Archivo mensual: julio 2017

‘Maudie, el color de la vida’: Trampantojos

El trampantojo es definido por Wikipedia como “una técnica pictórica que intenta engañar la vista… consiguiendo una realidad intensificada o sustitución de la realidad” O, aquí va otra :”Ilusión óptica o trampa con que se engaña a una persona haciéndole creer que ve algo distinto a lo que en realidad ve; especialmente, paisaje pintado en una superficie que simula una imagen real”.

Así que puesto que ‘Maudie, el color de la vida’ – producción canadiense de 115 minutos de metraje, dirigida por la cineasta irlandesa Aisling Walsh, cosecha del 58, escrita por Sherry White, bellamente fotografiada por Guy Godfree y con una buena banda sonora de Michael Timmins – retrata a un personaje real, la artista folk canadiense nacida Maud Dowley(1903-1970), conocida como Maudie Lewis en función de su matrimonio, vamos a desvelar algunas de las mixtificaciones y trampantojos que contiene esta película.

La protagonista sufrió desde niña una grave y muy dolorosa artritis reumatoide. Y quedó huérfana en la treintena, estando sobreprotegida por su familia, pero el hermano heredó la casa familiar, según las reglas patriarcales de la época, y tuvo que irse a vivir con su tía, que también la controlaba cuestionando su autonomía. Así que respondió a un anuncio de trabajo para ayudarle en las tareas domésticas de un rudo pescador local, Everett Lewis, con el que contrajo matrimonio pocas semanas después.

El relato fílmico expone estos antecedentes y se centra en la relación entre ambos cónyuges. Y sí, se nota la mirada de mujer tras la cámara en su amor por el personaje femenino, destacando sus inquebrantables valentía, determinación y talento, pese a su discapacidad y a la contra de ella.

Pero edulcora lastimosamente el retrato del masculino, algo brusco y hosco, incapaz de un gesto cariñoso, ni de valorar el talento de su mujer. Se enfatiza, incluso, que, pese a ser gruñón, le “permitió” expresar su creatividad. Pese a todo ello, le redime al final.

Lo cierto es que consultadas en google biografías muy solventes de la artista como el libro ‘Maud Lewis. The heart on the door’, de Lance Gerard Woolaver, nos dan la medida de la mixtificación. Es este mismo autor el que señala, habiendo visto la película, que, al contrario de lo contado en ella, “la verdad es que la vida de Maudie fue brutal y la enormidad de su lucha también…”. Ya que su marido, en realidad, la aisló de sus vecin@s y la explotó para que pintara sus cuadros, que interesaban a célebres personajes de la época.

El “buen” hombre acumuló a su costa 22.000 dólares pero su casa era paupérrima, sin calefacción, ni agua caliente, ni las mínimas comodidades, que una persona, tan enferma y con dolores atroces como la artista,  hubiera necesitado. En cuanto a la historia de su hija, tan llena de sentimientos en ella, fue justamente al revés. Nunca quiso conocerla, pese a los intentos de la joven…

Vamos que si no se hubiera tratado de personajes reales, habría podido pasar por una película sensible y delicada, con algunas aristas duras, pero leído lo leído, como que no… Sally Hawkins está soberbia y Ethan Hawke, digno, sí. Pero, se insiste, lo que no es, no es.

Escrito queda.

‘En cartelera’: Las siete del siete

Siete son las películas que constituyen la nueva oferta de estrenos de este 7 de julio. A saber, y por este orden, una coproducción Reino Unido-USA, una estadounidense, una francesa y una polaca que pueden verse, además, en versión original subtitulada. En cuanto a las que solo se proyectan dobladas, tenemos una norteamericana y otra finlandesa, para terminar con la de nuestro país.

La primera es ‘Baby driver’, de Edgar Wright. Sobre un conductor especializado en fugas que pretende abandonar su carrera delictiva cuando se enamora. Pero un jefe mafioso y una extorsión, debida a un golpe frustrado, pondrán su vida y sus planes en peligro. Ha gustado bastante y debe verse.

La segunda es ‘Llega de noche’, de Trey Edward Shults. Entre el terror, la intriga y el thriller psicológico, narra como una familia – padre, madre e hijo – se ve atemorizada ante una entidad maligna que ronda su casa. Sus referencias son muy buenas y no hay que perdérsela.

La tercera es ‘El hombre del corazón de hierro’, de Cédric Jiménez. Ambientada en los años 40 y basada en hechos reales, la historia sigue a dos jóvenes reclutas que son escogidos por la resistencia checa en Londres, para asesinar a uno de los más crueles jefes nazis. Ha gustado, con algunas reservas, pero no hay que obviarla.

La cuarta es ‘Estados Unidos del amor’, de Tomasz Wasilewski. Ambientada en los 90, da cuenta de las vidas y amores de cuatro mujeres, dos de ellas hermanas. Quien esto firma, la vio en el Festival de Cine Europeo y la encontró irregular e insidiosamente misógina, pero sus reseñas son bastante buenas. Así que ustedes mism@s.

La quinta es ‘Día de patriotas’, de Peter Berg. Basada en los hechos reales del atentado terrorista de la maratón de Boston del 2013, que costó tres víctimas mortales y cientos de heridos, y en la investigación posterior, dirigida a detener a los responsables. La han descrito como comercial, poderosa y emotiva, con lo cual su visión se impone.

La sexta es ‘Tom de Finlandia’, de Dome Karukoski. Drama biográfico sobre un hombre gay que sufrió la represión y el rechazo de su país, pese a ser un héroe de la Segunda Guerra Mundial. Solo como artista logró, al fin, ser reconocido. También ha interesado y hay que darle una oportunidad.

Y la séptima es ‘El pastor’, de Jonathan Cenzual Burley. Un hombre solitario, al que se refiere el título, se enfrenta a los promotores de una constructora que se interesan por sus tierras. Muy elogiada y de visión obligada.

‘Una mirada documental’: Recordatorio urgentísimo

Mañana, lunes 3 de julio, a las 20 horas debido al horario de verano, en la sevillana FNAC de la Avenida de la Constitución, tendrá lugar la sesión de fin de curso del excelente ciclo ‘Una mirada documental’ que tan bien coordina el crítico y amigo Miguel Olid Suero.

Se proyectará el largometraje ‘Plot for peace’ (‘Complot para la paz’), de Carlos Agulló y Mandy Jacobson. Ambientado en los años 80,  en él se narra la historia real de cómo un importante empresario francés, Jean-Yves Ollivier, consiguió implicar a políticos y altos cargos del ejército y de los servicios secretos en un pacto que condujo a la liberación de Nelson Mandela.

Sus críticas son excelentes y no hay que perdérselo bajo ningún concepto.

Luego, la directora Paola García Costas nos hablará de su documental ‘Todos los caminos’, para el que cuenta con Dani Rovira y que está en pleno proceso de producción. En él, vuelve a comprometerse con una causa justa difundiendo la realidad del Síndrome de Rett, que afecta a una de cada 12.000 niñas.

Así que ya lo saben. Un programa más que atractivo y estimulante, con entrada libre. Les esperamos.

 

‘Verano 1993’: Mi vida sin ti

Carla Simon – Barcelona, cosecha del 86 – era una niña de seis años en el verano de 1993, el primero que pasó sin su madre, ya que su padre había muerto tres años antes, ambos de un virus devastador en esa década del siglo pasado. El primer verano de su nueva vida sin ella. El primer verano de su orfandad más absoluta.

El primer verano de un cambio radical de ambiente y entorno familiar; de la ciudad al campo; de una familia que la arropaba y mimaba, a otra que le imponía límites y le fomentaba la autonomía. El primer verano en el que no fue hija única, sino en el que tenía, al tiempo, una prima, una hermana pequeña y una rival en su nueva casa.

El primer verano en el que contempló  un mundo diferente, con ojos diferentes. El primer verano en el que tuvo que afrontar la convivencia con unas personas  tan próximas como extrañas. El primer verano en el que le faltó la incondicionalidad afectiva. El primer verano en el que comprobó que su herencia podía ser una maldición y que su sangre asustaba a otr@s.

El primer verano, lleno de ambivalencias emocionales, en el que debió enfrentarse a su propio lado oscuro. El primer verano de la culpa. El primer verano en el que compartir cuidados y atenciones. El primer verano de los celos. El primer verano de su nueva vida y del resto de su vida sin su madre. El primer verano en el que afrontó la pérdida y la muerte. El primer verano del duelo…

Todos estos retazos, momentos, emociones, relaciones y vivencias de una estación tan crucial para la niña que fue, nos es narrada por la realizadora en un tono tranquilo, sereno, sutil, elegante, complejo, emotivo y sensible, atento al diapasón sensitivo de la mirada de la protagonista, una prodigiosa Laia Artigas.

No tiene una narrativa convencional, sino que va capturando los instantes con unas sabiduría y madurez impropias en una debutante. Con una naturalidad desarmante. Y en ellos, paso a paso,  se teje la historia de Frida, sí, muy principalmente.

Pero también de una pareja, excelentes David Verdaguer y Bruna Cusí, unida y enfrentada ante la nueva situación familiar y por su forma de educar a las menores. Pero también de la benjamina, una arrebatadora Paula Robles, que quiere y admira a su prima-hermana, de la que, sin embargo, recibe más de un disgusto. Pero también del resto del grupo familiar, hij@s tod@s de su tiempo…

96 minutos de metraje. La escribe la propia Carla Simón, quien se la dedica a su progenitora. La excelente fotografía es de Santiago Racaj y la no menos notable banda sonora de Ernest Pipó. Mejor Ópera Prima y Gran Premio del Jurado en Berlín. Biznaga de Oro y Premio Feroz de la Crítica en Málaga, son algunos de sus múltiples reconocimientos.

La animalista que esto firma, solo tiene que reprocharle la terrible escena de la ficción del asesinato de una oveja que – aunque se lea en los títulos de crédito que ningún animal fue maltratado durante su rodaje – debió ser objeto de una elipsis o de un fuera de campo. Por lo demás, es una pequeña gran joya, una de las películas del verano y del año, que nadie, en su sano juicio, debería perderse.

SERÁ NORMA DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO COMENTARLA EN LA PRÓXIMA SESIÓN DE NUESTRA TERTULIA DE CINE LUIS CASAL PEREYRA DEL MIÉRCOLES, 4 DE OCTUBRE.

P.S: ‘Verano 1993’ ha sido la elegida para representar a nuestro país en la próxima edición de los Oscar, en la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa. Confiemos que la Academia hollywoodense haga lo propio y pueda competir por esta prestigiosa categoría. ¡¡¡ENHORABUENA, CARLA, Y A POR TODAS!!!