‘Vistas y no vistas’: Toma II. ‘The East’

El guionista y realizador Zal Batmanglij, nacido en Francia, afincado en Estados Unidos y de ascendencia iraní, conoció a una de sus mejores amigas, la actriz, guionista y realizadora norteamericana, Brit Marling, hace una década. ‘The East’ es su segunda colaboración  en la escritura, la dirección y, en el caso de ella, la interpretación. De la sintonía estética, generacional, ética e ideológica de ambos surge esta película singular, producida por Ridley Scott, que apenas si ha tenido eco en las a veces muy ingratas carteleras hispalenses.  

   Trata sobre una joven y muy cualificada ex agente del FBI, que es elegida para una importante misión en una empresa que protege la seguridad de sus muy exclusiva clientela, grandes corporaciones. Estas se ven amenazadas por una organización calificada como ‘anarco- terrorista’ llamada ‘The East’. Y la chica se infiltra en ella, decidida a boicotear sus acciones y desmantelarla. Pero…

El director, y su coguionista y actriz principal,  urden una trama de impecable factura y sólido entramado, en el que nos acercan a un ‘enemigo’ con  rostro humano que combate con sus propias armas a un feroz lobby empresarial, para quien los beneficios siempre justifican los medios. Se trata de un thriller político que esconde dinamita bajo su envoltura de convención genérica.

Sus responsables lo tienen claro. Los villanos de la función son amparados por el estatus quo pero, aunque simpaticen con la causa de quienes les cuestionan, no lo hacen siempre con sus métodos. Así que no estamos ante una cinta esquemática, ni maniquea, pero sí con la honestidad de no esconder sus principios.  Denuncia el daño a las personas y al medio ambiente a través de las radicales respuestas del grupo, brillantes, eficaces y peligrosas. Pero también nos introduce en las entrañas de una comunidad cuyos miembros, hombres y mujeres, son privilegiados outsiders, hij@s de la ira de un sistema impío e implacable. Y en sus contradicciones, carencias, fuerzas y debilidades.  

Un modélico y muy atractivo reparto que incluye a Ellen Page, Alexander Skarsgärd, la gran Patricia Clarkson, Julia Ormond y, desde luego, a la estupenda Brit Marling. Mujeres con identidad en un lado y en el otro, en pie de igualdad con los hombres. Sólo la más bien descafeinada y poco creíble conclusión empaña algo el interés de una película, de una rara avis, que, de todas, todas, merece verse. En el formato que sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s