‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 5: Familias y raíces

Otra más que estupenda velada la de esta noche en La Palabra y la Imagen. Excepcional por ser un jueves, al coincidir el primer miércoles de diciembre justo en medio de la primera parte del puente. Y también por la calidad de sus contenidos y de sus debates. Contenidos y debates de los que esta crónica será un pobre y esquemático registro. Es una empresa muy osada intentar aprehender tantas miradas lúcidas, sabias y relevantes, contrastándose entre sí. Pero es de recibo intentarlo…

La sesión comenzó, nobleza obliga, agradeciendo a Pepe Iglesias su impecable trabajo como coordinador de actividades de la librería y el cariño y la eficiencia con los que siempre ha mimado a esta actividad. Le perdemos, lamentablemente, en este registro, pero siempre le tendremos como amigo.

En cuanto a Cristina Abad, ha sido todo un lujo contar con esta periodista de cuyo brillante currículum – para no alargarnos – destacamos que, entre los muchos medios que ha colaborado, ejerce ahora la subdirección de la prestigiosa revista de cine y televisión Fila Siete. Supo introducir maravillosa, documentada y eficientemente las dos películas a debate, con mucho conocimiento de causa y aportando datos nuevos y del máximo interés, junto a su propia mirada crítica y personal más que valiosa.

La argentina ‘El ciudadano ilustre’, de Mariano Cohn y Gastón Duprat,  quienes – como muy oportunamente nos recordara nuestra invitada – son productores, cineastas y realizadores de televisión, con programas en cuyas fuentes bebe la película. Incluso su factura deliberadamente tosca es producto, comentó, de la transgresión que le imprimen a un medio tan poco maleable.

Espiga de Plata y Mejor Guión en la Seminci, Mejor Actor al gran Oscar Martínez en Venecia y seleccionada a los Oscar por Argentina, este relato fílmico tan singular, brillante, cáustico, corrosivo y feroz, concitó la unanimidad en sus valores. Se destacó que el pueblo respondía a las características de los de Buenos Aires, planos y en siesta perpetua, el país profundo.

Su crítica impía al mundo artístico e intelectual, que sus firmantes conocen muy bien. Pero también al del poder, si bien a pequeña escala, al nepotismo y al machismo. Su enfoque iconoclasta sobre el protagonista y la negrura de un entorno, en el que no se deja títere con cabeza.

Su estructura por capítulos, en paralelo al juego entre realidad y ficción, con ese final tan sorprendente y abierto. Se destacaron escenas y situaciones desternillantes porque, además es muy divertida. Se agradecieron las presencias de Nora Navas y Andrea Frigeiro, si bien el desarrollo del personaje de esta última se consideró insuficiente.

La japonesa ‘Después de la tormenta’ fue también mayoritariamente apreciada. Su director, Hirokazu Koreeda,  es un valor seguro en la estela – si bien no llegando a su altura – del mismísimo maestro Ozu, como se comentó. Y también la libertad que deja al no encorsetar la historia en una narrativa clásica, pese a la solidez y coherencia de su guión.

Se incidió en su universalidad, siendo, al tiempo, tan oriental. Su radiografía de la familia, de diferentes tipos de familias. Su realismo irónico, complejo, y hasta cínico, en este caso, aunque no desprovisto de emotividad, en el abordaje del personaje masculino con sus adicciones, su deriva personal y laboral y su desdichada herencia paterna, pero carismático, pese a todo.

En esos poderosos personajes femeninos, la ex, la hermana y la madre, sobre todo, maravillosa Kirin Kiki, tan lúcida y cómica, que no alberga esperanza alguna en la “rehabilitación” del hijo pero que, claro está, no puede evitar quererle.

En que su valor para renunciar a los aspectos más sentimentales y líricos, que pueblan otras de sus obras, no le resta un ápice de interés, lucidez y complejidad. En esos tornados. El interior, tan tumultuoso, y el climático, tan desdramatizado. En la evolución de un hombre en el filo y de sus afectos. En ese final, otro también, tan abierto como sugerente. En…

El miércoles, 11 de enero, más. Debatiremos sobre la surcoreana ‘La doncella’, de Park Chan-Wook, que entra mañana en el Avenida. Sobre la estadounidense ‘Paterson’, de Jim Jarmusch, que lo hace el día 7 de este mes y sobre la coproducción entre España, Marruecos, Francia y Qatar, ‘Mimosas’, de Oliver Laxe, Premio Semana de la Crítica en Cannes y Especial del Jurado en el de Cine Europeo de Sevilla, que se estrena el 5 de enero.

Gracias a Casa del Libro, a Pepe Iglesias, a Cristina Abad, a los críticos, amigos y seguidores habituales de la tertulia, Miguel Olid Suero y José Miguel Moreno Bautista, a Vita Lirola por ilustrar gráficamente y con las fotos todas las crónicas y a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial por hacer de cada sesión una velada inolvidable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. ¡¡¡ Y MUY FELICES FIESTAS!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s