Archivo diario: febrero 15, 2020

Por qué no veré ‘El huevo del dinosaurio’: El asesinato de un animal invalida ética y estéticamente una película

‘El huevo del dinosaurio’ es una coproducción entre Mongolia y China, fechada en 2019, de 100 minutos de metraje, escrita y dirigida por Wang Quan’an, que es una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 4 de marzo, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol. Recibió la Espiga de Oro a la Mejor Película, además del Premio a la Mejor Fotografía en la Seminci vallisoletana.

La historia remite a una mujer asesinada en la estepa. El policía que debe custodiar la escena del crimen es joven e inexperto, por lo que se requiere la ayuda de una pastora lugareña valiente y resuelta que protegerá al cuerpo y al servidor de la ley.

Viene precedida de críticas espléndidas en las que se destacan “su arrebatadora belleza visual… , entre la comedia, la épica y la obra maestra… celebra las conexiones humanas… sensibilidad narrativa… destinada a paladares exquisitos… belleza nómada y minimalista… entre un interminable etcétera. Fuente: filmaffinity.

Pues bien, un crítico muy cualificado y generoso amigo, conocedor de la sensibilidad y activismo animalista de esta firmante, la ha disuadido de verla hoy mismo. Un cordero es asesinado en vivo y en directo en ella sin, son sus palabras, “que aporte nada a la trama. Real y absolutamente innecesario, pura barbarie”

Quien esto firma está absolutamente en contra de la explotación, maltrato y no digamos ya asesinato reales de cualquier especie no humana durante una filmación. Son derechos protegidos en Europa y en Estados Unidos, al menos teorícamente. Pero las películas, como esta, que los infringen son luego cínicamente premiadas y enaltecidas en estos mismos países. Ante una obra de arte, el crimen contra un animal durante su rodaje carece de importancia. Es invisible, no se nombra.

Para la animalista que esto suscribe, por el contrario, esta atrocidad invalida todas las cualidades fílmicas que pueda tener. NADA, NADA, NADA JUSTIFICA ESTA OBSCENIDAD SÁDICA Y BRUTAL CONTRA UNA CRIATURA INOCENTE E INDEFENSA. TODAS LAS VIDAS IMPORTAN, TODAS. LA TORTURA Y EL ASESINATO NO SON NI ARTE, NI CULTURA.

Por eso, para que quede constancia y como aviso a navegantes, escribe esta entrada como hace siempre en casos similares. Ustedes mism@s.