‘Un dios salvaje’: El (in) discreto encanto de la burguesía

Un chico de once años, en el curso de una pelea, golpea a otro con un palo y le ocasiona moretones en la cara y la pérdida de un diente. Los progenitores del agresor se citan en casa de los de la víctima para intentar resolver civilizadamente el conflicto originado. Al principio, reina la cortesía, a despecho de la tensión latente, pero luego la situación se les va de las manos…

Roman Polanski ha adaptado al cine en ‘Un dios salvaje’ la obra teatral del mismo título de la escritora, dramaturga y cineasta francesa Yasmina Reza, con quien ha coescrito el guión. Es una coproducción entre Francia, España, Alemania y Polonia,tiene un metraje de 79 minutos y un reparto de lujo que borda sus papeles. A saber Kate Winslet, Jodie Foster, John C. Reilly y Christoph Waltz. Es su última propuesta fílmica, aclamada en Venecia, que ha obtenido los favores de público y crítica. También en nuestra ciudad, donde acaba de estrenarse.

En un apartamento de Brooklyn, en el que transcurre prácticamente toda la acción, dos parejas, una europea y otra norteamericana – muy diferentes en extracción social, temperamentos e intereses- dirimen un asunto cuya aparentemente civilizada y racional resolución se hace añicos al aflorar toda una gama de emociones, a cual más explosiva. Tales estallidos no se producen sólo entre ambos matrimonios, sino entre los hombres, entre las mujeres, entre la esposa de uno frente al marido de la otra y viceversa… Fuegos cruzados de reproches y alianzas, en los que el tema que les lleva a reunirse sirve de excusa para liberar a ese dios salvaje e indómito que tod@s llevamos dentro.

Y de paso, le sirve también al realizador para lanzar andanadas en contra de lo políticamente correcto, en todas sus manifestaciones. Divertida, corrosiva, brillante, transgresora, son calificativos que pueden ser aplicados a esta película inteligente, cuya puesta en escena está muy bien resuelta para ser una fiel adaptación de una pieza teatral.

Dos peros que quien esto suscribe debe consignar, sin embargo. El trato- otra vez…- dado a los personajes femeninos, mucho más esquemáticos y de una pieza que sus homónimos masculinos. Especialmente en el caso del de Jodie Foster, que roza la caricatura gruesa, y en la diatriba contra la sensibilidad animalista de Kate Winslet. Pese a que las actrices les insuflan vida, no pueden evitar dicho lastre. Responsabilidad también de Yasmina Reza, cuya única hasta ahora, ópera prima,’Chicas’ era de todo, menos pro mujeres… Y Polanski no lo es tampoco. A las pruebas me remito…

Chocante resulta asímismo la inesperada evolución del que tiene a su cargo John C. Reilly y la indulgencia, frente a la ferocidad con la que se contempla al de la Foster, con la que se retrata al de Christoph Waltz, el auténtico villano de la función. Claros desequilibrios sexistas, que no se le hubieran perdonado, invirtiendo los roles, a una mujer tras la cámara.

Anuncios

4 Respuestas a “‘Un dios salvaje’: El (in) discreto encanto de la burguesía

  1. Curiosamente a mí me pareció que el personaje más caricaturizado era el señor del móvil. Cada uno lo ve desde su punto de vista (entiéndase con humor).

    De todos modos, yo creo que todos los actores participantes pretenden ser una caricatura pues es a lo que obliga la propia trama, y en esto se basa gran parte de su humor. Solo estos personajes caricaturescos nos pueden hacer reír en este tipo de situaciones y, además, mantenerla, puesto que si fuesen “reales” ya se habrían despedido en el primer minuto.

    Me hicieron mucha gracia los golpes humorísticos, basados sobre todo en la creación de situaciones violentas que rompen las normas de la diplomacia. Es cierto que es un recurso muy trillado por parte de la comedia, pero no por eso deja de tener validez.

    (Por cierto, como ves, hago los espacios. Perdona los formatos anteriores, era un error técnico, pegaba directamente del Word el comentario y el programa del blog le quitaba la sangría a los puntos y, además, adelgazaba el texto. En mis dos páginas de Word quedaban muy bien. Intentaré que sean más cortos).
    Un saludo. Galo.

  2. Perdona, es que he vuelto a leer tu comentario (que me parece interesante, como todos), y me gustaría hacer una observación respecto a Polanski. Lo cierto es que no sé si será promujeres o no (además, con la losa que ha llevado toda la vida por la historia de aquel abuso, y perseguido por la justicia, etc), pero sí me gustaría decir algo a favor de él en esta película: fíjate que ha seleccionado a Jodie Foster para el papel (esto mismo lo comento también en el blog de Paco y Joaquín)

    Y digo esto porque las actrices, como todos sabemos, tienen más difícil el conseguir papeles a partir de los cuarenta años. Esta es, verdaderamente, una realidad escandalosa y que la industria del cine debería tratar de paliar en alguna medida y, además, posiblemente este asunto sea uno de los más clamorosos signos del machismo, pues confunde, en este caso, arte con objeto erótico.

    No digo que deban dejar de existir las actrices jóvenes y guapas, pues forma parte del glamour del cine, al igual que los actores con atractivo, pero es que la caída en ofertas para hacer películas que tiene una actriz a partir de los 40 años es radical y absoluta. Normalmente la siguen llamando en ocasiones para hacer algún papel secundario como madre de, o tía de… pero raramente de protagonista.

    Hay directores que gracias a su prestigio pretenden acabar con esto y conceden más peso a actrices de cierta edad. Este puede ser el caso de Mike Leigh, entre otros. En esta película Polanski está siendo manifiestamente sensible a este problema al seleccionar a Jodie Foster, y evitar así que quede aparcada como una pieza de museo.

    En fin, son otras consideraciones a tener en cuenta en este debate. De todos modos me gustó tu comentario sobre la película, no pienses que vengo aquí para hacer la guerra antifeminista, ni mucho menos. Solo quería defender un poco a Polanski en este asunto.
    Un saludo, Galo.

  3. Gracias, Galo. Tú nunca ofendes, todo lo contrario, aportas y enriqueces enormemente las críticas. Afortunadamente a Jodie Foster todavía no le faltan ofertas y sigo pensando que su papel es caricaturesco. Creo que he escrito que la máxima responsable es la autora, Yasmina Reza, Pienso como tú que es una película inteligente y transgresora, pero, en este caso, nuestras ópticas son diferentes. Gracias de nuevo. Saludos.

  4. Creo, Galo, que la Foster es el personaje que, de lejos, sale peor parado. Christoph Waltz es el villano de la función, pero es ingenioso, brillante y resulta mucho más simpático que ella. Saludos y gracias, de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s