No sólo cine: Cálida luna violeta…

Todo un lujo tener en Sevilla a Gioconda Belli, una novelista y poeta nicaragüense de prestigio internacional, con numerosos y merecidos reconocimientos jalonando su carrera. Y con una biografía más que apasionante. Luchadora infatigable contra la dictadura somocista, ocupó cargos de responsabilidad en el gobierno sandinista, que abandonó para dedicarse por completo a la escritura. Feminista convencida, ‘La mujer habitada’ ha sido un libro de cabecera para tantas de nosotras… , también ha roto moldes con su poesía erótica. Esta autora y ciudadana de excepción ha presentado esta noche, en la Biblioteca Pública Infanta Elena, su última propuesta literaria, ‘El intenso calor de la luna’.

GIOCONDA BELLI OK

Flanqueaban a la protagonista Juan José Téllez, director del Centro Andaluz de las Letras, organismo anfitrión a través de su ciclo Letras Capitales; Mercedes de Pablos Candón, directora del Centro de Estudios Andaluces; Silvia Oñate, directora del Instituto Andaluz de la Mujer, y Braulio Ortiz Poole, periodista y escritor. Llenazo absoluto, de antología, como no podía ser menos. Inició la ronda de intervenciones Juan José Téllez, a modo de prólogo, reconociendo el placer y el privilegio de presentar a la autora, “por su vida y por su obra”.

Silvia Oñate incidió también en su gratitud y en su emoción, porque Gioconda Belli es una, jugando con el título del ciclo, Letra Máxima Capital. Como mujer, resaltó que los textos de las escritoras tienen un poder de transformación social. El poder de la literatura y de la palabra, el incalculable valor de estos escritos contra los estereotipos patriarcales de la maternidad, el paso del tiempo o la belleza, entre otros muchos.

Mercedes de Pablos señaló las mujeres que hay en Belli. Tales como la feminista, la sandinista, la activista por los derechos humanos. Sobre la protagonista de la novela, comentó que esta Emma, era un “ajuste de cuentas con Flaubert”, pues Madame Bovary es el autor francés, según declaró él mismo y por ello no puede identificarse con su personaje. Pero esta tocaya, otra de las adúlteras célebres de la literatura, del siglo XXI, privilegiada por posición social, pero consciente de no haber aprovechado lo suficientemente su vida, rescata lo innombrable: la menopausia. Respeta al lector con el retrato de sus personajes masculinos, es honesta y no sucumbe a la apatía, ni a la desesperación.

Braulio Ortiz dijo que aquello parecía una boda, tanto la mesa como la sala, por lo concurrida. Declaró su amor por ‘la poeta y la narradora’, por la magia de sus libros, por su compromiso político y feminista festivo, gozoso y pasional, y por el, de nuevo, tan novedoso enfoque de esta obra de ‘reivindicar la menopausia como espacio de plenitud’. Por la belleza de su lucha, su avaricia de la vida, de la tierra y de la naturaleza y por su desafío a la vejez.

Belli expresó gratitud y emoción por tal calor humano. Recordó su miedo de antaño a la menopausia y a la vejez, pero ‘aquí estoy con 60 y pico, llena de vida y sexy’. Damos fe… Enfatizó que el discurso social no se ha adaptado a los cambios en la expectativas cronológicas. A una cierta edad, a nosotras -que unimos la menopausia con el nido vacío y que vivimos más que ellos – nos invitan a la retirada de los placeres y a los hombres les dan viagra. Reconoce, dado su ‘vergonzoso pasado como publicista’ que esta de la pastilla azul fue una campaña brillante. Sobre su personaje y debido a su fascinación por Flaubert, comentó que ‘quería a una Emma contenta, que tuviera un buen final, que la luna brillara para ella y que nos representara’. Reivindicó a las amigas y a la solidaridad entre ellas, frente al mito de la rivalidad.

Y el público asistente  -¿hemos dicho ya que una mayoría aplastante de mujeres?-  se volcó pidiéndole que recitara poemas, -cosa que hizo y maravillosamente bien, por cierto-  manifestándole su más rendida admiración por su vida, por su ejemplo y por su obra. Regalándole pendrive de actuaciones basadas en piezas suyas, una embajada malagueña. Voces femeninas y feministas intensas, apasionadas, emotivas y emocionadas hasta las lágrimas. Pero también estuvieron presentes otras voces -‘estoy habitada por las voces de los muertos’- las de las 12.000 personas andaluzas desaparecidas,  las de las que aún están en 130 fosas comunes.

Fue más que una presentación de un libro al uso. Fue una oleada de humor, lucidez, ingenio, brillantez e intensidad de sentimientos las que recorrieron unas dependencias abarrotadas. Dos horas con Gioconda Belli y sus anfitriones-as. Dos horas de una noche de cálida luna violeta. Gracias por esta velada inolvidable.

Anuncios

2 Respuestas a “No sólo cine: Cálida luna violeta…

  1. Gracias Carmen por acercarnos esa tarde memorable. No es como estar pero a las personas que no pudimos acudir y que lo deseábamos mucho nos compensa un poco. Estoy deseando tener el libro.Gracias de nuevo. Rita

  2. Mil gracias a ti, Rita, por tu cariñoso comentario. Lamento que te perdieras esta velada tan enriquecedora y especial. Aquí tienes un espacio en el que expresarte y ya nos contarás tus impresiones sobre el libro. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s