Oscar 2015: Sexo, raza y opción sexual…

Rocío Ayuso escribió en ‘El País’, el 22 de enero de 2015, que este año los 20 candidat@s de las categorías interpretativas son blanc@s. Así es. Racismo y sexismo se dan la mano en la Academia hollywoodense pues, como se comenta en el artículo citado, el 93% de sus miembros son blanc@s, el 76% hombres y la edad media supera los 63 años…

Más cifras, solo el 7% de las películas estadounidenses más taquilleras estaban dirigidas por mujeres. Tan solo una de ellas, Kathryn Bigelow, ha ganado la estatuilla a la Mejor Película en sus 87 ediciones. Y de los casi cuatrocientos títulos, de todas las nacionalidades, estrenados en 2014, únicamente 34 fueron rubricados por realizadoras, y algunos en régimen de codirección.

Puestas así las cosas, entre las grandes olvidadas de esta edición de los Oscar 2015 estarían bajo una batuta femenina, ‘Invencible’, de Angelina Jolie, ‘La señorita Julia’, de Liv Ullmann, , ‘Amour fou’, de Jessica Hausser,, ‘Belle’, de Amma Asante – afroamericana y que glosa, en un año de biopics de hombres, a una notable heroína de este color, sufriendo una triple discriminación sexista, racista y clasista – ‘El hijo de otro’, de Lorraine Levy, entre otras posibles. Y, desde luego, la muy insólita y singular, ‘Babadook’, de Jennifer Kent.

Pero también se marginaron las miradas sensibles y solidarias de Tim Burton con ‘Big eyes’, la biografía de una creadora a la que el marido priva de su obra, y ‘Las vidas de Grace’, de Destin Daniel Cretton. Las protagonistas de cada una de ellas también fueron invisibilizadas, Amy Adams y Brie Larson respectivamente. Y, por supuesto, la estupenda Essie Davies de la citada ‘Babadook’. Ellas se unen a Jessica Chastain – ‘Interestelar’, ‘La señorita Julia’ – , a Carmen Ejogo, ‘Selma’ o a la Agata Trzebuchowska, de ‘Ida’.

De ello hablamos, entre otras muchas cosas, Juan Antonio Pérez López, el conductor, Carlos Jordán González, Antonio Sánchez Marrón, Jesús Cruz y una servidora, en el espacio que nos acogió durante siete horas. Un estudio pequeño, cálido y confortable – cuyos mandos técnicos estuvieron en manos de Víctor Espinosa- en las tripas del enorme estadio sevillista.

Y de los actores excluidos. Como Jake Gyllenhaal por ‘Nightcrawler’, Channing Tatum por ‘Foxcatcher’, Timothy Spall, por ‘Mr Turner’, David Oyelow por ‘Selma’ o Ralph Fiennes por El gran Hotel Budapest. O de las muchas y valiosas pérdidas irreversibles que han afectado a todas las ramas de la industria. Sin ir más lejos, Lauren Bacall, Robin Williams, Alain Resnais o Mike Nichols.

En esta edición tan previsible, con un Neil Patrick Harris que defraudó las expectativas. En esta Gala sin gracia, sin guión y sin apenas gags, sin interacción con la platea, dispersa, desvaída y llena de cortes publicitarios, destacaron poderosamente las intervenciones de aquellos grupos que la Academia había postergado.

Como las mujeres, en primer lugar. Así, la estupenda Patricia Arquette, Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por ‘Boyhood’, de Richard Linklater, el discurso de la noche, reclamando igualdad de salarios para “quienes habían luchado por la igualdad de derechos para tod@s y habían dado a luz a todos los prohombres de la industria y a tod@s l@s contribuyentes”. En el patio de butacas, la jalearon entusiasmadas Jennifer López y Meryl Streep. Emotivo y contundente. O Laura Poitras, Mejor Documental por ‘Citizenfour’, reivindicando lo mismo y la libertad de expresión. Ella, que ha sido encarcelada por sus ideas y por su obra.

Como los autores de la canción premiada, Glory, de ‘Selma’, de Ava DuVernay, pidiendo la igualdad e integración de una raza siempre discriminada.  Y el guionista de ‘The imitation game’, Graham Moore con el ruego de que nadie pueda sentirse inferior por su opción sexual…

Para finalizar, como la lista de galardones ya la conocen, saben que ha habido café para todos, con la injusta exclusión de ‘Boyhood’ y con González Iñárritu- ENHORABUENA – exultante y arrasando, otro mexicano en lo más alto… como el vuelo de su ‘Birdman’,  Julianne Moore, que recordó a sus compañeras de nominación y Eddie Redmayne, con demasiados tics. Ambos, premios merecidos, que no olvidaron a las víctimas del Alzheimer y del ELA respectivamente.

Gracias a Generación Geek, a Juan Antonio Pérez López, a Carlos Jordán González, a Antonio Sánchez Marrón, a Jesús Cruz Alvárez y a Víctor Espinosa, por el placer, el lujo y el honor de permitirme compartir esta noche única en su compañía. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s