No solo cine. Feria del Libro de Sevilla 2015: La crisis en violeta

En una Feria del Libro hispalense, como la de esta edición del 2015, en la que, contemplada desde una perspectiva paritaria, habrá encuentros y firmas con, aproximadamente 138  autores por 52 autoras. En la que sus nombres propios, justa y merecidamente premiados, son todos masculinos. En la que en sus homenajes, justos y merecidos, habrá una relación de tres a una. En cuyas mesas redondas, salvo honrosas excepciones, hay una composición exclusiva o mayoritariamente masculina. En esta Feria del Libro, pues, ha sido un acto de justicia la inclusión de una actividad como la de este mediodía en La Pérgola.

Dicho acto ha estado organizado por el Centro de Estudios Andaluces, cuya directora, Mercedes de Pablos, hizo los honores. Se trataba de la presentación del libro de Cecilia Castaño Collado, Doctora en Ciencias Políticas, Catedrática de Economía Aplicada y experta en sociedad de la información y género, ‘Las mujeres en la gran recesión’. Acompañaba a la autora, además de la anfitriona ya citada, la prestigiosa periodista y analista política, Soledad Gallego-Díaz. Pese al calor inmisericorde, estuvo muy concurrido.

De Pablos comenzó saludando a la Feria, un verdadero zoco según ella, como la auténtica Feria de Sevilla y glosando al libro como provocador, al poner en evidencia que la crisis tiene nombre de mujer y a su autora como una imprescindible economista que evalúa, además, las políticas públicas.  De Gallego-Díaz resaltó su defensa de la igualdad desde las páginas de El País y consideró todo un honor para la institución que dirige haber contado con ambas para desentrañar, ‘desde las tripas del libro, desde su lectura’ algunas conclusiones que nos afectan.

A partir de ahí, no hubo nada al uso, sino un diálogo de la periodista con la autora, con precisiones de la anfitriona y que se hizo extensivo al público. Así que lo que quien esto suscribe reseña, muy imperfecta y esquemáticamente a continuación, es el resultado de voces, opiniones, miradas, visiones, análisis y conclusiones tanto de las invitadas como de las – asistencia mayoritariamente femenina y, claro, feminista – personas presentes.

Como que se trata de un estudio muy relevante en la defensa de los derechos de las mujeres, y un documento fundamental para conocer cuales son los componentes de la crisis. Como que estamos no solo ante un estancamiento generalizado, sino en franca regresión. Como que los datos son rigurosos y merecían visibilizarse. Como que, a causa de la debacle, desde el 2008 se ha quebrado gran parte del Estado de Bienestar y que los recortes de los servicios públicos han afectado muy especialmente al empleo femenino, de los que eran el principal apoyo. Como que esto fue una consecuencia de la reacción masculina en el poder, que eligió sacrificarlos en primer término, porque “la igualdad de género es un lujo que no nos podemos permitir”. Y que esto es  inaceptable, sin paliativos.

Como que los indicadores de la igualdad sean económicos, sanitarios, educativos y de participación, han bajado enormemente en nuestro país y en toda Europa, excepto en los países nórdicos. Como que está bien el relevo generacional, pero que la experiencia de las mujeres maduras es muy valiosa. Como que la reforma laboral ha cambiado el  Estatuto de los Trabajadores, entre otras cosas, primando la competitividad y la productividad, por encima del empleo. Como que se condena a las mujeres a una pobreza estructural a largo plazo, porque ellas son las sustentadoras de sus hogares. Como que los llamados cuidados no son asunto de mujeres, sino de toda la sociedad, como ocurre, de nuevo, en los países nórdicos.

Como que se han pervertido leyes tan válidas como la de Igualdad y la de Violencia de Género. Como la desaparición de los Institutos y Centros de mujeres. Como el permiso de paternidad. Como el vigente techo de cristal. Como que los altos ejecutivos están casados y tienen familia, porque sus mujeres se sacrifican, pero, en el caso de ellas, son solteras y o sin hijos-as. Como el ejemplo de la primera ministra en la excelente serie danesa, ‘Borgen’, impensable en cualquier otro país. Como que las mujeres tienen que luchar para que partidos y sindicatos lleven sus reivindicaciones en sus programas. Como tantas otras cosas, a cual más apasionante, en este cálido mediodía sevillano libresco y violeta…

Gracias sean dadas por ello a la propia Feria, al Centro de Estudios Andaluces, a Mercedes de Pablos, a Soledad Gallego-Díaz y a Cecilia Castaño Collado. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s