SEFF, XI Edición. Post-scriptum. Sección Oficial: Fe de olvidos…

 

Cuando quien esto firma repasó las crónicas en las que registraba la Sección Oficial, comprobó que le faltaba la correspondiente a una de las películas integrada en ella. Se trata de la coproducción entre Suecia, Noruega y Alemania, León de Oro en Venecia, ‘A pigeon sat on a branch reflecting on existence’, dirigida y escrita por Roy Andersson, tercera parte de su trilogía sobre la existencia humana.

Aunque la cinta, en sí misma, se compone de escenas sobre temáticas diferentes y extravagantes, filmadas en planos fijos que pueden recoger dos y tres acciones simultáneamente, tiene, por decirlo de alguna manera, un hilo conductor argumental. Son dos protagonistas recurrentes, sendos vendedores de artículos de broma, arruinados y fracasados, que no consiguen que sus clientes les paguen, ni tampoco colocar sus productos.

Comienza con tres encuentros con la muerte de otras tantas personas, sin gloria, ni épica, ni drama alguno. Pero sí resulta hilarante el de una anciana moribunda en el hospital, que se aferra al bolso donde guarda todos sus tesoros, forcejeando con uno de sus hijos, que intenta arrebatárselo por todos los medios…

A partir de ahí, todo es posible y nos es dado contemplar un estudio de baile flamenco, con una profesora enamorada de su alumno favorito; un bar en el que soldados y marinos pagan las bebidas con besos a la dueña; otro, invadido por el ejército de Carlos XII, con el propio rey a caballo, reclutando a los clientes y, en especial, a un apuesto camarero; luego de esta entrada triunfal los veremos a su vuelta, derrotados, entrar en el mismo establecimiento; un barbero novato cuya clientela no se arriesga; las peripecias de los vendedores citados intentando cobrar ; la paloma del título y tantas otras cosas más…

Entre la comedia y el drama, Andersson realiza una autopsia inmisericorde a la condición humana y a su forma de vida. Comparado incluso con Beckett, es indiscutible su talento para la reducción al absurdo de situaciones y personajes delirantes que, pese a todo, no nos son ajenos. Mírense en su espejo fílmico y atrévanse a verla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s