‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 4: Punto y seguido…

No pudo tener nuestra tertulia de cine un cierre de curso y temporada más vitalista, brillante y divertido. Pese a otras alternativas y al calor inclemente, la sesión estuvo muy concurrida. Como siempre, pródiga en cantidad y en calidad. Con unos intensos y animadísimos contrastes de pareceres y con un invitado de etiqueta negra, José Luis Ordóñez, conductor del programa de cine de Canal Sur Radio ‘La Calle de Enmedio’, además de guionista y escritor.

Este hombre valiente supo aguantar el tipo, pues se encontró en franca minoría con respecto al resto del personal en las valoraciones de las películas. Especialmente en las dos últimas por orden de debate. Y lo hizo con sabiduría y un enorme sentido del humor. Lo que dio como resultado unas discrepancias tan respetuosas como intensas. Tan cómplices como apasionadas. Tan agudas como desternillantes.

Más consenso, aún con su división de opiniones y matices, suscitó ‘La punta del iceberg’, ópera prima de David Cánovas. Se valoraron su retrato de la codicia, de la explotación impía, y oculta las más de las veces, de la plantilla de las multinacionales. Su temática, muy poco tratada. Su compromiso. El trabajo de Maribel Verdú. Y no convencieron su mezcla de géneros. Su final, con excepciones. El tratamiento de sus secundarios-as. Su estatismo, gelidez y, para algunos-as, su falta de credibilidad.

Con otro debut cinematográfico ‘La bruja’, de Robert Eggers, las diferencias fueron acusadas pero, como en la siguiente, más que hilarantes. Unanimidad en su puesta en escena y en su belleza formal. Nada más. A una minoría le gustó su tratamiento del suspense. Su ausencia de sobresaltos al uso. Su visión de una familia tan cercana como aterradora. Su final. A la mayoría le disgustaron su ambivalencia, su frialdad, su ausencia de espíritu, su misoginia, su tratamiento de los personajes, sus trampas y su final.

Pero fue con ‘Corazón gigante’, de Dagur Kári, donde se dio el do de pecho. Nuestro invitado, solo ante el ‘peligro’, estuvo incisivo y provocador- en el mejor sentido – expresando su desafecto por ella. Le aburrió , le pareció tópica y nada adecuada para llevar a las nuevas generaciones al cine.

Puntos estos que el personal le rebatió con una declaración de amor a una película que estimaron sabia, compleja, nada convencional, emotiva y excelente en su fondo y forma. No solo, y especialmente, por el personaje central, sino por la otra Islandia y por la clase obrera que sabe retratar.  Por el tratamiento de las mujeres. De la que le despierta al mundo. De una madre tan atípica y erotizada. Del matonismo, de los prejuicios contra el diferente. Y, por supuesto, señalaron que debería ser de visión obligada en colegios e institutos.

El miércoles, 5 de octubre, estaremos de vuelta, inaugurando una quinta temporada. Comentaremos lo visto en verano, teniendo a la última propuesta de Alberto Rodríguez, ‘El hombre de las mil caras’, que se estrena el 23 de septiembre, como protagonista central.

Gracias a La Casa del Libro, al impecable trabajo de José Iglesias Blandón, a José Luis Ordóñez por lo que hemos aprendido, discutido y disfrutado de y con él y a los-as mejores tertulianos-as del mundo mundial por hacer de cada encuentro algo inolvidable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Feliz verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s