Archivo diario: julio 3, 2016

‘Una mirada documental’: Recordatorio urgente

Mañana, lunes, 4 de julio, a las 20 horas en la FNAC sevillana, Avda de la Constitución, se clausurará el curso del excelente ciclo ‘Una mirada documental’, que dirige con eficiencia el crítico y amigo, Miguel Olid Suero.

Se proyectará ‘Línea de meta’, un documental con trasfondo social, estrenado en el cine Avenida y que acaba de editarse en DVD. Su realizadora, Paola García Costa, lo presentará y debatirá con el público asistente.

La historia sigue a Josele, un padre coraje que corre maratones nacionales e internacionales, empujando el carro de su hija María aquejada del síndrome Rett. Su objetivo, cruzar la línea de meta y dar a conocer este mal y otras enfermedades raras que aquejan a muchos-as niños-as sin cura, ni tratamientos efectivos, por la indiferencia de multinacionales farmacéuticas y de gobiernos que no las consideran ‘rentables’ para el sistema.

Como ven, del máximo interés. No pueden perderse esta sesión.

 

 

‘7 diosas’: Jóvenes airadas

Una de las cosas más chocantes de esta película india, tan peculiar y contradictoria, no es imputable a ella. Se trata del desafortunado título castellano que deja en 7 diosas lo que en el original es ‘7 diosas enfadadas’, mucho más coherente con lo que se cuenta. En especial, con su segunda mitad.

La historia – narrada en 115 minutos de metraje, con guión del propio realizador, Pan Nalin,  Subhadra Mahajan, Dilip Shankar y Arsala Qureishi; fotografiada por Swapnil S. Sonawane y cuya banda sonora está a cargo de Cyril Morin – remite a una joven fotógrafa de éxito, que reúne en su paradisiaca mansión de Goa a sus mejores amigas en vísperas de su boda. Pero ninguna de ellas conoce la identidad de la pareja, ni imagina el vuelco que darán sus vidas en esos días.

Hay que resaltar, sin destripar el argumento, que su director tiene una mirada tan comercial como crítica; tan deudora de la comedia como del drama; tan formalmente convencional como transgresora y valiente en sus contenidos; tan dirigida a la audiencia de su país, como con pretensiones de universalidad. Utilizando simultáneamente claves bolly y hollywoodenses en su puesta en escena.

Como quien esto firma ha comentado, es irregular, a veces chocante y a menudo dispersa, sorprendiendo ese giro final. Imperfecta, pero valiosa. Porque detrás de la cámara está un hombre que ama a las mujeres, que denuncia su terrible situación, que clama contra el patriarcado y el machismo que las oprimen desde los detalles más aparentemente insignificantes y cotidianos, hasta los más graves y delictivos.

Solo por eso, por sus actrices, por su belleza plástica, por su acercamiento no folclórico a una cultura tan diferente, merece la pena que la vean. Háganlo.