Archivo diario: diciembre 4, 2014

‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 3: Lo social y lo personal

Otro llenazo en la edición de hoy, correspondiente a diciembre, de La Palabra y la Imagen. Las películas, complejas y sugerentes, tanto como contrapuestas, lo merecían. El invitado de honor, no menos. Paco Bellido – que tiene un impresionante currículum cinematográfico, entre otras cosas como monitor en los Talleres de Cine del Distrito Casco Antiguo, desde 2003 hasta la actualidad, y como miembro fundador y de la Junta Directiva de Linterna Mágica – hizo gala de su generosidad al ser el conductor de hoy, siendo su onomástica.

Y a fe que nos regaló, no solo su sabiduría cinéfila, sino, como buen pedagogo, su capacidad de transmitir la cultura que atesora. Eso pese a que se reclama como ‘entusiasmador’ y no como crítico… Comenzó primero situando muy bien ‘Dos días, una noche’, de los Dardenne, así como a sus autores. Recordó sus premios, su trayectoria y filmografía, destacó la extraordinaria composición de Marion Cotillard y el flechazo inmediato que sintieron por ella, al elegirla como protagonista. Y lanzó la cuestión de si era lícito que su personaje demandara a sus compañer@s de trabajo la renuncia a su paga extra, para conservar su empleo.

Esta pregunta originó un vivísimo y más que interesante debate. Sí, no, sí, pero… Solidaridad, de acuerdo, pero con razones. Así se habló de las características de la empresa. Del dinero que debían percibir. Del salario mínimo en Bélgica. De que no estaban sindicad@s, por tener una plantilla pequeña. De que cada un@ era un mundo. Del chantaje patronal. De la depresión y el desequilibrio emocional de la mujer. Del apoyo del marido. Del retrato de la clase obrera belga, extrapolable a la de todo el mundo. De la dignidad. De la justicia. Del final, tan consecuente.

Pero también, nos ilustró Paco, que fue rodada en orden cronológico. De su guión, tan elaborado. De su ausencia de música ambiental. De su posible candidatura al Oscar. De las distintas respuestas ante cada visita. De que no se juzga a nadie. De que podía también considerarse, se dijo, una road movie. De…

Y le llegó el turno a ‘Magical girl’. Concha de Oro y Concha de Plata a la Mejor Dirección en San Sebastián. Sobre ella se destacaron su excelente guión y su capacidad perturbadora. Su estructura de puzzle, con los tres personajes separados, pero luego encajan. Lennie, Bermejo y Sacristán, los tres espléndidos. De la mixtura del manga japonés en esa niña mágica, o muñeca, del título y la copla en la niña de fuego.

Se resaltaron también sus elipsis.  Su complejidad. Su puesta en escena. Sus distancia con ‘Eyes wide shut’ y su cierta conexión con ‘Rompiendo las olas’. Su misoginia. La servidumbre de la mujer. La ausencia de su voz y de su punto de vista. Una clave descubierta por un avispado cinéfilo. Se incidió en  la terrible habitación del lagarto. En la pedofilia más o menos sugerida, pero expresada por el hombre como ‘víctima’ de un hechizo. En tantas y tan enriquecedoras visiones, miradas y sugerencias.

En enero, aún sin confirmar el día, más. Y con tres películas a debatir. ‘Magia a la luz de la luna’, de Woody Allen, que se estrena pasado mañana. ‘Mr. Turner’, de Mike Leigh, que lo hará el día 19 y ‘Big eyes’, de Tim Burton, que llegará a nuestras pantallas el mismo día de Navidad. Estas dos últimas están en todas las quinielas de los Oscar. Otra sesión que promete… y mucho.

Gracias a Manuel de Medio, a La Casa del Libro, a Paco Bellido por otra lección magistral de cine, a Concha Jiménez Lirola, siempre fiel a esta cita, por sus estupendas fotos,  y a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial, que se superan cada mes,  poniendo el listón muy alto. Otra tarde-noche memorable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.