A modo de pataleo…: Y seguimos sin verlas.

El pasado 28 de mayo quien esto firma escribía unas líneas alentadoras y entusiasmadas sobre la recuperación de cintas de mucho interés, en temáticas, estilo y críticas, que creíamos ya perdidas para las carteleras sevillanas. La combinación del proyector adecuado,  la sala idónea, y el acuerdo con una distribuidora independiente, parecían hacerlo posible.

A día de hoy, un mes después…, seguimos sin verlas. No digo que no las estrenen, no. Lo que digo es que van a tener que esperar su turno frente a los estrenos más recientes y, por supuesto, dado que estarían en un único espacio, el previsible, esperable y deseable éxito de algunos de estos. A otras,en cambio y, lamentablemente, las damos por inéditas sin remisión.

Así que, y perdón por la autocita…, como he publicado en mi muro de Facebook, dos de ellas hubieran sido más que adecuadas para este fin de semana del Orgullo. Se trata de la británica ‘Weekend’, de Andrew Haigh, sobre dos hombres en la treintena, que se conocen en un bar de ambiente y que, contra todo pronóstico, se enamoran. Y la franco-canadiense, ‘Laurence Anyways’, de Xavier Dolan, sobre un profesor de literatura que, también contra todo pronóstico, decide en su treinta aniversario y, ante el estupor de su novia, colegas y amistades, convertirse en mujer.

Y ‘El ejercicio del poder’, del francés Pierre Schöler, sobre un ministro en crisis. Y ‘Erase una vez en Anatolia’, del turco Nuri Bilge Ceylan, un retrato en negro de una investigación criminal. Y las argentinas, ‘El estudiante’, de Santiago Mitre y ‘Madres de Mayo’, de Pablo Yotich, ambas con excelentes reseñas y muy comprometidas políticamente. Y la danesa, ‘Todo irá bien’, un prometedor thriller de Christoffer Boe. Y ‘Tomboy’, de la francesa Céline Sciamma, sobre una niña que decide asumir la identidad de un chico, más que adecuada para estas fechas también.  Y…

Anuncios

2 Respuestas a “A modo de pataleo…: Y seguimos sin verlas.

  1. “Érase una vez en Anatolia” tuve ocasión de verla el año pasado en Francia y me pareció tremendamente aburrida. Tiene algunas propuestas estéticas interesantes, pero el conjunto es difícil de soportar. Dicho esto, como cinéfilo sevillano, me uno al pataleo en pos de una oferta cinematográfica más amplia y diversa en nuestra ciudad. Una ciudad de cerca de un millón de habitantes…

  2. Pues sí. Tenemos derecho a verlas. Gracias, Bernabé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s