‘El papel no puede envolver la brasa’: Vidas baratas

Esta noche, en la sala 14 del Nervión, que registraba un lleno casi absoluto, ha tenido lugar un acontecimiento cinematográfico extraordinario, único y difícilmente repetible. La proyección, organizada por el Instituto Francés de Sevilla, el Festival de Cine Europeo y Cinesur del documental francés ‘El papel no puede envolver la brasa’, con la presencia de su realizador, Rithy Panh, que posteriormente ha dialogado con el público. El crítico de cine y programador del SEFF, Alejandro Díaz, fue el conductor de este encuentro excepcional.

Quien esto firma, no va a hacer una crónica al uso. Demasiadas emociones y sensaciones se lo impiden, pero es igualmente imperativo consignar este notable evento. Así que mezclará sus impresiones del “documental ficcionalizado” con las generosas, lúcidas y detalladas respuestas de su firmante a las muy densas e incisivas cuestiones que le plantearon algunos-as de los y las presentes, en un tótum revolútum.

El título de este largometraje reproduce la frase de una de las 13 protagonistas prostituidas, la mayoría menores de veinte años, y recluidas, prisioneras a todos los efectos, en el Edifico Blanco de Phnom Penh, Camboya. Un edificio que albergó, paradójicamente, en el pasado el talento de artistas y creadores-as. Y el del epígrafe el de otra, que piensa que sus vidas son baratas. Mucho más, mucho peor que eso : sus vidas no valen nada, ni siquiera son merecedoras de tal nombre.

18 meses convivió el cineasta con estas mujeres, la mayoría de las cuales sigue inmersa en el infierno, otras han muerto y solo una ha logrado ‘liberarse’ por la vía conyugal. Ninguna de ellas ha querido, de las que han podido, ver la película. Les avergüenza hacerlo. Pese al enorme respeto con el que están tratadas. Pese a que ha registrado, una vez que se ganó su confianza, sus propias voces. Sus propias palabras, sin guión alguno. Tan solo la puesta en escena y la repetición de tomas en los casos necesarios.

La devastación, el horror absoluto de una esclavitud sexual de la peor especie nos es mostrada sin anestesia. Pero con un lirismo y una belleza – o dignidad, según su director – tan potentes como demoledoras. Ellas, las víctimas, se expresan, lloran, se lamentan, cantan, ríen, se reconfortan mutuamente haciendo, viviendo, sintiendo, un atroz recuento de sus miserables existencias.

Un atroz recuento del círculo vicioso de explotación, abusos y maltratos extremos en los que están inmersas. Círculo vicioso del que se derivan drogodependencias, enfermedades de transmisión sexual como el sida, embarazos no deseados, abortos frecuentes y dolorosos, hijos-as muertos-as o en manos ajenas, una total ausencia de futuro y de esperanza.

Del que se derivan autolesiones, intentos de suicidio, pérdidas familiares, afectivas y de las propias raíces. De las propias infancia, adolescencia, juventud y expectativas de vida. Una llama ‘vieja’, sin insultarla, describiéndola, a otra de 34 años…

Todo ello contado sin estridencias, ni aspaviento alguno. Sin chantaje, ni manipulación emocional. Con una planificación elegante y estilizada, pese a la brutalidad de lo narrado. Lo que la hace radicalmente honesta y aún más desgarradora, si cabe. Hasta lo insoportable.

Fechada en 2007. 90 minutos de metraje. La excepcional fotografía la firma Prum Mesa y la música, Marc Marder y Agnés Senemaud. Su autor confiesa que no quiere ser solo el cineasta del genocidio, que disfruta enormemente de la vida y que gusta también de las comedias. Pero su compromiso con los y las desheredados-as es irrenunciable. Y su mirada fílmica nos compromete también y de qué manera

Gracias sean dadas al Instituto Francés de Sevilla, al SEFF y a Cinesur Nervión por una velada MEMORABLE. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Post scriptum: Quien esto firma, estuvo hasta bien pasadas las tres de esta madrugada completando esta crónica. Y, pese a su extensión, no ha podido recoger las más que interesantes, lúcidas y enriquecedoras cuestiones que se le plantearon al director. Feministas, éticas, políticas, fílmicas… y las respuestas sabias y generosas que recibieron. Escrito queda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s