Dos miradas de mujer: Paradojas

Han coincidido durante estas fiestas, de infausto recuerdo para quien esto firma, en las salas de nuestra ciudad las miradas de dos realizadoras. Una oriental y otra occidental. Una, con un cierto bagaje, y la otra,  toda una clásica del cine contemporáneo. Pertenecientes a dos mundos y a dos generaciones muy diferentes. Una, japonesa y la otra, alemana. Una, de la cosecha del 69 y la otra, de la del 42. Una, de la que quien esto firma se había prometido no volver a reincidir en su filmografía. La otra, a la que quien esto firma le ha profesado siempre respeto y admiración.

Ellas son Naomi Kawase y Margarethe von Trotta. Y sus últimas propuestas fílmicas son, respectivamente, ‘Una pastelería en Tokio’ y ‘El mundo abandonado’. Ambas cuentan historias intimistas, pero  una la trasciende en una reflexión sobre las marginaciones sociales y la otra, de cariz autobiográfico, la integra de lleno en el microcosmos familiar. Pero en las dos hay importantes secretos en juego, que cambian las vidas de los y las protagonistas. Una, ambientada en la ciudad que aparece en su título y la otra, que alterna entre dos países.

Antes de continuar, quien esto firma quiere aclarar la razón de su rechazo al cine de Kawase. Se debe a que en su anterior filme, ‘Aguas tranquilas’, se degüellan en vivo y en directo a dos corderos. La abajo firmante solo soportó, puesto que desconocía este hecho intolerable, ver el primero de estos inicuos asesinatos ya que salió de la sala con la firme promesa de no volver a darle ninguna oportunidad a esta cineasta.

Pese a ello, la insistencia de amistades y familiares cinéfilas, con la garantía de que ningún animal era maltratado aquí, la hicieron desistir de su propósito y ver esta cinta tan singular como hermosa; tan delicada como desgarradora; tan serena como dolorosa; tan sutil como incisiva. En ella, tres personajes muy diferentes entre sí, un hombre aún joven, una adolescente y una anciana, que no son, exactamente, lo que parecen, confluyen en el establecimiento de referencia y transforman mutuamente sus vidas. La pastelería les une, pero también el sentirse al margen de unas normas sociales injustas con los y las diferentes. Dado que aquí quien esto firma no va a extenderse más, ni a hacer una crítica ortodoxa, les recomienda, eso sí, que no se la pierdan.

Margarethe von Trotta declaró en una reciente entrevista que en ‘El mundo abandonado’ había contado una historia autobiográfica e intensamente personal que quería desvelar antes de morir. Quien esto firma, le desea a la prestigiosa directora germana una larga vida. Entre otras cosas, razones obvias aparte, para que vuelva a darnos muchas otras muestras de su talento que nos hagan olvidar este grave tropiezo.

Porque este relato de secretos familiares requería un tratamiento radicalmente distinto al de culebrón barato que le ha dado. Requería austeridad, gradación del ritmo, sugerencia, misterio, estudio de los personajes y de sus interrelaciones, del ambiente en el que se mueven… Pedía a gritos clima, atmósfera, perturbación, capacidad de sugerencia, emoción y tantos otros valores de los que carece absolutamente.

Pero es que ni siquiera hay una mínima crítica a los penosos intercambios entre hombres y mujeres aquí. Esquemática, tópica y reduccionista. Hasta sexista, si me apuran, y llena de clichés. Desaprovecha a sus dos excelentes actrices principales – Barbara Sukowa y Katja Riemann – que tratan a la desesperada de insuflar algo de vida a los personajes que les han tocado en suerte. Lastimoso como ejercicio cinematográfico e indigno, a todas luces, de las cualidades de su autora.

Paradojas, en fin, a las que una espectadora violeta y animalista ha debido enfrentarse…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s