Series en plataformas, Netflix. ‘Intimidad’, Temporada 1: Destrozando vidas…

Hace apenas dos semanas se cumplía el tercer aniversario del suicidio de Verónica – 32 años, casada, con dos hijos de cuatro años y nueve meses respectivamente, trabajadora de la fábrica de camiones CNH Industrial del grupo Iveco, «una chica buenísima, contenta, loca con sus niños y siempre muy positiva» – un suicidio, un asesinato inducido a todos los efectos, provocado por la difusión de un video sexual suyo de hace unos años que fue ampliamente difundido entre sus «compañeros».

«Compañeros» que no se cortaron en señalarla, comentar a sus espaldas, burlarse, ir hasta su puesto de trabajo de carretillera en grupos para mirarla… Lo puso en conocimiento de Recursos Humanos que lo consideró «un asunto privado», de la dirección de la empresa que le ofreció denunciarlo o un traslado que empeoraría aún más su situación y, cuando llegó a conocimiento de su marido con quien sostuvo una fuerte discusión, supo que no podía seguir adelante y se ahorcó.

El caso se archivó, el principal sospechoso, un ex novio, fue descartado y quedó en libertad sin cargos y la investigación prometida por la jefatura nunca tuvo lugar. Todos fueron culpables: quien lo envió, quienes lo difundieron, quienes lo vieron, quienes la señalaron, quienes se burlaron e hicieron comentarios zafios, quienes no lo atajaron, quienes no lo denunciaron…

Esta serie que nos ocupa tiene a este acto infame y apenas castigado – el de la violación y difusión de videos privados de la intimidad sexual de dos mujeres sin autorización, ni conocimiento, de las interesadas, legalmente tipificado como «delito de descubrimiento y revelación de secretos», que comporta penas, que se nos antojan mínimas…, de 3 meses a 1 año de prisión o multas de 6 a 12 meses – como tema principal.

Dos mujeres radicalmente distintas son las víctimas: una política, hay que recordar también el caso real -sufrido por Olvido Hormigos cuando era concejal de un pueblo de Toledo – y la otra, operaria de una fábrica – en un claro homenaje, que esta firmante piensa que no es involuntario, a la malograda Verónica a la que hemos hecho referencia en el principio de esta entrada – cuyas familias, parejas y entornos sufren también los daños colaterales, aunque no siempre estén a la altura de la empatía debida ni por pasiva, ni por activa.

Reiterar que son mujeres es incurrir en una obviedad. Porque, dado el machismo reinante, dada la doble moral sexista, este tipo de atentados a la intimidad sólo les afecta y les destroza la vida a ellas. A ellas que, como las protagonistas de ‘Intimidad’ son acusadas, acosadas, señaladas, cuestionadas, criticadas, marginadas, excluídas…

Ellas que se sienten culpables por haber ejercido su derecho a tener las relaciones sexuales deseadas – en uno de los casos; en el otro, se revela a lo largo del metraje, no está tan claro – sin que indeseables traicionaran su confianza por motivos personales, económicos o políticos. Y sin que otros indeseables visionaran y proyectaran su burla y su desprecio sobre ellas.

Sobre una y otra y sobre sus entornos más próximos. En el caso de la vicealcaldesa y teniente de alcalde, independiente por más señas – que deberá sortear todo tipo de traiciones y puñaladas traperas por mantenerse firme ante el chantaje «moral» de compañeros de partido y empresarios, con el apoyo ambiguo de la jefa de la formación y el incondicional de su asesor – los de su hija adolescente, a la que todo el asunto le genera una dolorosa crisis, su padre tan ausente y distante y su ex la repudian al principio aunque…

En el de la obrera, es su hermana quien abandera, incluso pese a sí misma, la lucha para hacerle justicia pese a las incomprensiones de sus seres más queridos, pero también de apoyos inesperados. Esta mujer silenciosa y tímida, profesora muy empática y querida, será capaz de llegar hasta el final con todas las consecuencias. Al tiempo que se nos ofrece el calvario sufrido por quien había logrado rehacer su vida y encontrarse a sí misma y…

Ellas tres Malen, Ane y Begoña, junto a la inspectora Alicia, que no cesa tampoco en su batalla contra estos atentados a la intimidad y tiene sus propias contradicciones personales, constituyen el eje vertebrador del relato.

De un relato narrado en ocho capítulos de 48 minutos de metraje, ambientado en un Bilbao tan urbano e institucional como en sus paisajes montañosos de una hermosura que corta el aliento. De un relato en el que se oyen el castellano y el euskera. De un relato creado por dos mujeres, Laura Sarmiento y Verónica Fernández, quienes también lo escriben y dirigen algunos de sus episodios junto a Jorge Torregrosa, Koldo Almandoz, Ben Gutteridge y Marta Font.

De un relato que tiene una espléndida fotografía de Javier Agirre Erauso y una no menos notable banda sonora de Aitor Etxebarría. De un relato habitado por actrices tan magníficas y entregadas como Itziar Ituño, Verónica Echegui, Ana Wagener y Patricia López Arnáiz, pero también con el lujo de Emma Suárez o Yune Nogueiras, junto al resto del excelente reparto.

De un relato, de una serie, filmada con elegancia, intensidad y contención. Que cuida y mima a sus personajes que van evolucionando ante nuestros ojos. Que es una propuesta feminista narrada con el corazón y con la inteligencia, muy bien dialogada y que sabe mostrar con lucidez y sabiduría los ambientes tan contrapuestos en los que se desarrolla. Que tiene una conclusión, que tiene unas conclusiones irreprochables.

No se la pierdan.

En cartelera desde Viva Sevilla: Tres miradas de mujer entre lo más destacado de la oferta de estrenos de hoy

Aquí tienen el enlace a la colaboración de esta firmante esta semana en Viva Sevilla. Una mirada crítica a lo más destacado de la oferta de estrenos de este viernes tórrido.

https://vivasevilla.es/sevilla/1055941/cine-en-sevilla-tres-miradas-de-mujer-compiten-con-la-secuela-de-jurassic-world/

Pues ya lo saben. Consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra en Casa del Libro Viapol: ¡¡¡Habrá décima temporada!!!

A requerimiento de esta firmante sobre el futuro de nuestra actividad, el director de Casa del Libro Viapol, Rafael García, le ha respondido con un correo en el que escribe literalmente: «Claro que contamos con la tertulia para la próxima temporada. Seguiremos teniéndola el primer miércoles de cada mes a la misma hora salvo que, por necesidades de la librería, necesitásemos cambiar alguna vez de día que lo comunicaríamos con la suficiente antelación»

A esta alegría se añade que el muy cualificado crítico y amigo Quique Colmena seguirá compartiendo con quien esto firma los trabajos de la actividad e impartiéndonos lecciones de cine. Confirmado por él mismo.

Así que ya tenemos fecha para la próxima sesión que inaugurará el curso y la décima temporada: el miércoles, 5 de octubre, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol. Cuando se vaya acercando la fecha, se comunicarán los títulos a debatir en función de los estrenos más interesantes. Además de la posibilidad de comentar lo más estimulante visto en vacaciones.

Entre tanto, MUY FELIZ VERANO. #TertuliaDeCine #CineEntreLibros

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 1 de junio, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol: ¡¡¡Feliz verano!!!

Una sesión minoritaria esta del fin de curso y de la temporada de la tertulia de cine Luis Casal Pereyra, pero muy intensa y participativa. Tanto es así que nos sorprendió casi la hora de cierre de la librería debatiendo, coincidiendo, discrepando y matizando sin tregua, ni tiempos muertos. Con más espacio, en todos los sentidos, para las intervenciones de las asistentes. Pues, a excepción de Quique Colmena, amigo, experto muy cualificado y compañero de coordinación en las tareas de la actividad en esta novena temporada, todas éramos mujeres.

Al no haber propuestas de películas, pudimos comentar cuatro títulos. Comenzamos con ‘Cinco lobitos’, la deslumbrante y ganadora absoluta del Festival de Málaga ópera prima de Alauda Ruiz de Azúa. Se enriqueció su introducción con las declaraciones de la realizadora en streaming desde Guadalajara, el día de su preestreno en Nervión gracias al Proyecto Viridiana, que pueden encontrar en su crítica de este blog.

Casi unánimemente aclamada, se destacaron su narrativa, su sensibilidad sin sensiblería, su emoción no chantajista ni manipuladora: su visión tan realista, aunque nada costumbrista, de la maternidad con la que tantas de las presentes se identificaron. El desequilibrio entre hombre y mujer a la hora de asumir el cuidado de l@s hij@s.

El magnífico cuarteto de actores y actrices, en el que Susi Sánchez, sobre todo ella, y Laia Costa, brillan con luz propia. La complejidad de ser madre y ser hija. Las depresiones posparto. La enfermedad sobrevenida. Las dos parejas, el matrimonio de los progenitores, con infidelidad y alguna duda sobre la filiación incluída. El nacimiento, el principio de la vida, y la muerte, su final. Lo bien que describe los sentimientos, algunos de sus diálogos más brillantes y divertidos…

En el saldo negativo, que se esperaba mucho más y que ofrecía más de lo mismo en sus temáticas, aunque con una factura cuidada. Y que la protagonista lloraba demasiado, que lloraba todo el metraje. Que, para tener 35 años, podría haber tenido más recursos y no haberse vuelto a la casa familiar…

‘El sastre de la mafia’, otro notable debut del galardonado guionista Graham Moore, gustó mucho en general. Se apreciaron su arranque tan particular a propósito del oficio, el ser un brillante thriller en un escenario prácticamente único, su eminente protagonista Mark Rylance, sus giros de guión que te hacen ir de sorpresa en sorpresa. Aunque el de la conclusión les resultara algo impostado.

El hecho de que este cortador, como prefería ser llamado, fuera un hombre de prudencia, aparentemente tímido, pero dotado de mucha inteligencia y recursos. El que, sin ser una obra maestra, resultara más que digna y mantuviera el interés durante todo su metraje. Sólo a alguien le pareció deficiente y nada a destacar en su género.

‘Red rocket’, de Sean Baker, también interesó bastante. Se estimaron su caústica visión de la América más invisible y más «trumpiana», su mezcla de cine independiente y comedia negra, sus personajes tan bien perfilados, el talento de su protagonista y el descubrimiento de Suzanne Son. El compromiso que transmite, aunque sin ser tan evidente como en la magnífica ‘The Florida Project’. Su toma de partido por l@s perdedores compatible con la mirada irónica sobre ellos…

‘Un nuevo mundo’, de Stéphane Brizé, un realizador capaz de rodar las historias más líricas e intimistas y las más sociales, completa su llamada trilogía del trabajo junto a ‘La ley del mercado’ (2015) y ‘En guerra’ (2018), todas protagonizadas por su actor fetiche el sólido, compacto y excelente Vincent Lindon que aquí interpreta a un directivo de multinacional en lugar de un obrero. Y a la no menos exquisita Sandrine Kiberlain, aunque tenga un pequeño papel.

Se apreciaron su factura, su puesta en escena, su arranque, su tratamiento del tema laboral y el familiar en crisis aunque se ponga mucho mayor acento en el primero. Se ha dicho de su director que es quien mejor filma los consejos de administración y damos fe.

Es una demoledora radiografía del capitalismo más ultraliberal y salvaje que arrasa con todo en aras de la rentabilidad. Ejemplificado en esta multinacional, con un siniestro jefe supremo norteamericano y una impía responsable francesa, que pretende aumentar los beneficios a costa de despedir a 58 trabajadoras-es.

Ejemplificado en las mentiras, los chantajes, las presiones, las indignidades, en un lenguaje tan vacío de contenido como dañino y perverso. Pero no todo está perdido, porque muestra a personas honestas que luchan por sus puestos de trabajo contra viento y marea. Y a un jefe, como el personaje central, que, sometido a un dilema moral de un conflicto de lealtades, presenta una propuesta y toma una decisión. Y esa conclusión puede suponerle ese «otro mundo» al que alude el título original.

Estén atent@s a este blog para la confirmación de la décima temporada, porque aún no se sabe. La autoridad competente es quien debe decidirlo. Mientras tanto, gracias a Casa del Libro, a Rafael García, a Marina Alonso Espejo, a Antonio Rivas y al estupendo equipo de la librería.

Al amigo, crítico muy cualificado y compañero en la coordinación de los trabajos de la actividad, Quique Colmena. A la amiga y tertuliana de pro María Victoria Segura Raya, por sus excelentes fotos. Y a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial por enriquecernos, enseñarnos y aportarnos siempre. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

¡¡¡MUY FELIZ VERANO!!!

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 1 de junio, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol. Fin de curso y de la temporada 9: Falta un día…

Un día falta para la sesión que cerrará el curso y la temporada de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra. Debatiremos cuatro películas en lugar de tres ya que la primera elegida no se estrenó y ‘Memoria’, la siguiente en votos, le aseguraron a esta firmante que no se estrenaría pero… lo hizo. Aunque con una sola sesión y, ya escrito el anterior recordatorio, no nos pareció pertinente a Quique Colmena y a quien esto firma añadir más confusión aún.

Así que, y dado que se dispone de más tiempo puesto que no hay películas a proponer, comentaremos estos títulos:

La norteamericana ‘El sastre de la mafia’, ópera prima de Graham Moore.

La francesa ‘Un nuevo mundo, de Stéphane Brizé. Aquí tienen el enlace a su crítica en el blog:

‘Un nuevo mundo’: La ley del mercado

La española ‘Cinco lobitos’, ópera prima de Alauda Ruiz de Azúa. Aquí tienen el enlace a su crítica:

‘Cinco lobitos’: Ser madre y ser hija

Y la también estadounidense ‘Red Rocket’, de Sean Baker

Pues ya lo saben. Nos reencontraremos mañana miércoles,1 de junio, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol. Deseando verles. #TertuliaDeCine #CineEntreLibros

En cartelera desde Viva Sevilla: Cinco estrenos a destacar

Aquí tienen ya el enlace a la colaboración de esta firmante en Viva Sevilla. Una mirada crítica a la oferta de estreno de estos días finales de mayo:

https://vivasevilla.es/sevilla/1052642/cinco-peliculas-de-cinco-estilos-en-los-estrenos-de-este-viernes/

Pues ya lo saben. Indicarles además que las entradas de dos de los dos títulos estrenados, que esta firmante pudo ver en la Sección Oficial del SEFF, las tienen en este blog.

Lo escrito, consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine

‘La maniobra de la tortuga’: Negros terrores machistas

Dos teléfonos móviles marcan el día a día de un hombre y una mujer que, habitando el mismo bloque, no se conocen aún. El de él – un policía francés de origen afincado en nuestro país que, como marcan las pautas del género, es profundamente infeliz, está separado de una mujer que no quiere verle ni oirle y tiene una niña pequeña, que hace las cosas a su muy peculiar manera y por la última, que costó la vida al hombre equivocado, lo han desterrado a los archivos de una comisaría gaditana – le une al último mensaje de una voz amada, grabado en el último día de su vida. Una voz cariñosa, alegre y perdida para siempre, la de su hija mayor.

El de ella – una joven enfermera, competente, generosa, sensible y solidaria, pero aterrorizada por un verdugo violento que está a punto de salir de la cárcel – la acosa con llamadas inquietantes desde números ocultos con un ruido de fondo que siempre es el mismo. La intimida y advierte que el peligro está cerca y la acecha. Condiciona e interfiere con su modus vivendi, obligándola a mirar a todos lados en su trabajo, en la calle, en su casa, al salir, al entrar, en el rellano, pasillo o ascensor…

En este último espacio se conocen ambos protagonistas. Él apenas si la ve pues está perjudicado, ella habitada siempre por el miedo, se encoge durante el trayecto de segundos hacia los pisos pretendiendo hacerse invisible. Un caso les unirá, sin embargo. Un caso terrible y lacerante que hará que estrechen sus vínculos, se conozcan y se cuiden mutuamente.

Un caso que no está a su cargo, un caso que le remueve sus dolor y duelo. El caso de una chica inmigrante que, como su hija querida, salió de noche y no volvió. El caso de un padre y una padre rotos que lamentan la falta de interés de los investigadores en el tema y le piden que lo haga él y que les mantenga informados.

Un caso, al que se unen otros similares del pasado. Un caso que remite al abuso de poder, a los peores y más negros terrores machistas, a la impunidad de los agresores, a la desprotección de las víctimas, a los vínculos de los primeros con altas, y mafiosas, instancias.

Un caso que remite a la falta de, o tibia, respuesta de las autoridades y organismos implicados. Un caso que genera más interrogantes que respuestas. Un caso, unos casos, el investigado y el de la protagonista que requieren métodos y escoltas, por llamarlas así, no oficiales.

Esta firmante no concreta más para no hacer spoilers. Pero sí quiere dejar constancia que ‘La maniobra de la tortuga’ le ha interesado y le ha «tocado» mucho, pese a ciertos desequilibrios narrativos y algunos subrayados innecesarios. Pero sí quiere dejar constancia de que su tratamiento y puesta en escena resultan eficaces, sólidos y desasosegantes.

Pero sí quiere dejar constancia de que es un noir andaluz más que digno. Pero sí quiere dejar constancia de que aplaude su denuncia sin reservas de las violencias machistas, de esos negros terrores machistas que tiñen de sangre y duelo este país, día sí y día también.

Pero sí quiere dejar constancia del escalofrío que atraviesa el patio de butacas con las perturbadoras e intensas imágenes del miedo atroz de una mujer «yo soy la que estoy en una cárcel», magnífica, espléndida, Natalia de Molina, actriz fetiche del realizador. Pero sí quiere dejar constancia de lo bien que suena el habla andaluza no impostada.

Producción española, fechada en este mismo año, de 103 minutos de metraje. La filma y la escribe, junto a José Rodríguez, el guionista y cineasta jerezano Juan Miguel del Castillo – cosecha del 75, cuya ópera prima ‘Techo y comida’ (2015) obtuvo el Premio Asecan Ópera Prima y las Biznagas de Plata, Premio del Público y a la Mejor Actriz – adaptando la novela homónima de Benito Olmo, que esta firmante no ha leído. La fotografía muy bien, con garra y dramatismo, Gina Ferrer y la música, de la que se puede escribir otro tanto, es de Xavier Font.

El reparto, mayoritariamente andaluz, rezuma talento y credibilidad y en él destacamos, sin contar a Natalia de Molina ya citada, a Fred Tatien, Mona Martínez y Carlos Manuel Díaz junto a un@s excelentes secundari@s.

Deberían verla.

‘Un nuevo mundo’: La ley del mercado

La película arranca ofreciendo una panorámica de los retratos de familia en una casa de alta burguesía. En ellos pueden verse diferentes versiones y edades, diferentes variaciones, de un hombre, una mujer, una niña/chica joven y un niño/chico joven. Luego muestra a ese hombre y a esa mujer en un despacho con sus representantes legales, ya que ella ha iniciado el proceso de separación.

Hablan del tema económico, de las pensiones, de los que cada uno/a ha aportado al matrimonio: ella, renuncia a su profesión y dedicación al hogar, al hijo y a la hija a tiempo completo y él la absorbente dedicación al trabajo como directivo en una multinacional que le han hecho pasar apenas seis de semanas en casa durante años, según recuerda la cónyuge. Una división sexual, sexista, del trabajo de manual aún penosamente vigente.

Aunque más tarde, en un nuevo encuentro esta vez a solas, la esposa se lamenta de que el dinero no lo es todo y que no quiere parecer codiciosa y él la comprende. Ambos deberán enfrentarse al grave estado mental de su hijo y él al ajuste de personal en su empresa.

El guionista, productor, actor y cineasta francés Stéphane Brizé – cosecha del 66, con títulos en su haber como ‘No estoy hecho para ser amado’ (2005) o ‘Mademoiselle Chambon’ (2009)- concluye con esta película que nos ocupa su llamada «trilogía del trabajo» que incluye a las notables ‘La ley del mercado’ (2015) y ‘En guerra’ (2018).

En ellas, en toda su filmografía, demuestra un talento poco común para retratar el lado más intimista a nivel personal y el más feroz, a nivel social, de un capitalismo salvaje que desprecia a sus plantillas como números, despojándolas de cualquier vestigio de dignidad en beneficio de la rentabilidad.

Esto es especialmente aplicable en la trilogía citada que culmina aquí. Con su actor fetiche, el excelente, poderoso y magnético Vincent Lindon, quien, de trabajador en las dos anteriores, ha pasado a ser un jefe de equipo que se encuentra atrapado entre la lealtad con sus trabajadores y la perfidia de una jefa nacional y sus adláteres que apuestan por los despidos.

Un hombre adicto a las pastillas, que se machaca en el gimnasio, que alterna los consejos de administración con estar presente en las desgarradoras crisis y desvaríos mentales de su hijo – un magnífico Anthony Bajon – que intenta, contra toda esperanza, plantear al GRAN JEFE norteamericano una solución para evitar esos «reajustes» que dejarán las secciones vacías, obligándoles a hacer un esfuerzo sobrehumano para mantener la competitividad…

Brizé lo filma con elegancia, sensibilidad, contención e intensidad. Hace visibles las perversiones de un sistema codicioso e inmoral, explotador e indigno, que usa los chantajes permanentes y un lenguaje pervertido como modus operandi. Hace visibles las grietas y los daños colaterarles inflingidos a aquell@s que están bajo su yugo y a sus familias. Hace visibles tantas otras cosas y ese final, ese camino hacia ese «otro mundo», el mucho más adecuado título original…

Producción francesa fechada en 2021, de 96 minutos de metraje. La escribe con solvencia el propio director junto a su habitual Olivier Gorce. La retrata muy bien, en toda su desesperanza y tensión, otro de su equipo, Eric Dumont y la banda sonora, que suena cuando debe, es de Camille Rocailleux. A los actores citados, añadir a la eminente y exquisita, aquí en un breve papel, Sandrine Kiberlain.

Las piruetas del destino han hecho que, pese a no ser mayoritariamente votada, sea – porque se nos han quedado inéditas dos de las que sí – una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 1 de junio, cierre del curso y de la temporada, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol.

Consulten horarios y sesiones y VÉANLA YA, YA, YA. El viernes desaparecerá de la cartelera. En cualquier caso, no hay que perdérsela.

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 1 de junio, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol: CAMBIOS IMPORTANTES

Los cambios a los que alude el título afectan a una de las películas elegidas para debatir, ‘Clara sola’, de Nathalie Álvarez Mesén, cuyo estreno estaba previsto, como el de las otras dos, para este pasado viernes 20 de mayo pero no va a entrar en nuestra cartelera.

Dada esta circunstancia, Quique Colmena y esta firmante decidimos proponer la más votada tras ella, ‘Memoria’, de Apichatpong Weerasethakul, que también se nos quedará inédita.

Puestas así las cosas, nos quedan – empatadas con tres votos cada una – ‘Un nuevo mundo’, de Stéphane Brizé y ‘Red Rocket’, de Sean Baker. Dado que este encuentro será el que cierre la novena temporada y el curso, os proponemos que veáis las dos o aquella por la que podáis sentir una mayor preferencia. HACEDLO LO ANTES POSIBLE, COMO MUY TARDE TENÉIS HASTA EL JUEVES, SI ACASO, PUES SALDRÁN PRONTO.

CONSULTAD HORARIOS Y SESIONES. Ambas tienen, a partir de mañana lunes, 23 de mayo, un único pase en el Avenida y ‘Un nuevo mundo’ algunos más en Nervión, aunque sólo en versión doblada. Por otra parte, otra de las elegidas ‘El sastre de la mafia’, de Graham Moore, SÓLO PUEDE VERSE EN NERVIÓN Y CON PASES EN VOSE TAMBIÉN.

Pues ya estáis informad@s de estos cambios ajenos a nuestra voluntad. Os recuerdo las sinopsis y algunas críticas de las dos citadas recogidas en la imprescindible página FilmAffinity:

‘Un nuevo mundo’, Francia, 96 minutos, Stéphane Brizé. «Con su vida personal eclipsada por las exigencias de su trabajo en un conglomerado estadounidense, un hombre llega a un punto de ruptura cuando su mujer le comunica que quiere el divorcio» Protagonizan Vincent Lindon y Sandrine Kiberlain.

La crítica ha dicho, fragmentos: «En la película hay credibilidad, emoción, esperanza, derrota…» Javier Ocaña, El País; «El director hace que cada plano respire por las infinitas heridas de una tragedia por fuerza fracturada… planteamiento impecable’ Luis Martínez, El Mundo: «Una apuesta llevada al extremo… una puesta en escena elegante con planos que van de lo asfixiante a lo liberador…» Carlos Marañón, Cinemanía.

‘Red Rocket’, Estados Unidos, 130 minutos, Sean Baker «Mikey Saber es una estrella del porno pasada de moda que regresa de Los Ángeles a su pequeño pueblo de Texas, aunque nadie le echa de menos» Protagoniza Simon Rex. Galardonada en varios certámenes como Deauville, Dublin, Middleburg y Santa Barbara.

La crítica ha dicho, fragmentos: «Gran crónica de un pícaro del Sueño Americano… Baker vuelve a demostrar que es uno de los grandes cronistas de su país… Una realidad sórdida mirada de frente con empatía y sin juzgar a nadie… Elsa Fernández-Santos, El País; «Es irreverente, sexual y salvaje, una tragicomedia irresistible…» Janire Zurbano, Cinemanía; «Una magnética comedia de la irresponsabilidad que relata los sueños y pesadillas de la América Profunda de Trump…» Manu Yáñez, Fotogramas.

Pues ya lo saben. Se reitera: CONSULTEN HORARIOS Y SESIONES Y VÉANLAS YA

En cartelera desde Viva Sevilla: Lo más destacado de la oferta de estrenos de hoy

Aquí tienen ya el enlace a mi colaboración de esta semana en Viva Sevilla. Añadir solamente que tanto ‘Cinco lobitos’ como ‘El sastre de la mafia’ fueron elegidas para debatir en la próxima sesión, cierre del curso y de la temporada, de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra el miércoles, 1 de junio, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol. VÉANLAS CUANTO ANTES.

https://vivasevilla.es/sevilla/1051021/cinco-lobitos-llega-a-los-cines-entre-otros-estrenos/

Pues ya lo saben. Consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine