Premios ASECAN 2015: El cine andaluz se viste de Gala

A esta hora temprana de la tarde, cuando los teletipos ya se han hecho eco del Palmarés de los Premios de la Asociación de Escritoras y Escritores Cinematográficos de Andalucía. A esta hora temprana de la tarde, pues, solo le cabe a quien esto firma consignar los, para ella, momentos estelares de una Gala, la de los Premios ASECAN-SGAE, que cada año se supera a sí misma. De una organización impecable y del impecable – y desinteresado – trabajo de soci@s, junta directiva y amistades, que consiguieron maximizar, con imaginación, creatividad, y glamour, el escaso presupuesto del que disponían.

image

Así fue, desde el buen hacer del y la presentadora. A saber, los periodistas Rafael Pontes – enorme, derrochando ingenio, recordando a Grecia y a Haneke, que aún no ha recogido su premio – y Marta Jiménez, estupenda, no le fue a la zaga. Junto a las hilarantes intervenciones-imitaciones de la brillante humorista Leonor Lavado. Además del ambiente de incontenible alegría y vitalidad que se transmitía, dentro y fuera del escenario. Tanto desde el patio de butacas como desde el anfiteatro, donde se sentó quien esto firma, muy bien acompañada, y donde la complicidad, los aplausos, las risas y la emoción fueron la tónica reinante.

Hora es ya de consignar – son todos los que se mencionan y es imposible que estén todos los que son -, hablando de emociones, los momentos más candentes y vibrantes, de signos diversos, de los discursos de l@s premiad@s. Como la sutileza ingrávida de Ingrid García Jonsson, Actriz Revelación por ‘Hermosa juventud’, de Jaime Rosales  a quien se le había perdido una lentilla con tanto trajín, que agradeció mucho al director semejante papel, y que pidió trabajo para l@s jóvenes en estos tiempos de crisis.

Como el estilo y el savoir faire de Cuca Escribano, al recoger el suyo, por ‘Los tontos y los estúpidos’, de Roberto Castón. O la humildad tan conmovedora de Virginia de Morata por ‘321 días en Michigan’, de Enrique García. Tres actrices premiadas y un actor, todo un clásico, el excelente Juan Diego de ‘Anochece en la India’, de Chema Rodríguez, quien, griposo y apenas sin voz, llamó a la resistencia y al cambio.

Como la alegría del premio a la Producción de Televisión que fue para el notable documental ‘Alcalá Zamora. La Tercera España’, de José F. Ortuño y Fátima Santos, que el primero dedicó a la estupenda Laura Alvea, y que el representante de Canal Sur aprovechó para reivindicar la televisión pública. O el sentido discurso de la realizadora Remedios Malvárez, Mejor Cortometraje Documental, por ‘Silencio’. Celebramos también que otra mujer se haya llevado el de su homónimo de ficción por ‘Oasis’. Otra mujer que es tocaya de nombre y apellido de quien esto firma, Carmen Jiménez.

O la elegancia escueta de Víctor Barrera, Premio Asecan de Honor. O el recuerdo, tan justo, a Miguel Picazo del coordinador del Libro de Cine, ‘Jimena, guión cinematográfico inédito’, Enrique Iznaola. Por cierto, uno de los pocos que, con algunas premiadas, utilizaron los dos géneros. Se agradece y mucho.

Diez de diez para ‘La isla mínima’. Todo un pleno. Pero tuvieron que marcharse, adelantando la gran final, porque les esperan en Madrid, casi a estas horas, los Premios Feroz. Y los Goya, en febrero. Imparables. De las intervenciones del equipo, destacamos la emotividad a flor de piel y a lágrima saltada, que se contagió al escenario y a toda la sala, del montador José Manuel García Moyano y el más contenido del coguionista, Rafael Cobos, quien se lo dedicó a su futuro hijo, a punto de nacer, y que trae tanto bajo el brazo… O la del crítico y amigo, Miguel Olid Suero, un más que digno “perdedor”, al presentar al citado premio honorífico.

Muchas referencias al injusto IVA y a las salas que ha cerrado. A la crisis que nos azota y a la esperanza de un tiempo mejor. Y a las nuevas promesas, porque, como señaló muy acertadamente el presidente de Asecan, Javier Paisano en su lúcido discurso, se han premiado en esta edición “a tres generaciones distintas de cineastas”. Lo que suscribió Verónica Repiso, coordinadora de SGAE en Andalucía.

‘Boyhood’, de Richard Linklater y ‘Magical girl’, de Carlos Vermut han sido las cintas no andaluzas elegidas por la crítica. Y ya solo resta agradecer a ASECAN-SGAE el placer de haber sido testigo de un evento gozoso, divertido, emotivo y brillante. De haber tenido el honor de formar parte de la gran fiesta del cine andaluz. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s