‘El hilo invisible’: El tiempo entre costuras…

Quien esto firma, estima gran parte de la filmografía del guionista, productor y realizador Paul Thomas Anderson – cosecha del 70, con títulos en su haber como ‘Sidney’, ‘Magnolia’ o ‘The Master – pero no ha conectado con esta su última propuesta que ha suscitado, no obstante, admiraciones encendidas por parte de gente muy cualificada. Ténganlo muy en cuenta.

Al entender de esta firmante, ‘El hilo invisible’ – 130 minutos de metraje, escrita y bellamente fotografiada también por su realizador, con una buena partitura de Jonny Greenwood y excelentes interpretaciones de Daniel Day-Lewis, muy especialmente, Lesley Manville y Vicky Krieps, 4 nominaciones a los BAFTA y 6 a los Oscar – tiene una excelente factura y una puesta en escena hermosa, elegante y estilizada -lógicamente asociada al microcosmos que describe… – junto a una frialdad en el tratamiento, que supuestamente esconde intensas pasiones y oscuros secretos en el fuera de campo. Supuestamente, ahora se entrará en ello, porque…

…Porque el presunto refinamiento del que hace gala es unidireccional, a mayor honra y gloria de un personaje egocéntrico, déspota, tiránico y absolutamente misógino, que nos es mostrado con mucha mayor admiración que crítica. Porque el pretendido romance gótico no es tal sino un sometimiento de la mujer, de las mujeres que le rodean. Como su enamorada, su hermana y el personal a su cargo. Porque la reacción tardía, esquinada y perversa – de esas que encandilan a mucha gente de la crítica – de la protagonista no es afirmativa, sino absolutamente subordinada. Nunca hay un intercambio de igual a igual, nunca.

Porque recoge clichés tópicos como la veneración por la figura materna y oscuros conflictos familiares tramposamente sugeridos, pero vacíos de contenido. Porque a quien esto firma tampoco le ha parecido de recibo que no incidiera más – como ha hecho en otros filmes suyos con intensidad y talento – en las glorias y miserias de una época y un país dentro de un entorno privilegiado y excluyente. Porque le ha aburrido, a la par que irritado, este tiempo entre costuras.

En fin. Es solo la opinión de esta firmante. Véanla y fórmense la suya propia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s