‘No solo cine’: Historias violetas

El pasado sábado, 31 de enero, tuvo lugar en una de las salas del Centro de Arte Reina Sofía de Madrid una bella acción de lectura de textos históricos del Movimiento Feminista de este país – más algunos personales, más algunas consignas – englobada dentro del epígrafe, ‘Un saber realmente útil’. Veinte participantes, entre las que quien esto suscribe tuvo el honor de contarse, dos coordinadoras y otra compositora, y artífice del sonido, consiguieron una performance potente, una vibración colectiva única e irrepetible, unas emociones que se contagiaron al atestado espacio de tan incomparable marco.

En efecto, más de un centenar de personas asistieron a un evento en el que se desgranaron valiosos, necesarios, y aún tan lamentablemente vigentes, documentos del estado de la cuestión en lo que se refiere a las mujeres. Seleccionados y recogidos desde los años 70, hasta casi el momento presente. Leídos por compañeras diversas, con voces diversas, con acentos diversos, con estilos diversos, con edades diversas, con modulaciones diversas, con registros diversos… pero con el denominador común de rememorar las injusticias, los análisis, las reivindicaciones, los logros y las luchas. Por ello, el hilo conductor, el mantra en y tras cada relato -y en el apasionante climax final entre bravos y aplausos incontenibles, como los que secundaron cada recitado- fue una frase clave: ME ACUERDO.

Se recordaron, pues, entre otros temas, la invisibilidad de las homosexuales, el derecho al mal, manifiestos electorales, el ecofeminismo, el aborto, el maltrato, los maltratos, la violencia, las víctimas, la ley insuficiente, el erotismo lésbico, su vivencia, también cuando se unen las discriminaciones entre raza y opción sexual, el eje del mal del patriarcado, la procreación política asistida, la huelga… Todos subrayados con sonidos igualmente transgresores. Todos subrayados con frases, que resonaron poderosas en ese ámbito excepcional donde habita el arte menos complaciente.

Gracias a Fefa Vila, a Laura y a Sara, del Museo, como organizadoras modélicas. Gracias a la compositora de una singular banda sonora. Gracias a las hermosas mujeres participantes que dieron lo mejor de sí mismas en un acontecimiento extraordinario, lleno de energía, vitalidad, pasión, fuerza, lucidez e intensidad. Gracias por visibilizar los logros del movimiento, sus análisis, sus vindicaciones, su Memoria, en estas magnéticas y poderosas historias violetas. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

 

Anuncios

2 Respuestas a “‘No solo cine’: Historias violetas

  1. Intenso y hermoso encuentro, el vuestro, Carmen…de esos que dejan huella. Enhorabuena a todas las implicadas por hacerlo posible y en especial mi gratitud a ti por compartirlo.

  2. Gracias, Mercedes, sí que lo fue y mucho. Un abrazo enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s