pero se le puede dar una oportunidad. Muy pocas sesiones, hoy solo una, en el Nervión. Así que ya saben…

Y la sexta, segunda excepción a la regla dos veces citada del protagonismo masculino absoluto, aunque esta vez en negativo, es ‘El guardián invisible’, de Fernando Gonzáles Molina, adaptación de la primera novela de la famosa Trilogía del Baztán, de Dolores Redondo. Referencias irregulares, pero…

‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 5: Acordes y desacuerdos

A L. C. P y a D. M. V., con todo mi cariño y mi ánimo.

 

Otra multitudinaria, intensa y arrolladora sesión de nuestra tertulia la de esta noche. Con una conductora, Rosa de los Reyes Sainz de la Maza – cinéfila desde la infancia y que tiene, pese a su modestia, un más que estimable currículum de cursos, jornadas, seminarios y talleres sobre el lenguaje fílmico como alumna y proyectándolo, a su vez, en su alumnado al tiempo que ponente en coloquios, mesas redondas, presentaciones de películas y en monográficos tales como El Antiguo Egipto, Vampiresas hollywoodenses o sobre Orson Welles con la Asociación Linterna Mágica – que situó perfectamente las elegidas para debatir.

Y a fe que hubo debate… Comenzando por ‘Moonlight’, de Barry Jenkins, flamante ganadora de tres Oscar al Actor de Reparto, al Guión Adaptado y a la Mejor Película. En general, se apreciaron su transgresión, complejidad, su visión de la comunidad negra desde dentro – no hay blanc@s en ella – del barrio del Miami de color y más desarraigado, donde crecieron el autor de la obra en que se basa y el director, sus elipsis, su testimonio autobiográfico, sus personajes, la figura paterna no biológica, el traficante diferente, sus actores y actrices y su final abierto.

Pero se le reprocharon algunos desajustes de ritmo y de interés narrativo en el tercero de sus capítulos, la ambivalencia incluso en la opción sexual del protagonista, ciertos cabos sueltos en la historia y hubo quienes no conectaron emocionalmente con ella. Se discutió sobre si hubiera sido la historia parecida de haberse rodado en Las Tres Mil Viviendas o en ambientes marginales blancos o no…

‘Manchester frente al mar’, de Kenneth Lonergan, que acaba de conseguir también dos estatuillas al Guión Original y al Mejor Actor, intensamente contestadas y ratificadas. La del Guión, porque contraviene las normas del maestro Billy Wilder de lo que debe ser una buena escritura cinematográfica según unas opiniones o, por el contrario, para otras, todo un acierto, dentro de como la anterior, los parámetros del cine independiente y de una narrativa no convencional.

Casey Affleck, buen actor, pero acosador sexual que sí o no debería haber sido galardonado. Y, en cuanto a la historia, fría o contenida, emocionante o no, se apreció que la distanciara pues, con ese material, hubiera resultado un dramón. Se diseccionaron los personajes masculinos, los femeninos, el reparto, el duelo, la culpa, la pérdida, el manejo del dolor, la responsabilidad o no del protagonista en la tragedia que provocó. El subrayado, pertinente o innecesario, del Adagio de Albinoni en ella. Michelle Williams y su conmovedora escena…

Testimoniales fueron ya los comentarios sobre el injusto trato dado a ‘Felices sueños’, del clásico y prestigioso Marco Bellocchio, que ha durado apenas seis días en la cartelera, pese a su calidad e interés, lo que provocó que gran parte de l@s asistentes no la hubieran visto.

Como alternativa, ‘Figuras ocultas’, de Theodore Melfi, suscitó la unanimidad en su valor para visibilizar a unas científicas tan significativas por sus aportaciones  y su extraordinario talento, que sufrieron el racismo más feroz, pero también el sexismo. Aunque se le reprocharon cierta ramplonería y convencionalismo narrativos, una historia de mujeres que nuestra invitada destacó frente a la abrumadora presencia de las masculinas…

El miércoles, 5 de abril, más. Debatiremos sobre la iraní ‘El viajante’,  de Asghar Farhadi, Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa, que entra pasado mañana, viernes, 3 de marzo, en el Avenida; sobre la belga ‘La chica desconocida’, de Jean Pierre y Luc Dardenne, que lo hace también el mismo día, pero en Nervión, CONSULTAR DÍAS Y SESIONES. Hay que verlas, en cualquier caso, LO ANTES POSIBLE. Y sobre la danesa ‘Bajo la arena’, de Martin Zandvliet, nominada por su país como película extranjera, que se estrenará el viernes de la semana que viene, 10 de marzo. Se insiste, HAY QUE VERLAS MUY PRONTO.

Gracias a La Casa del Libro, a Rafael García, a Rosa de los Reyes, a Miguel Olid Suero, fiel seguidor, a Enrique Colmena, que nos honró con su presencia y a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial por hacer de cada sesión una velada memorable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Postdata:

Tenemos el honor, el lujo y la alegría de confirmar que José Iglesias Blandón, nuestro querido Pepe Iglesias, periodista, gestor cultural y escritor entre un amplio y larguísimo etcétera, será el invitado de nuestra sesión de abril. Como coordinador de actividades de La Casa del Libro hizo un magnífico trabajo con la tertulia, que siempre le agradeceremos. Flamante autor de la novela ‘Centzontle’, cuya lectura recomendamos vivamente, puede ser una buena ocasión este encuentro para llevar ejemplares del libro y que nos lo firme.

‘La Palabra y la Imagen’: Recordatorio urgentísimo

Quien esto firma, aún con la resaca de la noche con el broche final más bochornoso de la Historia de los Oscar, quiere recordar , con esta entrada, que la próxima sesión de nuestra tertulia de cine, La Palabra y la Imagen, será pasado mañana, miércoles, 1 de marzo, a las 19.30 de la tarde, en la cuarta planta, sala de actividades, de la sevillana Casa del Libro, calle Velázquez.

Comentaremos dos películas estadounidenses, ‘Manchester frente al mar’, de Kenneth Lonergan, flamante ganadora de dos Oscar al Mejor Guión Original y al Mejor Actor. ‘Moonlight’, de Barry Jenkins, que se llevó tres al Mejor Guión Adaptado, al Mejor Actor de Reparto y a la Mejor Película y una italiana, ‘Felices sueños’, de Marco Bellocchio.

Respecto a esta última, al haberse proyectado en cartelera un tiempo mínimo, la mantendremos, pero también tendremos la opción de debatir en su lugar ‘Figuras ocultas’, de Theodore Melfi.

Nuestra invitada, todo un lujo y un honor, será Rosa de los Reyes, una profesora de Geografía, Historia y Arte, apasionada del cine quien, entre un extenso currículum de aprendizaje y magisterio del lenguaje del llamado Séptimo Arte, enfocado en las aulas, destaca por los monográficos impartidos en los talleres de Linterna Mágica dedicados al Antiguo Egipto, Vampiresas, mujeres fatales y otras chicas malas del Hollywood de los años 40 o a Orson Welles. O por su participación en coloquios, mesas redondas o presentaciones de películas organizadas por dicha asociación.

Ya lo saben. La entrada es libre. Promete muchísimo. No se la pueden perder. Les esperamos.

 

 

 

 

‘And the Oscar goes to…’ : Quinielas y deseos

Quien esto firma,  por cortesía del periodista y amigo Juan Antonio Pérez López, a quien le estará siempre agradecida, ha tenido el privilegio de vivir cinco años consecutivos, incluyendo el pasado, la que considera que es la  noche en blanco cinéfila más hermosa y el insomnio con más glamour, en la emisora de radio del Sevilla Fútbol Club, en las entrañas de su Estadio y en la mejor compañía. Experiencias memorables, que ha reflejado en este blog.

Pero en la presente edición, la de la madrugada de mañana domingo al lunes, habrá de apañárselas on line, como buenamente pueda. Así que intentará, en esta entrada, reseñar su quiniela deseada en las categorías principales, frente a las que tod@s l@ expert@s dan por seguras. Con las salvedades de que aún no ha visto ‘Fences’, de Denzel Washington, estrenada ayer y que no piensa ver ‘Elle’, de Paul Verhoeven. A saber…

Mejor Película:

Será para ‘La La Land’, de Damien Chazelle. Pero, y pese a que le gustó esta favorita indiscutible, el corazón de la firmante está dividido entre ‘Comanchería’, de David Mackenzie y ‘Moonlight’, de Barry Jenkins, ambas magníficas

Mejor Director:

También Damien Chazelle, ‘La La Land’, alzará la estatuilla. Pero las preferencias de esta firmante están con Barry Jenkins por ‘Moonlight’.

Mejor Actor Protagonista:

Todos los ojos están puestos en Denzel Washington por ‘Fences’, un actor siempre sólido, y más este año con la cuota afroamericana tan presente. Casey Affleck, está excelente en ‘Manchester frente al mar’, de Kenneth Lonergan, pero ha caído justamente en desgracia, por las acusaciones de acoso sexual que pesan sobre él.

Mejor Actriz Protagonista:

Irá a parar a las manos de la maravillosa Emma Stone por ‘La La Land’, pero, aunque quien esto firma lo celebre, va a lamentar que las extraordinarias composiciones de Ruth Negga en ‘Loving’, de Jeff Nichols y, sobre todo, de Natalie Portman en ‘Jackie’, de Pablo Larraín, se vayan de vacío. Isabelle Huppert es enorme, pero esta feminista se niega a ver ‘Elle’.

Mejor Actor de Reparto:

Según todos los indicios, lo recogerá Mahershala Ali por ‘Moonlight’. Justo y necesario, pero ese Jeff Bridges de ‘Comanchería’ no debería tener rival.

Mejor Actriz de Reparto:

Subirá a por él Viola Davis por ‘Fences’, pero también Naomie Harris por ‘Moonlight’, Octavia Spencer por ‘Figuras ocultas’, de Theodore Melfi y Michelle Williams por ‘Manchester frente al mar’ han hecho méritos suficientes para conseguirlo.

Mejor Guión Original:

Parece que Kenneth Lonergan por ‘Manchester frente al mar’ tiene todas las posibilidades, pero el de Taylor Sheridan por ‘Comanchería’ es el mejor, a juicio de esta firmante.

Mejor Película de habla extranjera:

Muy empatadas, la alemana ‘Toni Erdmann’, de Maren Ade y la iraní ‘El viajante’, de Asghar Farhadi. Al no haber visto la segunda, quien esto firma se decanta por la primera. Porque, todo hay que decirlo, estos Oscar tampoco tienen nombre de mujer.

Escrito queda.

‘En cartelera’: La animación al poder

La oferta de películas de estreno de este viernes presenta la particularidad de que las que tienen mejores referencias son, precisamente, dos de animación. Una suiza que, lamentablemente, se proyecta doblada y otra española. Junto a ellas, tres dramáticas de distinto signo – una británica y dos estadounidenses – que sí se exhiben en versión original subtitulada, en todas o en algunas de sus sesiones. Consulten siempre la cartelera, días y horarios. Las comentaremos por este orden.

La primera es ‘La vida de Calabacín’, de Claude Barras. Acerca de un niño que debe ingresar en una casa de acogida, tras perder a su madre. Pese a los conflictos iniciales, el centro terminará siendo para él un verdadero hogar. Precedida de numerosos premios y nominaciones, como una a los Oscar en su especialidad. Para personas de todas las edades, no hay que perdérsela.

La segunda es ‘Psiconautas’, de Pedro Rivero y Alberto Vázquez, sobre el cómic de este último. Se trata de animación adulta, sobre dos amigos exploradores que buscan un lugar donde vivir pues su entorno está muy contaminado. Transgresora y distinta, se hizo con el Goya en su categoría y sus críticas son excelentes. Hay que verla.

La tercera es ‘T2 Trainspotting’, de Danny Boyle. Secuela del famoso título de su autor, de 1996. Ha cosechado división de opiniones, pero se le puede dar una oportunidad.

La cuarta es ‘Fences’, dirigida e interpretada por Denzel Washington, basada en la obra teatral de August Wilson, quien también firma su guión. Ambientada en los años 50, narra la historia de un padre afroamericano que lucha contra el racismo al tiempo que saca adelante a su familia. Cuatro nominaciones a los Oscar, entre ellas la de Mejor Película, aunque ha generado reticencias entre los especialistas. En cualquier caso, se impone su visión.

Y la quinta es ‘Swiss Army Man’, de Dan Kwan y Daniel Scheinert. Cine independiente made in USA, cuya sinopsis – que se transcribe de la imprescindible página de consulta FilmAffinity – reza así: “Tras una larga temporada aislado en una isla desierta, Hank encuentra compañía y amistad en el flatulento cadáver de un joven que el agua ha traído hacia la orilla”. Tal cual. Sus referencias son estupendas y viene precedida de muchos reconocimientos. Así que ya lo saben. No hay que obviarla.

 

 

‘Jackie’: Memorias de Camelot

El chileno Pablo Larraín, cosecha del 76 – que tiene en su haber títulos notables como ‘Post Mortem’ (2010), ‘No’ (2012) o ‘El club’ (2015) – llegó a filmar esta película porque antes desistieron de hacerlo Steven Spielberg y Darren Aronofsky (‘El cisne negro’). Fue precisamente este último quien se la propuso, tras comprar los derechos. Así lo cuenta en unas declaraciones a Pablo Marín en La Tercera. Y también que fue tanto un reto como una sorpresa para él, dada su trayectoria cinematográfica citada.

Comenta asimismo que tuvo acceso a un archivo riguroso y preciso de los hechos del magnicidio “al minuto: quienes estaban donde estaban y qué estaban haciendo. Es lo que se ve en la película, cómo sucedieron los hechos documentados. Ahora, una vez puertas adentro, nadie sabe lo que pasó y podemos meternos e imaginarlo”.

El hilo conductor de esta refinada, diferente y fascinante ‘Jackie’ es la entrevista, para Life, que el periodista e historiador Theodore White le hizo a la protagonista una semana después del asesinato del presidente, el 29 de noviembre de 1963, en la que ella va recordando algunos acontecimientos de su vida con el mandatario y, especialmente, los detalles de su trágico final.

Entrevista que ella controló de principio a fin, con la aquiescencia de su autor – a quien da vida aquí un eficaz y matizado Billy Cudrup – y en la que contribuyó decisivamente a forjar el mito del hombre y de su administración. Una legislatura de 2 años, 10 meses y 2 días,  a la que comparó con Camelot, musical de Alan Jay Lerner, que la pareja admiraba y cuyo tema final – con estrofas tales como  “que no se les olvide que, por un breve momento resplandeciente, hubo un Camelot” – escuchaban cada noche antes de acostarse.

Pero también incide, aunque sea brevemente, en su relación con Robert, Bobby, Kennedy – excelente Peter Sarsgaard – ; con su asistente personal – magnífica Greta Gerwig – uno y otra depositarios de sus confidencias. Y con el sacerdote católico – inolvidable John Hurt… – y consejero espiritual, mientras preparaban el entierro – que se hizo presidencial, a su manera – y a cuyos consuelos convencionales respondió, entre otras cosas: “¿Está Dios también en la bala que mató a mi marido?”

Entre la realidad de los hechos y la ficción de la intimidad, Pablo Larraín construye un relato singular, sutil y elegante. Tanto como su protagonista, una prodigiosa Natalie Portman. Su acercamiento a ella es compasivo y cáustico, teñido tanto de admiración como de distancia.

Una mujer fuerte y determinada, que no quiso quitarse el famoso vestido rosa de Dior manchado con la sangre de su marido: “Así verá todo el mundo lo que le han hecho”. Una mujer valiente, que afrontó el peligro de caminar junto al féretro con John-John y Caroline de la mano. Una mujer consciente de su paso a la posteridad no solo, por la obligada en la época, vía conyugal. Una mujer, icono de belleza y elegancia, pero profundamente cultivada.

Y también una mujer rota, vulnerable, en shock, traumatizada y rabiosamente airada con un destino cruel que quebró su modus vivendi y su estatus de primera dama – “no tengo nada”- en mil pedazos. Estas son las algunas de las Jackies posibles, en esos meses claves del siglo pasado, que con tanto talento como contención, con tanta intensidad como delicadeza, con tanta lucidez como mordacidad, nos revela Pablo Larraín.

Producción norteamericana de 95 minutos de metraje. Su brillante guión lo firma Noah Oppenheim. Su hermosa fotografía, Stéphane Fontaine y su bella partitura, Mica Levi. Precedida de reconocimientos varios y de tres nominaciones a los Oscar.

No deberían perdérsela.

Urgentísimo: Suspendida la convocatoria de hoy del XII Muestra del Audiovisual Andaluz de Sevilla

Acaban de pasarnos una nota en la que se suspende la convocatoria de hoy de la proyección en el Cicus del documental de Paola García Costas, ‘Línea de meta’, y su posterior coloquio, cuyo recordatorio tienen en otra entrada anterior.

El texto es el siguiente : “Estimad@s amig@s, debido a problemas técnicos en la sala de proyección acontecidos en las últimas horas, lamentamos informaros que será imposible hoy la proyección de ‘Línea de meta’, programado hoy en el Cicus, a las 18 horas, con posterior coloquio.  Disculpad las molestias y os mantendremos informad@s del día y la hora en los que se desplaza el evento. Gracias.

Ya lo saben. Escrito queda.

 

XII Muestra del Audiovisual Andaluz de Sevilla: Recordatorio urgente

El próximo lunes, 20 de febrero, a las 18 horas, en el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, CICUS, calle Madre de Dios, 1, tendrá lugar la XII Muestra del Audiovisual Andaluz de Sevilla. Está organizado por el propio Centro, la Fundación Audiovisual de Andalucía, la Filmoteca andaluza, Asfaan – Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía – y el Sevilla Festival de Cine Europeo.

A la hora citada, se proyectará ‘Línea de meta’, documental escrito y realizado por la periodista y cineasta Paola García Costas, que viene precedido de excelentes referencias, además de ser premiado en muchos festivales y ser también candidato al Goya. Pudo verse el pasado verano en el excelente ciclo ‘Una mirada documental’, que coordina el amigo y crítico Miguel Olid Suero.

En él se narra la historia de un padre coraje que corre maratones empujando el carro de su hija María, diagnosticada de una enfermedad rara llamada Síndrome de Rett, para así concienciar y visibilizarla.

Una vez terminada la proyección, se abrirá un coloquio en el que participarán la propia realizadora, Antonia Leal Núñez, representante de la Asociación Española del Síndrome de Rett y May Silva, directora de la Fundación Audiovisual de Andalucía. Modera el citado crítico y amigo, Miguel Olid Suero.

Un evento del máximo interés, que no deberían perderse.

No solo cine. El CAL en Infanta Elena: Figuras ocultas

¿Por donde empezar para no eternizar esta crónica y, sin embargo, hacer justicia al inmenso regalo que el Centro Andaluz de las Letras, a través de Letras Capitales y en su sede habitual de la Biblioteca Pública Infanta Elena, nos ha deparado esta noche con la presentación de la imprescindible novela de esa ilustre e injustamente desconocida que es Elena Fortún, ‘Oculto sendero’, que ha reeditado magníficamente Renacimiento?

Tres mujeres, tres, glosando a otra y recuperándola para la gente lectora. Una gestora cultural, Ana Cabello; una editora, Cristina Linares y una autora, investigadora y experta en su obra, María Jesús Fraga. Ellas, según la directora del centro, la reviven, la resguardan y la reivindican.

Ana describió el corsé impuesto por el patriarcado, a principios del siglo pasado, a las mujeres como hijas, madres y esposas. Como prisioneras sin voz, ni voto, ni identidad y condenadas a la sumisión. Pero dos instituciones rescataron a muchas de ellas, la Residencia de Señoritas y el Lyceum Club Femenino, que consiguieron ciudadanas diferentes, cultas, inquietas, creativas, luchadoras y nada convencionales.

Una Edad de Plata de espléndidas autoras, políticas, intelectuales y artistas a las que la Historia Oficial condenó al olvido, en beneficio de sus pares masculinos de la Generación del 27 . Glosadas, y conocidas algunas, como ‘Las Sinsombrero’ quienes, con la República, consiguieron importantes cambios jurídicos y sociales como el voto, el divorcio y la campaña por la abolición de la prostitución . Rompieron esquemas y corsés, recuperaron la entidad e identidad de sus compañeras de sexo, conquistaron libertades, a costa de ser vejadas e insultadas por misóginos ilustres que sí han logrado pasar a la posteridad…

El golpe de Estado arrasó con todo ello y la Sección Femenina ratificó el castrador modelo anterior. ‘Oculto sendero’ habla de todo ello, de la encrucijada entre ambas opciones y de ese camino por el que mujeres como ella debieron transitar en soledad.

María Jesús recomendó viva e intensamente su lectura. Fortún la escribió en su exilio argentino, en el que supo recomponerse y hacerse un espacio, con tinta y espíritu violeta. Pidió que quemaran el manuscrito antes de morir, pero sus amigas, felizmente, no la obedecieron. Describió a la autora con pasión, su espíritu de lucha, su adaptación a nuevas y difíciles circunstancias.

Al camino de su vida, como la metáfora de su libro, angosto, sin señales y amenazante. Camino que afrontó con valor y humor hasta en sus sufrimientos finales, a causa de su enfermedad. Al contenido lésbico de esta obra. A su final abierto. A esa opción sexual sin nombre. A sus personajes, descritos tan bien en sus diálogos, a su carácter tan cinematográfico. A ese marido, también escritor que calificaba su literatura como “merengue de fresa” y a cuyos escritos le irritaba corregir. A la inolvidable Celia…

Gracias al Centro Andaluz de las Letras, a la Biblioteca, a Ana Cabello, a Cristina Linares y a María Jesús Fraga por una velada memorable y por devolvernos a Elena Fortún y a esas extraordinarias mujeres, a esas figuras ocultas, tan injustamente olvidadas e invisibles, aún en pleno siglo XXI, en y por este país desmemoriado e ingrato. Léanla, léanlas, conózcanlas, hónrenlas y asuman la deuda de gratitud permanente que con ellas tenemos. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.