Archivo mensual: enero 2023

‘TÁR’: Podio y poder

Antecedentes:

Para documentarse antes de hacer la crítica, esta firmante ha hecho una inmersión en estudios sobre las mujeres en la música, y más específicamente, en la dirección de orquesta. Así, sin ánimo de resultar exhaustiva, ha encontrado uno muy interesante, que data de 2019, de la Asociación Clásicas y Modernas, en colaboración con la Fundación SGAE, Mujeres en la Música y Mujeres Creadoras de Música en nuestro país, en el que se desprende que «el mundo de la música clásica es uno de los territorios masculinos por excelencia, de todas las ramas de la cultura la que peor está en cuanto a igualdad, hay programadores que creen que pierden dinero con las mujeres, ese techo de cristal existe»…

… «Un mundo en el que sólo el 5% de las directoras son mujeres. Ocho directoras, que sólo han estado al frente de un 4% de los conciertos programados – o lo que es lo mismo, 24 dirigidos por ellas en 668 analizados – por 167 colegas masculinos». A nivel mundial, fuera ya del estudio citado, se ha constatado la cifra reciente de 20 conductoras entre varios centenares de conductores de orquesta.

Antecedentes:

El actor, guionista y realizador estadounidense Todd Field – cosecha del 64 y responsable de esta película que nos ocupa, cuya escritura también firma – tiene, en su corto haber tras la cámara, dos filmes notables como ‘En la habitación’ (2001) o ‘Little children’ (‘Juegos secretos’, 2006). En ellas, pese a sus indudables valores cinematográficos, enseñaba la patita misógina del cherchez la femme en los personajes de Marisa Tomei, que además era una mujer maltratada, y Kate Winslet respectivamente. Hasta llegar aquí, 16 años después…

Antecedentes:

Cate Blanchett – a quien esta firmante admira profundamente y que es la más firme candidata al Oscar a la Mejor Actriz, tras haber ganado la Copa Volpi en Venecia, el Globo de Oro e incontables reconocimientos más, todos le son debidos, por su trabajo en ‘TÁR’ – hizo unas declaraciones discutibles, al parecer de quien esto firma, a Luis Martínez, de El Mundo, durante el Festival de Venecia, que fueron actualizadas por el periódico el pasado día 19.

Como este extracto referido a este filme que nos ocupa: «Sufrimos una sociedad patriarcal pero, dios no lo quiera, espero que nunca vivamos su contrario: una sociedad matriarcal de mierda… el problema es la concentración de poder, no el género» En ellas, se mostraba muy beligerante contra la posición de poder de las mujeres, que ejemplifica ‘TAR’, y muy cauta con ejemplos notorios del mismo tenor ejercidos por hombres.

Descritos los antecedentes, hay que entrar en materia. La sinopsis remite a una mundialmente conocida, dotada, prestigiosa y valorada directora de orquesta, nada menos que de la Filarmónica de Berlín, Lydia Tár, que se enfrenta a un punto de inflexión en su vida ante el reto de componer una sinfonía y darla a conocer, mientras que ejerce sibilina o descaradamente el poder en su entorno y en su vida privada, es lesbiana, convive con una violinista y tienen una inteligente hija de seis años, Petra.

Quien esto suscribe ha publicado en redes, tras el visionado de esta película pero sin citarla, y perdonen la autocita, que viene al caso, lo siguiente:

Insidiosa, esquemática y ferozmente misógina, ampulosa, pedante, con importantes desequilibrios narrativos y sobrada de metraje. Estos son mis titulares, aunque tendré que matizarlos y argumentarlos al hacer su crítica.

Contextualizada pues, y con las cartas sobre la mesa, esta firmante – que rema en contra de obra, ya que es una de las películas elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del próximo jueves, excepcionalmente en jueves, 2 de febrero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez – sigue opinando lo mismo.

Aunque sí le reconoce a esta coproducción entre Estados Unidos y Alemania, de 158 minutos de metraje, escrita por su propio realizador, la elegancia y suntuosidad de la puesta en escena y una factura técnica impecable, con una excelente fotografía de Florian Hoffmeister y una notable banda sonora, además de los clásicos inmortales que nos ofrece, de Hildur Guonadóttir.

Aunque sí le reconoce un amor por la música, una pasión melómana, que sabe transmitir – magníficas escenas de ella al frente de la orquesta, o siendo entrevistada, o impartiendo lecciones magistrales – muy bien, cuando no la convierte en un bucle abstracto y autocomplaciente sólo para iniciad@s. A partir de ahí, hay secuencias muy brillantes y bien hilvanadas que desciende en interés, y hasta en inteligibilidad, cuando se produce el descenso, la caída de la protagonista, una eminente Cate Blanchett que si no estuviera…

A partir de ahí, lo que debía haber sido mejor narrado y contextualizado, y sintetizado pues va sobrada de metraje, se convierte en un totum revolutum mal contado, y muy confusamente expuesto, de las pérfidas artimañas y acosos de todo tipo, incluídos los eróticos, del personaje central.

A partir de ahí, una misoginia torpe, esquemática y burda despojando de alma, de emociones y vaciando de contenido y antecendentes personales, a una Lydia Tár, luego al propio relato, que existe, palpita, y no es aún más esquemática, gracias al talento, el magnetismo y el carisma de Blanchett. Se agradecen otras presencias, aunque sean meros satélites y apenas se revelen, como las de Noémie Merlant y Nina Hoss.

Y miren que en el cine ha habido magníficas villanas desde la Anne Baxter de ‘Eva al desnudo’ a la Glenn Close de ‘Amistades peligrosas’ o la Barbara Stanwyck de ‘Perdición’ o tantas otras de Bette Davis. Villanas que eran complejas, pese a estar retratadas también con el sesgo sexista de la industria y de la época. TÁR no está entre ellas y es igualmente sexista su tratamiento. En pleno siglo XXI, con la que está cayendo con las víctimas de cierto tenor y las de un productor ya entre rejas… Duele, la verdad es que duele. La verdad es que a esta firmante le ha dolido mucho. Además de todo lo escrito.

Pero desde luego que hay que verla. HÁGANLO CUANTO ANTES. Verla y debatirla el jueves que viene, 2 de febrero, excepcionalmente en jueves, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

‘En cartelera desde Viva Sevilla a Sevilla Cinéfila’: Ya huele a Oscar… y se estrena una de las elegidas para debatir en nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del jueves, 2 de febrero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez

Efectivamente. Aquí tienen ya en el blog la colaboración de esta firmante en Viva Sevilla. Una mirada crítica a lo más destacado de la oferta de películas de estreno de este viernes gélido que le queda a enero. Entre ellas, ‘TÁR’, de Todd Field, una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra del próximo jueves, 2 de febrero – EXCEPCIONALMENTE EN JUEVES – a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez, junto a ‘Emily’, de Frances O’Connor y ‘Holy Spider’, de Ali Abassi. VÉANLA CUANTO ANTES.

Y ahora sí. Este es el enlace:

https://vivasevilla.es/sevilla/1181317/llegan-a-las-carteleras-las-aspirantes-a-los-oscar-la-ballena-y-tar/

Pues ya lo saben. Consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine

A quien pueda interesar: Conoce, o vuelve a, la tertulia de cine Luis Casal Pereyra

Esta firmante se dirige a ti, que vas al cine, que seleccionas lo que ves, que te gustan las películas de calidad e interés, algo no excluyente con el hecho que puedan llegar a un amplio espectro de público, preferentemente en sus versiones originales subtituladas, que acudes a las salas sol@ o acompañad@, y evidentemente comentas luego lo visionado pero… necesitas más.

Y ese plus lo tienes en tu ciudad, en Sevilla, en una librería tan céntrica y conocida como Casa del Libro Velázquez. Y ese plus lo tienes los primeros miércoles de cada mes, salvo imponderables, en en el salón de actos del espacio citado, cuarta planta, a las 19.30 de la tarde hasta las 21. Y ese plus lo tienes en una actividad que lleva ya diez temporadas, aunque tú todavía no te hayas enterado, que podrían haber sido once de no mediar la pandemia.

Y ese plus lo tienes con tres películas a debate de las exhibidas en la cartelera, con las características antes citadas, elegidas entre varias propuestas del mes anterior. Y ese plus lo tienes en una actividad que, aunque tenga una coordinadora y un coordinador que las introducen, todas las personas asistentes son tratadas en pie de igualdad.

Y ese plus lo tienes en una actividad en la que todas las miradas, las visiones y las opiniones son escuchadas y bien recibidas, en un clima cálido y cercano, en el que las discrepancias son respetadas y valoradas, tanto como los matices dentro de las coincidencias, porque son estimulantes, enseñan y enriquecen mucho.

Y ese plus lo tienes en una actividad en la que, desde su creación hace más de diez años, la disposición de las sillas es en círculos, se hacen fotos de ambiente y «de familia» al terminar cada sesión y también una crónica en estas mismas páginas donde se deja constancia de lo más interesante de lo debatido.

Y ese plus lo tienes en el hecho de que vas a ser siempre bien acogid@, por tertulianas y tertulianos estupend@s, tanto si vienes por primera vez como si estuviste en alguna temporada y luego, por circunstancias, no lo has hecho. Y ese plus lo tienes en tantas cosas más que… tienes que ver, y experimentar, por ti mism@

Esta firmante te anima a hacerlo acudiendo a nuestro próximo encuentro del jueves – EXCEPCIONALMENTE EN JUEVES – 2 de febrero, a las 19.30, en nuestra sede citada de la Casa del Libro Velázquez, cuarta planta, en el salón de actos, en la que debatiremos tres películas del mayor interés, dos en cartelera y una que se estrena el viernes de la semana próxima, HAY QUE VERLAS CUANTO ANTES. Son, a saber:

‘Holy Spider’, de Ali Abbasi, aquí tienes el enlace a su crítica en estas misma páginas:

SEFF 2022, 19 Edición. Sección Oficial, ‘Holy Spider’: El feminicida fanático

EN CARTELERA. HAY QUE VERLA CUANTO ANTES.

‘Emily’, de Frances O’Connor, aquí tienes el enlace a su crítica en estas mismas páginas:

‘Emily’: Todo ese fuego

EN CARTELERA. HAY QUE VERLA CUANTO ANTES.

Y ‘TÁR’, de Todd Field, que se estrena el viernes de la semana que viene, 27 de enero. Y HAY QUE VERLA CUANTO ANTES. Aquí tienen el enlace a su crítica en estas mismas páginas:

‘TÁR’: Podio y poder

Se reitera que todas vienen precedidas de numerosos reconocimientos y excelentes críticas. Pero… va a haber mucho debate.

Pues ya lo sabes. Te esperamos con los brazos abiertos dentro de apenas 11 días, el jueves, excepcionalmente en jueves, 2 de febrero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez. Tanto si vienes por primera vez, como si vuelves tras un tiempo ausente, serás muy bienvenid@. ÚNETE A NOSOTR@S. NO TE PIERDAS UNA ACTIVIDAD ÚNICA, CON UNAS SEÑAS DE IDENTIDAD MUY ESPECIALES.

ESTA FIRMANTE AGRADECERÁ MUCHO LA DIFUSIÓN DE ESTA ENTRADA.

‘Emily’: Todo ese fuego

Antes que nada, y al no ser este un blog al uso, esta firmante quiere disculparse por pasar más días de lo habitual sin publicar en él. Ha sido a causa de imponderables que le han ocupado muchas horas y luego el cansancio posterior impedía la necesaria concentración. En segundo lugar, comentar que el título de esta crítica corresponde al aclamado, por crítica y público, libro homónimo de Ángeles Caso, fechado en 2016, sobre las hermanas Brontë, que esta firmante aún no ha terminado, pero que le está pareciendo absorbente.

Porque, ante las contradictorias impresiones que le ha generado esta película que nos ocupa, quien esto firma ha decidido documentarse más sobre estas mujeres y autoras fascinantes ya que, aunque en ella Emily sea el personaje central, sus hermanas Charlotte y Anne, su hermano Branwell y su padre, clerigo anglicano, están muy presentes.

Una Emily joven imaginada por la directora, que elude determinados hechos biográficos de su personaje, aunque se haya inspirado inevitablemente en ellos para subvertirlos, incidiendo en la figura trágica de una criatura atormentada y oscura – que lo fue – presa de pasiones devoradoras por la escritura y por un hombre, o por dos, según se mire…

Pero, a propósito de los citados hechos biográficos, permitan a quien esto firma dejar constancia de que ese progenitor, a tenor de algunos artículos alto, guapo y pelirrojo, clérigo anglicano ultraconservador y patriarcal, – que cambió su apellido original Brunty por Brontë – fue tan responsable de la desgracia de sus hijas – e indirectamente de la muerte de dos de ellas – como de su extensa cultura, vedada a las mujeres de su época, pues las alentaba a leer y debatía libremente con ellas asuntos de la más candente actualidad.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que la progenitora, una mujer procedente de la hermosa costa de Cornualles, afectiva y generosa, se dejó la vida en siete partos en seis años y murió de cáncer, tras una terrible agonía, a los 38, dejando a cinco niñas y a un niño, de 7, 6, 5, 4, 3, y 1, en la más absoluta orfandad y desolación, nunca mitigada por la severidad y rigidez paternas y de la tía materna.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que un viudo desbordado envió a sus cuatro hijas mayores, a la sazón, y por este orden Mary, la primogénita, una niña brillante y extremadamente inteligente, de altas capacidades, Elizabeth, Charlotte y Emily a un internado gratis para hijas de clérigo, Cowan Bridge, cuyo director y profesoras hacían gala de una crueldad, una dureza y un sadismo inimaginables para con las alumnas.

Permitan a quien esto firma dejar constancia que las dos primeras volvieron a casa para morir tísicas, con 11 y 10 años respectivamente. No obstante, el clérigo que les dio la vida no sacó a las otras dos de allí hasta que su situación fue límite y precisamente Charlotte se inspiró en tan terrible institución para retratar en ‘Jane Eyre’ otra similar, Lowood.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que, a propósito de ella, Charlotte no era la arpía retratada por la realizadora en esta ópera prima. Fue quizás algo más seria y distante, pero cuidó de sus hermanas y su hermano con devoción, al ser la mayor de las supervivientes y la más longeva. Descubrió los poemas de Emily y la alentó a seguir escribiendo, pues creía en su talento.

Permitan a quien esto firma dejar constancia que el único varón Branwell era el favorito de su padre, que le educó en la casa, que le animó a entrar en las mejores universidades a las que sólo los hombres podían acceder y que le creía dotado de un talento excepcional. Y no.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que su personalidad atractiva, libérrima y autodestructiva sí está bien reflejada en esta propuesta que nos ocupa, así como la adoración que Charlotte, Emily, sobre todas, ella, que le cuidó día y noche contagiándose como consecuencia, y Anne sintieron por él.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que estas hermanas pobres, extremadamente miopes – ¿pueden imaginarlas escribiendo, tras los agotadores e interminables trabajos de la casa, tales obras inmortales con las lentes de su siglo? – y poco agraciadas para el gusto de la época, que lo tenían mal en el mercado matrimonial, estaban abocadas, sin embargo, a ser sólo esposas, maestras o institutrices mal pagadas y peor consideradas.

Permitan a quien esto firma dejar constancia de que también es ficción la pasión devoradora mostrada en la película, puesto que el clérigo Weightman fue el amor no correspondido de la menor, Anne. La protagonista sí sintió un amor adolescente por Robert Southy, un niño de su edad pobre y asilvestrado, con quien jugaba en los páramos… Un posible alter ego de Heathcliff.

… y que las tres, es más que sabido, escribieron simultáneamente o casi, en 1847, ‘Jane Eyre’, ‘Cumbres borrascosas’ y ‘Agnes Grey’ bajo los seudónimos masculinos respectivos de Currer, Ellis y Acton Bell por la sociedad tan extremadamente patriarcal en la que se desarrollaron sus breves existencias que duraron respectivamente 39, 30, 29 y 31 el hermano.

Si han seguido leyendo hasta aquí, dejar constancia de que todo lo anterior viene al caso de que Frances O’Connor tenía en sus manos materiales biográficos suficientes como para hacer un relato igualmente, o más, transgresor. Igualmente, o más, atractivo, incluso subvirtiendo los clichés de las biopics al uso, pero bastante más riguroso.

Sí, Emily está bien filmada y caracterizada en su personalidad tan arrolladora como conflictiva, tan indomable como tímida, retraída y marcada por las terribles experiencias vividas de pérdidas y duelos, de enfermedades incurables, de libertad de pensamiento y el corsé patriarcal opresor. Aunque la animalista que esto firma no le perdone que golpeara brutalmente a su perro hasta hacerle derramar lágrimas de sangre, al que se supone que adoraba, para luego curarle…

Esta firmante también hubiese agradecido que todo ese fuego devorador se hubiese plasmado en imágenes como pasión creadora y no sólo por un hombre, o dos, si incluímos a su hermano. A su parecer, habría sido mucho más estimulante, porque el romance imaginario – con toda su potencia y carnalidad – ocupa demasiado metraje.

Producción de Reino Unido, de 130 minutos de metraje, debut tras las cámaras de, como se ha citado anteriormente, la actriz Frances O’Connor, quien también la escribe. La fotografía muy bien Nanu Segal y la también excelente banda sonora la firma Abel Korzeniowski. En su solvente reparto, destacar a una vibrante y magnética Emma Mackey.

Es una de las elegidas para debatir en la próxima sesión de la tertulia de cine Luis Casal Pereyra que tendrá lugar el jueves – EXCEPCIONALMENTE EN JUEVES – 2 de febrero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez. VÉANLA CUANTO ANTES, NO DEJEN DE VERLA.

Escrito queda.

En cartelera desde Viva Sevilla a Sevilla Cinéfila: Cine dentro del cine

En otra entrada que esta firmante escribe, les explica básicamente el motivo de la ausencia de publicaciones en este blog durante más tiempo del que suele y hubiera deseado. Con esta que nos ocupa, rompe la tónica y da paso al enlace de su colaboración en Viva Sevilla.

Una mirada crítica a lo más destacado de la cartelera de un viernes gloriosamente soleado y frío, como es de recibo. Una oferta que nos trae dos películas ambientadas en la misma época y representantes ambas, aunque sean casi radicalmente opuestas, al género del cine dentro del cine, siendo una de ellas un clásico inmortal y un noir romántico. Pasen y lean:

https://vivasevilla.es/sevilla/1174521/llega-a-las-carteleras-babylon-el-cine-dentro-del-cine/

Pues ya lo saben. Consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine

En cartelera desde Viva Sevilla a Sevilla Cinéfila: Se estrenan dos de las películas que debatiremos en la próxima sesión de la tertulia del jueves, excepcionalmente en jueves, 2 de febrero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

En efecto. En este viernes 13, tan cinematográfico, se estrenan dos de las películas que han sido elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra que tendrá lugar EXCEPCIONALMENTE EN JUEVES, EL JUEVES, 2 DE FEBRERO, A LAS 19.30, EN CASA DEL LIBRO VELÁZQUEZ, TRES SEMANAS TENEMOS NADA MÁS PARA VERLAS, ASÍ QUE VÉANLAS CUANTO ANTES, como siempre repite machaconamente esta firmante. Son, a saber:

La británica ‘Emily’, escrita y dirigida por la actriz Frances O’Connor, de la que es su ópera prima. Una biografía imaginada, aunque basada en hechos reales, de la gran Emily Brontë. La preceden numerosos reconocimientos y excelentes críticas. ¡¡¡MUCHA ATENCIÓN PORQUE TIENE POCOS PASES: EN EL AVENIDA, ÚNICAMENTE UNA SESIÓN A LAS 17 HORAS Y EN EL NERVIÓN, DOS Y DOBLADA, A LAS 12.05 Y A LAS 17 HORAS!!! VÉANLA CUANTO ANTES, porque tan pocos pases pueden implicar que desaparecerá pronto de la cartelera.

Y la coproducción entre Dinamarca, Alemania, Francia y Suecia, ‘Holy Spider’, de Ali Abassi. Una película extraordinaria, precedida de numerosos reconocimientos – todos le son debidos – entre ellos el ser candidata al Oscar a la Mejor Película Internacional por Dinamarca.´Esta firmante tuvo ocasión de verla en la Sección Oficial del SEFF y su crítica la tienen en este blog. VÉANLA CUANTO ANTES.

Y ahora ya sí, el enlace a la colaboración de esta firmante en Viva Sevilla:

https://vivasevilla.es/sevilla/1168287/la-piedad-destaca-entre-los-estrenos-del-fin-de-semana/

Para que conste, el título se lo han puesto en mi muy querida revista pues quien esto firma no hubiese probablemente destacado este título, sino los dos mencionados, entre los estrenos.

Escrito queda.

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra del miércoles, 11 de enero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez: Punto de inflexión

Esta firmante no va a escribir, como suele, aquello de una tertulia minoritaria, pero estimulante y participativa, – aunque lo haya sido la de esta tarde-noche también – aquí. Esta firmante no es, ni puede, ni quiere serlo, una burbuja de champán, optimista a toda costa y viendo sólo el lado bueno de las cosas. No.

Esta firmante ha sido presa del desaliento cuando, faltando pocos minutos para las 19.30, en el salón de actos de Casa del Libro Velázquez, nuestra sede actual, había tan sólo tres personas incluyéndola a ella. Cierto es que después llegaron once personas más. No más.

Algo muy triste tratándose de una actividad que ha conocido tiempos mucho mejores en TODOS los nueve encuentros que la componen. En TODOS los meses del año. En el que menos, alcanzábamos la veintena. Porque siempre había un público fiel que la seguía. Y también personas nuevas que se incorporaban.

Ahora, lamentablemente, no parece haber ni lo uno, ni lo otro, con apenas excepciones. Ahora no hay la necesaria fidelización para que la actividad se mantenga. Porque el número. la cantidad de personas asistentes, sí importa. La cantidad no está reñida con la calidad, al contrario: más voces, más miradas, más visiones…

Nadie puede obligar, y menos aún esta firmante, a nadie a integrarse y participar en ella. Por supuesto que no. Pero también es de recibo sacar ciertas conclusiones de este estado de cosas. Y la primera es la falta de compromiso para hacerle un hueco en la agenda de cada cual una vez al mes. Hacer que esta cita, nuestra cita, sea prioritaria a otros eventos culturales, a otras circunstancias, salvo claro que sean imponderables.

Si no lo es, no existe la fidelización citada. Si no existe, es que está perdiendo interés. O quizás se piense que la tertulia y esta servidora van a estar siempre ahí. Y no. Porque hay que poner en valor los muchos trabajos que supone su coordinación: ver las películas, hacer sus críticas, compaginar fechas, difundir en los blogs y páginas y en redes, elaborar las propuestas de las que se eligen las tres mensuales, recordatorios, comunicar a la librería las elegidas y un larguísimo etcétera que incluye escribir esta crónica hasta las tantas de la madrugada…

Todo ello además en un contexto en el que el otro pilar, el muy cualificado crítico y amigo Quique Colmena, va a estar ausente durante, ojalá que no…, casi toda la temporada por circunstancias del todo ajenas a su voluntad. L@s presentes en la sesión de hoy le mandamos todo nuestro ánimo y fuerza y un prolongado aplauso. Porque, además, ha tenido la generosidad de hacer las propuestas de las películas para febrero y las fichas técnicas muy completas, como es marca de la casa y como las hizo en la sesión anterior, de las que se han debatido hoy. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS POR TANTO.

Una pena que las tres notables miradas de mujer que se han debatido hoy, algo que no se había dado nunca en la tertulia, no hayan concitado el interés que merecían, ni hayan atraído a más público. Una verdadera lástima. Tanto ‘La emperatriz rebelde’, de Marie Kreutzer, como ‘Aftersun’, de Charlotte Wells como ‘Al descubierto’, de María Schrader suscitaron en l@s asistentes de hoy una enriquecedora unanimidad en el aplauso y una estimulante gradación de matices.

Porque las tres interesaron mucho, aunque no todas fueron vista por tod@s l@s presentes – hay que verlas, hay que verlas y VERLAS CUANTO ANTES, como siempre repite machaconamente esta firmante – pero no por ello el debate fue menos pródigo en puntos de vista, en reflexiones, en análisis sobre una figura histórica mitificada hasta la ñoñería y aquí recuperada en su madurez alienante y encorsetada. Una aproximación tan fiel a los hechos como anacrónica en su tratamiento.

O la nostalgia incurable de un verano imposible de recuperar. De la complicidad de una hija de once años tan madura, tan lúcida e inocente al tiempo, y un padre de 30, tan joven, tan sensible, tan frágil y tan roto. Lo que fue un hecho cierto en la vida de la directora, que disfrutó esas vacaciones con un progenitor ausente al que perdió cuando contaba con 16 años.

O la investigación tan rigurosa, respetuosa, compleja, díficil y complicada de unas periodistas sobre las víctimas de un poderoso, y protegido por un entorno conocedor de sus infamias, depredador sexual, que les valió a las dos y a su medio, el New York Times el Premio Pulitzer al Servicio Público.

O… El jueves, 2 de febrero, JUEVES EXCEPCIONALMENTE, a las 19.30, en Casa del Libro Viapol, debatiremos tres películas sobre el papel del mayor interés. A saber:

La británica ‘Emily’, ópera prima de la actriz Frances O’Connor, una biografía imaginaria, aunque basada en hechos reales de su vida, de Emily Bronte vista en su obra, en su malogrado primer amor, en su corta vida y en sus relaciones con sus hermanas Charlotte y Anne y con su hermano Branwell. La preceden galardones en los Festivales de Dinard y Estocolmo y excelentes críticas. Entra este viernes, día 13, VÉANLA CUANTO ANTES.

La coproducción entre Dinamarca, Alemania, Francia y Suecia ‘Holy Spider’, de Ali Abassi. Esta firmante da fe, pues la vio en el SEFF, del extraordinario interés de una película feminista basada en los terribles hechos reales de los asesinatos de mujeres prostituídas por parte de un fanático religioso decidido a «limpiar» la ciudad de pecados y la investigación tan peligrosa de una periodista sobre estas matanzas de las que la policía no se hacía cargo. Aquí tienen el enlace a su crítica en el blog:

SEFF 2022, 19 Edición. Sección Oficial, ‘Holy Spider’: El feminicida fanático

Entra también este viernes 13, VÉANLA CUANTO ANTES.

Y la estadounidense ‘TÁR’, de Todd Haynes, sobre una directora de orquesta y compositora que atraviesa la mayor crisis de su vida cuando va a presentar la sinfonía que la encumbrará definitivamente. En esa tesitura, se apoyará en su hija Petra, de seis años. La preceden reconocimientos y magníficas críticas, con una Cate Blanchett camino a su tercer Oscar. Se estrena el día 27. VÉANLA CUANTO ANTES.

Escrito queda.

Tertulia de cine Luis Casal Pereyra de Casa del Libro Velázquez: Así quedarían las próximas citas de esta décima temporada.

Estas serán – consensuadas con Rubén Margallo, el director de Casa del Libro Velázquez – las próximas sesiones de esta décima temporada de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra. Para que quienes queráis y podáis uniros, tengáis el calendario completo del curso y organizaros con el tiempo suficiente para hacerle huecos en vuestras agendas. Quedarían así:

En este mes de enero, la primera del año será la del próximo miércoles, 11 de junio, a las 19.30. En Casa del Libro Velázquez. Ya está publicado el recordatorio en Sevilla Cinéfila y se hará otro hoy mismo.

En febrero, el jueves día 2, porque el miércoles hay una presentación de libro. A las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

En marzo, el miércoles, día 1, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

En abril, el miércoles, día 12, porque el anterior es Miércoles Santo. A las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

En mayo, el miércoles, día 3, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

Y en junio, nuestro fin de curso será el miércoles, día 7, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez.

Pues ya lo sabéis. ANOTADLO EN VUESTRAS AGENDAS Y ACOMPAÑADNOS. Sin vosotr@s, sin vuestro apoyo, la tertulia no tendría razón de ser.

De momento, nos vemos el miércoles que viene, día 11, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez, en lo que será la primera sesión del año, con la estupenda excepcionalidad de tres miradas de mujer a debate.

Os esperamos. Quique Colmena y una servidora estamos deseando veros.

‘Al descubierto’: Derecho de pernada

Jodi Cantor, cosecha del 75, y Megan Twohey, cosecha del 77, son dos periodistas estadounidenses del New York Times quienes, en octubre de 2017, tras una larga, dura, compleja, díficil y complicada investigación, publicaron un reportaje sobre las décadas de abusos sexuales del productor Harvey Weinstein que fueron el antecedente del movimiento #MeToo y que les valió a ambas y al periódico en 2018, el Premio Pulitzer al Servicio Público.

Sobre el libro que ambas escribieron documentando estos hechos, «She Said» (título original de ‘Al descubierto’), cuya adaptación firma Rebecca Lenkiewicz, se basa esta película de la actriz, guionista y cineasta alemana Maria Schrader – cosecha del 65, entre cuyos créditos se encuentran la notable ‘Aimée y Jaguar’ y la aclamada serie ‘Unorthodox’.

Maria ha recibido importantes reconocimientos como intérprete de cine, teatro y televisión, como escritora y como directora. Además, es una activista feminista que lucha por la igualdad salarial de las mujeres en la industria del cine y por el apoyo a la financiación de filmes realizados por ellas.

De la extraordinaria combinación de talentos y compromiso con la verdad de Jodi, Megan y Maria no podía salir nada que no fuera excelente. Porque estamos aquí ante una excelente película, de entre las mejores en este género que ha dado grandes títulos – como ‘Spotlight’ (2015), de Tom McCarthy o ‘Los archivos del Pentágono’ (2017), de Steven Spielberg, por citar tan sólo dos ejemplos – sobre periodistas y medios que sacan a la luz oscuros hechos reales de cuyas revelaciones se derivan importantes consecuencias políticas y sociales. Como es el caso de la que nos ocupa.

El caso que nos ocupa aquí es el de un relato fílmico tan intenso y apasionante, como austero y comedido. Ningún plano sobra, ni falta. Todo está narrado a tiempo y en su tiempo. Porque los tiempos son los de un proceso extraordinariamente delicado en el que las investigadoras tuvieron que tratar con materiales muy sensibles: el miedo, el terror de las afectadas, su silencio, el dinero que algunas aceptaron por no denunciar, su desconfianza…

Todo ello con un respeto escrupuloso a las víctimas, a sus encuentros, fructíferos o fallidos, con ellas, a sus dudas y vacilaciones, a su enorme dolor y al daño que un poderoso, que se creía intocable y con derecho de pernada sobre ellas, les había inflingido.

Precisamente ‘Intocable’ es el título de una mirada documental extraordinaria sobre el caso debida a otra cineasta feminista, la británica Ursula Macfarlane, cuyo enlace a su crítica en este blog es: https://sevillacinefila.com/2019/09/07/intocable-el-puto-sheriff-de-este-puto-pueblo/ en el que se mencionan también este reportaje, junto con el paralelo hecho por Ronan Farrow para The New Yorker, premiado igualmente con el Pulitzer al Servicio Público.

Todo este modus operandi periodístico que siguieron las protagonistas, tan riguroso como empático, lleno de sororidad y sutileza, en las antípodas de cualquier amarillismo sensacionalista, es mostrado por la realizadora con un compromiso, un talento, un cuidado, una fidelidad y una sutileza admirables.

Los mismos valores que exhibe cuando muestra pinceladas necesarias de cada una de ellas en sus esferas más íntimas, en un proceso en el que tuvo lugar el embarazo de Megan, tratando de conciliar un trabajo abrumador y sin horarios, con la ayuda de sus igualitarias parejas.

Tampoco se le olvidan las dificultades para conseguir testimonios probatorios con la escrupulosidad y el rigor informativo de un medio que les exigía documentaciones fehacientes para publicar. Una exigencia digna, pero también el apoyo del director y la editora con los que contaban incondicionalmente.

A Weinstein, de quien fueron cómplices y encubridores, todo su entorno familiar y profesional y toda una industria cinematográfica conocedora de sus «hazañas», nunca le muestra más que a través de algún audio telefónico o entrando de espaldas en la redacción con aires de matón. Otra decisión narrativa digna de aplauso.

Sí nos es dado contemplar, por contra, el valor de actrices como Ashley Judd, que supo dar un paso adelante. Porque la película va de una investigación que destapó estos horrores, no del #MeToo que vino después de ese emocionante final, de esa tecla que se pulsa dando origen a todo…

Porque, se reitera, austera y contenida, sobria y ejemplar como es, está habitada por la emoción profunda del sufrimiento de las víctimas, de su desamparo, de su vulnerabilidad, de su culpabilidad incluso, tales fueron los daños colaterales inflingidos. Y por la tensión absorbente de un trabajo exhaustivo, riguroso y complejo.

Producción estadounidense, fechada en 2022, de 129 minutos de metraje. Su guion, adaptando el libro citado, lo escribe Rebecca Lenkiewicz, como se ha escrito al principio de esta entrada. La fotografía muy bien otra mujer, Natasha Braier y su banda sonora tan solvente la firma Nicholas Britell. La interpretan con excelencia la siempre magnífica Carey Mulligan y Zoe Kazan, agradeciéndose mucho las presencias y talentos de Patricia Clarkson, Jennifer Ehle y Andre Braugher. La preceden nominaciones y reconocimientos importantes. Todos le son debidos.

Es una de las tres miradas de mujeres elegidas para debatir en la próxima sesión de nuestra tertulia de cine Luis Casal Pereyra, y primera del año, del miércoles que viene, 11 de enero, a las 19.30, en Casa del Libro Velázquez. EN CARTELERA EN NERVIÓN, EN UNA ÚNICA SESIÓN TARDÍA Y DOBLADA. VÉANLA CUANTO ANTES.

En cualquier caso, ni se les ocurra perdérsela.

‘En cartelera’ desde Viva Sevilla a Sevilla Cinéfila: Los espías dominan la oferta de estrenos

Tres películas, tres, hemos destacado de entre la oferta de estrenos de esta semana que le queda a la Navidad y de un viernes de las alegrías infantiles. Aquí tienen el enlace de la colaboración de esta firmante en Viva Sevilla:

https://vivasevilla.es/sevilla/1162500/los-thrillers-vuelven-a-dominar-en-los-estrenos-de-la-semana/

Pues ya lo saben. Consulten horarios y sesiones y vayan al cine. #CineEnLasSalas #YoVoyAlCine