‘Stoker’: Sed de mal

La del cineasta- productor, escritor y realizador – surcoreano, Park Chan-Wook, es una obra singular en la que se combinan un intenso lirismo con la más extrema y cruda violencia. Universalmente conocido y reconocido gracias a ‘Old Boy’, Gran Premio del Jurado en Cannes en 2003, y a su trilogía de la venganza,  esta su última propuesta es su primera incursión en el cine norteamericano. Con 100 minutos de metraje, el guión se debe al actor estadounidense Wentworth Miller (‘Prison Break’) y es un thriller de terror, por utilizar una referencia genérica para una película que desafía cualquier clasificación o convención narrativa.

La perturbadora historia se centra en una adolescente que ha perdido a su adorado padre y a su mejor amigo en un accidente de tráfico, lo que provoca que se encierre aún más en sí misma, al no entenderse con su inestable y errática madre. La única conexión con el exterior, fuera de la mansión donde ambas viven prácticamente enclaustradas, es el regalo que puntualmente le hace su tío paterno, Charlie y que esconde para que la sorpresa sea aún mayor. Cuando se inicia el relato, la protagonista inaugura los diecinueve y recibe su visita inesperada. A partir de ahí, nada volverá a ser igual, en una destructiva espiral que los envolverá sin vuelta atrás.

Narrada cíclicamente, el comienzo es el final, a partir del cual se va dando cuenta de los hechos que han llevado al desenlace. El personaje de la joven, una excelente Mia Wasikowska, es capaz de percepciones que escapan a los sentidos de la mayoría de la gente. Introvertida y pasiva, extremadamente inteligente, contempla con aprensión al recién llegado, tan próximo como ajeno, con el que se resiste a asumir sus semejanzas. La madre, en cambio, estupenda Nicole Kidman, no tardará en caer rendida a sus encantos. Y el  seductor caballero, impecable Matthew Goode, pronto mostrará su lado más inquietante.

Chan-Wook va graduando la información, moviendo a los protagonistas y manejando las situaciones como piezas en un siniestro tablero de ajedrez, hasta encajarlas todas. Con un dominio de la cámara, del ritmo, de la puesta en escena, del suspense, del clima y del climax, del terror, el psicológico especialmente, pero también del más físico e impactante, tan desasosegante como hipnótico. Tan brutal como sutil. Tan artero como magnético. Tan odioso como atrayente. Recorrida por una fina ironía, se nutre, siendo tan original al tiempo, de referencias cinéfilo-literarias muy emblemáticas. La familia Stoker, como Bram el creador de Drácula. ‘Teorema’, de Pasolini. El tío Charlie hitchcockiano de la maravillosa ‘La sombra de una duda’…

La luminosa Teresa Wright, en aquella obra maestra, era una joven ingenua subyugada por un Joseph Cotten inconmensurable. Pero Wasikowska aquí no lo es, aunque pueda parecerlo en un principio. Y la añorada figura paterna, Dermot Mulroney, es un cazador del que y con el que se familiariza con el asesinato, el dolor ajeno y la muerte. Nadie es inocente. Las destructivas pulsiones, no sólo las eróticas, se adueñan de la función y la sed de mal de estas criaturas nada celestiales es inagotable. Hay películas de las que no se sale indemne. Esta es una de ellas.

Anuncios

4 Respuestas a “‘Stoker’: Sed de mal

  1. Totalmente de acuerdo, Carmen. Una bella crítica, como todas las tuyas, una disección entomológica pero cálida de uno de los filmes más desasosegantes de los últimos tiempos. Un abrazo.

  2. Gracias, Enrique. Honor que me hace un maestro y amigo como tú. Una película perturbadora. Un abrazo enorme.

  3. También estoy de acuerdo con tu comentario, Carmen.

    Personalmente, es lo que más me ha gustado visto esta temporada en las salas junto a la polémica Blancanieves. Para mi, ‘Oldboy’ fue todo un descubrimiento, pero ésta para mi la supera, la veo más sutil, incluso más perversa.

    En cuanto al aspecto técnico, poco que añadir a lo que comentas; estamos antes una apisonadora visual y una deslumbrante puesta en escena; que ayuda y mucho a crear un filme hipnótico con cierto regusto por la poética de la violencia.

    Deseando comentarla en grupo. 😉

    Saludos, Jesús.

  4. Pues sí, Jesús, coincidimos. Ya queda menos para la tertulia y nos vemos antes en el trabajo. Una película que hay que ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s