Archivo diario: agosto 2, 2013

‘En cartelera’: Ausencias clamorosas

Esta entrada podría ser fácilmente intercambiable con la sección del blog ‘El cine que Sevilla no verá’. Así es, porque de los cuatro estrenos más susceptibles de ser degustados por cinéfil@s – como alternativa al adocenado, previsible e infantiloide cine comercial que nos abruma – no han llegado esta semana a las carteleras de nuestra ciudad, NINGUNO. Leen bien, NINGUNO. 

Se trata de tres coproducciones europeas y una latinoamericana. Cuatro dramas de muy distinto signo y diversa recepción crítica, pero con el común denominador de ser películas adultas en fondo y forma. Comenzamos por la húngara-franco -germana, ‘Sólo el viento’, de Benedek Fliegauf. Sobre una familia gitana que vive, como toda su comunidad, hostigada y amenazada por crímenes racistas que se han cobrado varias vidas. Oso de Plata y Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín del pasado año, sus reseñas han sido, en general, positivas. Se destacan su intensidad, su potencia y su denuncia de una lacerante realidad.

La alemana, ‘Romeos’, ópera prima de Sabine Bernardi, fechada en 2011, da cuenta de la iniciación sexual de un veinteañero, con cuerpo de mujer, que está en proceso de cambio de género. El comienzo de un trabajo comprometido, el descubrimiento del ambiente y del amor en la persona de un chico, le provocarán conflictos y dilemas con los que no había contado. L@s especialistas han resaltado su sinceridad y su honestidad. Se da la curiosa circunstancia, además, de que su protagonista, el actor Rick Okon, estaba, por aquel entonces, en el mismo proceso que su personaje.

‘Lo que el día debe a la noche’ es un filme francés, firmado por Alexandre Arcady, sobre cómo afectan las tensiones amorosas y franco-argelinas en el Orán de los años cuarenta. Las críticas no le han sido propicias…

Y finalmente, la argentina ‘El estudiante’, de Santiago Mitre, citada ya en otra entrada de este blog, sobre el descubrimiento de la vocación política y militante, por parte de un joven universitario, procedente del interior, y que llega a Buenos Aires sin un objetivo previo más que el de experimentar la vida de la capital. Espléndidas referencias para una película muy galardonada, que data de 2011.

Esta es la interesante oferta que tienen otras ciudades más afortunadas que la nuestra. Estos son los otros estrenos, invisibles en las carteleras sevillanas, de este primer viernes de agosto. Estas son cintas que, probablemente, no veremos o lo haremos con bastante retraso, si hay suerte. Esta es la situación endémica que convierte a Sevilla en uno de los peores lugares de este país para escribir sobre y estar al día en, o, más sencillamente, para disfrutar de un tipo de cine diferente, más inquieto y transgresor, más interesante. Ausencias clamorosas que nos duelen, nos indignan y nos empobrecen culturalmente.