Archivo diario: mayo 27, 2014

‘Antonio Vega. Tu voz entre otras mil’: Un paseo por el amor y la muerte

Hay que celebrar la presencia en las carteleras sevillanas de dos documentales, género al que los exhibidores locales no son precisamente aficionados, y que ha sido mayoría en esa lista negra del cine que nuestra ciudad no verá, ni va a ver. Curiosamente, además, ambos están relacionados con el mundo de la música, aunque sean radicalmente distintos en todo lo demás. El primero, español, firmado y escrito por Paloma Concejero, ‘Antonio Vega. Tu voz entre otras mil’. El segundo, estadounidense, ‘A 20 pasos de la fama’, de Morgan Neville.

El primero es un retrato potente, emotivo, denso e intenso, de un ser especial, de un ‘extraterrestre sensible’, como lo describe su realizadora, a quien le llevó nada menos que cuatro años completarlo teniendo que desechar, en el montaje definitivo, mucho material filmado y casi tanto esfuerzo el que viera la luz. Un valioso material en el que colaboraron la familia – aunque luego pretendieran ‘secuestrarlo’ -:  madre, hermanos, su ex-mujer, la madre de su última compañera, sus amigos y colegas; con un notable archivo fotográfico e impagables testimonios de su infancia filmados en Súper 8 por un padre aficionado.

Y sus canciones, sus declaraciones, su voz en primera persona… Todo ello compone un fresco único e irrepetible, sutil y complejo, tan luminoso como oscuro. Porque, aunque no se juzgue, se muestra, se palpa, el progresivo descenso a los infiernos de un creador tan dotado, de un artista tan completo como autodestructivo. Resulta estremecedor el registro, sin censuras, ni amarillismos, de una caída en picado en las adicciones más letales ante la impotencia de quienes le querían y no podían ni rescatarle, ni seguirle. O de quienes le dejaron, sin abandonarle nunca, o de la hermosa criatura que sucumbió antes que él mismo.

Es un claroscuro tan completo y tan vívido. Tan lleno de claridad como de sombras, tan irreductible como tierno, tan comprensivo como insobornable. Conmueven las madres, los hermanos, las amistades, los compañeros de viaje y de música, las imágenes infantiles. Conmociona el contraste entre un hombre que, aparentemente, lo tenía todo pero amante de los abismos. Su propia evolución física es desgarradora. Tanto como el humor y la lucidez de las que hacía gala, la profundidad de su pensamiento, tan  gatófilo además… El dolor, la sabiduría y la aceptación de l@s suy@s. Con sus temas subrayando los capítulos de una carrera y de una biografía tan radicales y diferentes.

Hay que agradecer sin reservas a su directora este testimonio de una vida tan rica como atormentada. Este documento tan valiente y hermoso, tan lleno de registros y matices, tan poliédrico, tan sentido y tan lacerante, debe ser apreciado por un amplio sector de público. Y los Goya deberían asimismo tenerlo muy en cuenta. Sus calidades de forma y fondo son incontestables. Su visión es toda una experiencia, no se la pierdan.