‘Expediente Warren’: ‘The Conjuring’: Los otros…

Para Ismael y Jesús, amigos y expertos en el género.

Sostiene Vita Lirola, creadora, artífice, alma máter y web master de Sevilla Cinéfila, que hay que atreverse – en un espacio como éste, atípico registrador de impresiones de películas – a expresarse sin bloqueos, incluso en terrenos no transitados habitualmente. Así, que esta reseña de un género escasamente frecuentado por quien esto firma y, por lo tanto, poco usual en el blog, tendrá sus deficiencias de fondo y forma. Se limitará a comentar críticamente la cinta en cuestión, sin referencias a otros títulos, aunque sí a ciertas señas de identidad del cine de terror. Mis disculpas, de antemano, y avisad@s quedan…

Roger y Caroline Perron creyeron comprar la casa de sus sueños en Harrisville, Rodhe Island, cuando, a principios de los años 70 se trasladaron a vivir allí con sus cinco hijas. Pero pronto descubrieron su lado más espeluznante. Andrea, una de las hermanas, que a la sazón contaba once años, fue, mucho después, la encargada de escribir los hechos paranormales allí sucedidos, durante una década, en su libro, ‘Casa de la Luz, Casa de la Oscuridad: La verdadera historia’. Estos datos están tomados del enlace Mundo Esotérico y Paranormal.

Por otra parte, Ed y Lorraine Warren, eran un matrimonio de dos afamados investigadores psíquicos. El primero, demonólogo, y la mujer, clarividente y médium. Ambos habían trabajado en casos terribles, pero nunca nada medianamente parecido a lo que vieron y experimentaron en el hogar de los Perron. Y eso que, según puede leerse en Wikipedia, fueron los primeros en pisar la famosa casa de Amityville, entre decenas de miles encantadas o embrujadas más. Cuando los cuatro se encontraron, a instancias de sus aterrados anfitriones y clientes, las vivencias fueron tan impactantes, que las mantuvieron en secreto.

James Wan, realizador malayo afincado en Estados Unidos, firmante de ‘Saw’ e ‘Insidious’, traslada al cine esta historia – con guión de Carey W y Chad Hayes – asumiendo muchos de los clichés de un género que, en sus expertas manos, son ennoblecidos en señas de identidad. En sus 112 minutos de metraje no sólo hay sobresaltos, y muchos, sino que también sitúa a la historia y a sus protagonistas haciendo un retrato complejo y ajustado de los dos personajes masculinos, tiernos, sensibles y atípicos, y los siete femeninos- sí, es una película de mujeres, de mujeres singulares -, de los cuales, dos adultas y cinco niñas de distintas edades. Sino que también sitúa las interrelaciones de ambas parejas entre ellas, con sus hijas- los Warren tenían otra – y de las hermanas entre sí.

Sino que también capta y muestra la oscuridad de la casa. Sino que también muestra su vida propia. Sino que también la revela como un hogar. Un hogar maldito, pero un hogar, al fin y al cabo. Sino que también nos hace saber los antecedentes de los expertos parapsicólogos y nos enseña su sombrío Museo de lo Oculto. Sino que también muestra – ese excelente principio… – otras historias en las que intervinieron. Sino que también nos hace partícipes de los distintos tipos de entidades, no todas maléficas. Entre ellas, verdugos y víctimas. Sino que también estiliza los lugares comunes terroríficos en una puesta en escena intensa y elegante, tan potente como emotiva. Sino que también se atreve a hacernos saltar de las butacas, sin insultar nuestra inteligencia.

Sino que tampoco elude la ternura y el afecto entre sus protagonistas, sino que los resalta sabiamente. Sino que también cuenta con una buena banda sonora de Joseph Bishara y con la fotografía de John R. Leonetti. Sino que también cuenta con un excelente y atractivo reparto, Patrick Wilson, Lily Taylor, Ron Livingston y sobre todo, y sobre tod@s, la maravillosa Vera Farmiga. Sino que tampoco deberían perdérsela…

Anuncios

6 Respuestas a “‘Expediente Warren’: ‘The Conjuring’: Los otros…

  1. Muchas gracias Carmen, ante todo por dicha dedicatoria. Por otro lado, darte mi más sincera por tan magnífica reseña con la que además estoy totalmente de acuerdo.

    A mi me ha parecido magnífica, el señor Wan ha logrado llevar a buen puerto todo lo bueno que apuntaba ya en su anterior filme ‘Insidious’, un tanto irregular en su conjunto pero muy estimable. Los efectos especiales siempre están al servicio de una historia, una historia que está muy bien contada y desarrollada y de una hondura psicológica de sus personajes admirable (más mérito si cabe, tratándose de un filme de terror), en donde la lucha entre bien y el mal, la importancia del amor, el compromiso o de la familia tienen un gran peso en la misma. No recuerdo cuando fue la última vez que una película de género no tenía el ‘empaque’ como película que tiene ésta. Una sorpresa mayúscula, una película redonda.

    Saludos, Jesús.

  2. Gracias a ti, Jesús. La tuya es palabra de experto… Coincidimos totalmente. Un abrazo.

  3. Gracias, Carmen, por el detalle de la dedicatoria y mis más sinceras felicidades por la crítica, ojalá sea la primera de muchas. Sin embargo, a mí no me ha entusiasmado como a vosotros. De hecho la considero una película menor dentro de la filmografía de Wan, donde “Insidous” me sigue pareciendo manifiestamente superior a esta que nos ocupa. Sin embargo nadie podrá escatimarle al director su pulso dramático a la hora de contar el relato, esbozando detalles de autor, cosa tantas veces ausente en el género de horror.

    Sin ánimo alguno de que la autora del blog se manifieste a favor o en contra de un compañero de la crítica cinematográfica, sí que dejaré aquí también constancia de la repugnancia que me produjo leer la reseña de este filme que Carlos Colón publicó en Diario de Sevilla (http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/1569236/james/wan/toca/la/flauta.html). Extraigo una frase de la misma:

    “Dirige la película el malayo-americano James Wan, lo que es una excelente razón para no verla a menos que se sea devoto de Sade y de Sacher-Masoch, con una cierta inclinación más o menos confesada por las cruces gamadas”

    Como apasionado del género en sus más amplias variedades (del misterio psicológico al gore más explícito)…que un señor (perdón, ¡perdón por el off-topic!, encima taurino) venga a dar lecciones de moralidad y/o a deslizar que quienes disfrutamos con una fantasía inocua como “Saw” somos unos dementes neonazis… es para, dicho no muy finamente, mear y no echar gota.

  4. Muchas gracias, Ismael, por tus valiosas aportaciones y datos, como ese paradójico enlace al que haces referencia. Un honor contar siempre con tu palabra de experto. Coincidamos o no, siempre aprendo contigo y de ti.

  5. …además de ser unos sadomasoquistas, Ismael. Leer, para creer. :-O

    Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s