SEFF,IX edición. ‘La última vez que ví Macao’: Nueva era

Esta singularísima cinta de los portugueses Joao Pedro Rodrigues y Joao Rui Guerra da Mata, cuyo guión también han escrito, es una coproducción entre el país que les vió nacer y Francia. Se integra, por derecho propio, dentro de la Sección de Las Nuevas Olas y tiene ochenta y cinco hipnóticos minutos de metraje.

Candy, un travesti de éxito en la ciudad de Macao, envía una llamada de auxilio a un antiguo y fiel amigo portugués que pasó su infancia en el lugar. Pero la cita, a través de otro contacto seguro, no llega a materializarse esta primera, y tampoco una segunda vez, por caprichos del azar. Cuando finalmente la cantante cae en poder de sus muy peligrosos enemigos, le espera a nuestro protagonista un itinerario muy arriesgado, iniciático y simbólico en el que las indicaciones de su amiga le servirán de guía.

Esta insuficiente sinopsis no contiene, ni explica, ni describe, todo el poder de sugerencia y fascinación que tiene la película, que transcurre entre la Nochebuena y el Año Nuevo, y que está habitada por una mezcla de géneros como el fantástico, el thriller o el cine negro. No contiene, ni explica, ni describe, el letal encanto de una urbe -“la flor de loto de Oriente” – que se nos va mostrando en planos y panorámicas que la muestran en todo su horror y su esplendor, con sus luces y sus sombras, en sus imágenes más turísticas, aunque nunca tópicas, ni al uso, y en las más inquietantes y secretas.

No contiene, ni explica, ni describe esa magnética voz en off de un personaje central siempre oculto, que la describe poderosa y lúcidamente, que conoce sus recovecos e historias pasadas, pero que ignora el perturbador futuro. No contiene, ni explica, ni describe ese tempo, ese ritmo que acaricia e inquieta, es@s gat@s, sobre todo ell@s, y perr@s que están en cada esquina y en los escenarios más desolados y letales.

Laberíntica, oscura , enigmática y  esotérica. Sus  códigos y claves, su belleza y particulares señas de identidad, merecen una visión atenta y unos sentidos abiertos y receptivos para dejarse llevar por sus desasosegantes misterios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s