‘Al encuentro de Mr. Banks’ : Con un poco (demasiado…) de azúcar.

Tras veinte años intentando que la escritora australiana P. L. Travers le cediera los derechos de su célebre novela, ‘Mary Poppins’, Walt Disney consiguió por fin que ella viajara a Los Angeles para supervisar el guión y la adaptación cinematográfica del libro. Pero no se lo iba a poner nada fácil… Esta película estadounidense, de 125 minutos de metraje, firmada por John Lee Hancock – Texas, cosecha del 56 –  es la crónica fílmica de unos encuentros- desencuentros que dieron, finalmente, lugar a un título  tan mítico como paradigmático de la Factoría del cineasta.

Así que tenemos, en la soleada California de principios de los sesenta, a una dama de mediana edad, británica de adopción y por elección, irónica y cascarrabias, que desaprueba casi todo lo que ve en el Nuevo Mundo y a casi todas las personas que la reciben y con las que va a trabajar. Una dama rígida, metódica, perfeccionista, extremadamente crítica y con las ideas muy claras, que no se deja impresionar – todo lo contrario…- por el glamour de la Meca del Cine ni, mucho menos, por un personaje como el cineasta norteamericano.

Pero también una dama que guarda en su interior un doloroso secreto que la hace defenderse del contacto humano y de los afectos. Una dama que necesita dinero, pero que es extremadamente orgullosa para hacer ninguna concesión. Una dama dotada de un humor caustico e inteligente, ingenioso y brillante. Una dama que trae de cabeza a los jóvenes y creativos autores de los números musicales, así como al coguionista y, por supuesto, al gran jefe Walt, quien hace acopio de toda su paciencia ante sus desplantes…

Una dama interpretada con su solvencia y talento habituales por Emma Thompson, enfrentada a un caballero que toma los rasgos y la solidez interpretativas de Tom Hanks. Y es este tour de force entre la novelista y el realizador, entre la autora y el staff, en los entresijos de la ‘cocina’ hollywoodense lo mejor de un film que, paralelamente, nos proporciona flash backs sobre la infancia de la protagonista, su relación con su cariñoso, pero alcoholizado e inestable padre – a cargo del insufrible Colin Farrell – , con su desesperada pero sumisa madre, estupenda Ruth Wilson,  y con sus hermanas. ‘Mary Poppins’ desvela sus secretos.

Esta vuelta al pasado se nos antoja excesivamente larga, melodramática y, a la postre, tediosa. Roba tiempo y espacio a lo que podía haber sido un cara a cara memorable, con la llamada Fábrica de Sueños como telón de fondo, repleto de agudeza y causticidad. Tiene sus momentos, es sutil y chispeante, con observaciones divertidas y no desprovista de encanto. Pero la sentimentalidad que la preside lo edulcora todo. ¿Era Disney, el Disney real tan maravilloso…, tan gran hombre como buen jefe?. ¿No había fisuras entre su personal?. Excelentes secundarios, Paul Giamatti, Kathy Baker, B. J. Novak, Jason Schwartzman, Rachel Griffiths,.. Las canciones están dobladas, pecado mortal, pues el proceso de su composición sí está muy logrado. Pero esa reiteración en los recuerdos infantiles y la ausencia de elipsis lastran el resultado final.

Así pues, escrito lo escrito, la pelota está en su tejado de espectadores-as. Un consejo, no se pierdan los títulos de crédito finales que documentan en fotografías de la época y en audios ad hoc, – Travers exigió la grabación de todo el proceso –  lo que debió ser, en realidad, el germen de una adaptación inolvidable.

Anuncios

2 Respuestas a “‘Al encuentro de Mr. Banks’ : Con un poco (demasiado…) de azúcar.

  1. Luis Casal pereyra

    Hola Carmen,soy Luis.
    Como no me gusta que la pelota esté en mi tejado ,he ido a ver la película.Estoy de acuerdo contigo en casi todo;de acuerdo en que le sobra almíbar;de acuerdo en que los “flash back” sobre la infancia de ella son demasiados;de acuerdo en que Colin Farrell está increíble (no se lo cree ni él).Creo que Emma Thompson está genial,mucho mejor que Hanks(que también está bien). No estoy de acuerdo en lo referente al doblaje de las canciones,porque como todos sabemos el final (la película se hizo),me ha gustado recordar las canciones de la película tal como yo las oí.Los títulos de crédito muy curiosos como dices, aunque en las fotos Disney tenía muchos más años que Ms Travers que los que aparenta T. Hanks sobre E. Thompson.
    Nos vemos el miércoles.
    Un abrazo

  2. Hola Luis, de acuerdo. Thompson, la mejor, injustamente olvidada en los Oscar. Hanks, más que correcto y l@s secundari@s, muy bien. Sí, los documentos reales son muy curiosos… Sigo pensando que las canciones deberían estar en versión original subtitulada. Eso, nos vemos el miércoles y otro abrazo para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s