Archivo diario: febrero 20, 2015

‘En cartelera’: Asesinos natos

 

La oferta de estrenos de este viernes, pórtico de los Oscar, que se entregarán pasado mañana, domingo, 22 de febrero, es tan escuálida que se limita a dos películas. Estadounidenses ambas. Una bélica, biopic -¡¡¡otra más!!! – por más señas, dirigida por un clásico de 84 años y otra, de animación, producida por un realizador más que conocido, quien da el espaldarazo a un compatriota.

La primera a la que aludimos es la última propuesta de Clint Eastwood, ‘El francotirador’, que se proyecta, además, en su versión original.  Trata sobre la biografía de un legendario – le llamaban  ‘La Leyenda’ – marine, el francotirador a que alude el título, escrita por él mismo. Este hombre, que murió asesinado por un ex compañero hace dos años, se llamaba Chris Kyle y se jactó de abatir a más de 200 iraquíes, civiles inclusive, y de no considerar a sus víctimas como personas, sino como objetivos…

Viene precedida por numerosos reconocimientos. Entre ellos, seis nominaciones a las estatuillas doradas, incluyendo la de Mejor Película. La crítica, en general, con alguna excepción, se le ha rendido y, sobre todo, a la composición del protagonista, Bradley Cooper. Pero otra cosa muy diferente es su  vertiente ideológica, muy cuestionada y cuestionable. A pesar de todo, se impone verla y es una de las cintas que debatiremos en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine, ‘La Palabra y la Imagen’, el miércoles, 4 de marzo.

De un cazador precoz, como el personaje citado, al que su padre enseñó a asesinar a criaturas indefensas e inocentes, con tan solo ocho años de edad… a un torero por imperativo familiar, aunque músico de vocación. Esta es esquemáticamente la sinopsis del segundo título de estreno. De animación, como hemos mencionado. Producido por el mexicano Guillermo del Toro y dirigido por su paisano Jorge R. Gutiérrez, remite a las tradiciones de su país y se titula ‘El libro de la vida’. Ha cosechado división de opiniones y la animalista que esto suscribe se abstendrá.

‘Nightcrawler’: Vampiros

El californiano Dan Gilroy, cosecha del 59, debuta tras la cámara con este filme, de cuya escritura también es responsable, tras haber desarrollado una larga carrera como guionista. Se trata de un oscuro thriller, de 113 minutos de metraje, fotografiado por Robert Elswit y cuya banda sonora la firma James Newton Howard. Precedida, como las estadounidenses que estamos viendo últimamente, de numerosos reconocimientos, tiene una opción al Oscar al Mejor Guión Original.

La historia sigue a un joven que no consigue encontrar trabajo en Los Ángeles, pese a su carencia de escrúpulos. Pero el azar le pone en contacto – tras ser testigo de un accidente – con el submundo del periodismo sensacionalista, en el que se encontrará en su elemento, y en el que conseguirá medrar, a toda costa y a cualquier precio.

Entre la denuncia y la ironía. Entre la maldad y la negrura. Entre la sordidez más absoluta – nunca Los Ángeles fue retratada con menos glamour… – y la total ausencia de cualquier principio. Entre el hiperrealismo sucio y la causticidad. Entre el cuento de terror y la metáfora…Entre estas y otras lecturas posibles, Gilroy nos adentra en un microcosmos de vampir@s sedientos de sangre ajena, para conseguir audiencia.

El lado más oscuro de algo que se llama periodismo y no lo es, ni merece serlo. El sensacionalismo más obsceno y soez, que supera todos, TODOS, los límites y que, aunque aquí muestre su peor cara – lo que ya es decir…- no nos es ajeno en este país. Esta bizarra mezcla del ‘Gran Carnaval’ wilderiano, pasado por un gore más que retorcido, nos provoca más de un perturbador reconocimiento. El realizador nos lo revela en toda su descarnada desnudez y con todos sus protagonistas jerárquicamente situados. Sometidos a la ley de un siniestro mercado en el que todo está en venta.

Pese a sus excesos. Pese a que pueda cuestionarse su credibilidad en según qué situaciones, es una cinta brutal y salvaje, valiente y osada que merece verse. Con un portentoso e inquietante, olvidado en las nominaciones de los Oscar, Jake Gyllenhaal. Excelente composición la suya, al filo del abismo, como el propio relato y su tratamiento fílmico. No se la pierdan.