‘Trumbo’: La Primera Enmienda

El ciudadano estadounidense Dalton Trumbo (1905-1976), uno de los guionistas más ilustres, de mayor talento y mejor pagados de Hollywood, se acogió a la Primera Enmienda de la Constitución de su país – la que garantiza la libertad de expresión – para no declarar ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas.

Tal actitud, tan legal como legítima, le costó un año de cárcel y una persecución sin tregua – la tristemente célebre Caza de Brujas – que duró hasta bien entrado los años 70 y que, entre otras tantas cosas, les deparó a él y a sus colegas escritores  – los conocidos como ‘Diez de Hollywood’, además de a muchos-as otros-as profesionales de la industria del cine – el ostracismo, el paro, la ruina económica, la pérdida de identidad, de la salud, de las relaciones amistosas, sociales, profesionales, familiares y, en algunos casos, de la propia vida.

Esta película, de 124 minutos de metraje, está basada en la biografía del personaje escrita por Bruce Alexander Cook y realizada por Jay Roach. Su guión adaptado se debe a John McNamara. Su excelente fotografía a Jim Denault y su no menos notable música a Theodore Shapiro.

Fue una de las elegidas para debatir el pasado miércoles, día 4, en nuestra tertulia ‘La Palabra y la Imagen’, como pueden leer en la crónica de dicha sesión. Cosechó una intensa división de opiniones y sus detractores-as le reprocharon, entre otras cosas, ser un biopic convencional, plano y sentimental, que pone demasiado énfasis en la familia, en lo privado. Le atribuyeron bajones de ritmo y se mostraron también en desacuerdo con su puesta en escena.

Quien esto firma, discrepa radicalmente. Con todos sus respetos por tan autorizadas y valiosas opiniones. Piensa, por el contrario, que es una apuesta comercial y más que digna. Dirigida a un público mayoritario y ecléctico, sin ofender la inteligencia. Porque no es banal, sino rigurosa y consecuente, con la Memoria Histórica de un país que se cubrió de infamia destrozando a las gentes y a las mentes más brillantes y de mayor talento de su generación, en función de sus ideas.

Frente a quienes sostuvieron que les resultó desangelada, quien esto firma la consideró, por el contrario, profundamente emotiva. Y con dos aciertos, que le fueron reprochados como defectos. El primero -, las feministas lo venimos sosteniendo desde hace varias décadas –  ‘lo personal es lo político’.

Así que, el detenerse en la descripción de los radicales cambios del modus vivendi del grupo familiar del protagonista, en su ‘vida privada, da la idea más cabal de que el daño causado por este fascismo totalitario extendía sus tentáculos devastadores hasta la intimidad de sus víctimas. Y ‘Trumbo’ lo muestra muy bien.

El segundo, es la puesta en escena, con la textura de la época, unida al sabio manejo de las escenas documentales con los-as actores y actrices integrados-as en ellas. Un lúcido ejercicio que combina realidad y ficción, tanto como el hecho de que no se preocupe tanto de los parecidos físicos de quienes interpretan a personajes reales como de sus responsabilidades, traiciones y lealtades.

Todo ello servido por un reparto en estado de gracia, con un excelso Bryan Cranston a la cabeza. Pero también Diane Lane, Elle Fanning, John Goodman y la odiosa, y magnífica, villana Helen Mirren.

Dalton Trumbo ganó dos Oscar bajo nombres supuestos. Por ‘Vacaciones en Roma’, de William Wyler, en 1953 y por ‘El bravo’, de Irving Rapper, en 1958. La Academia de Hollywood le reconoció como legítimo ganador de la estatuilla, en la segunda película, en 1975, un año antes de su muerte. El de la primera solo se hizo oficial en 1993. Póstumamente…

Ríndanle un homenaje a este, a estos-as luchadores-as por la libertad de pensamiento, de expresión y de conciencia y no se la pierdan. Y háganlo, es un consejo, hasta el último de sus títulos de crédito.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s