Archivo mensual: mayo 2015

Ciclo de documentales de la FNAC: Un recordatorio

 

Hoy, lunes 11 de mayo, a las 19 horas, en la sevillana FNAC, de la Avenida de la Constitución se proyectará, dentro del magnífico ciclo de documentales que coordina el crítico y amigo Miguel Olid Suero, ‘El caso Rocío’ de José Luis Tirado. Acerca del documental homónimo de Fernando Ruiz Vergara, estrenado en 1980,  sobre el lado más oscuro de esta romería, mutilado y censurado. Su realizador estará presente y participará en el coloquio posterior.

Un ejercicio de justicia y de Memoria Histórica Cinematográfica y andaluza que de ninguna manera deberían perderse.

 

 

No solo cine. Feria del Libro de Sevilla 2015: La crisis en violeta

En una Feria del Libro hispalense, como la de esta edición del 2015, en la que, contemplada desde una perspectiva paritaria, habrá encuentros y firmas con, aproximadamente 138  autores por 52 autoras. En la que sus nombres propios, justa y merecidamente premiados, son todos masculinos. En la que en sus homenajes, justos y merecidos, habrá una relación de tres a una. En cuyas mesas redondas, salvo honrosas excepciones, hay una composición exclusiva o mayoritariamente masculina. En esta Feria del Libro, pues, ha sido un acto de justicia la inclusión de una actividad como la de este mediodía en La Pérgola.

Dicho acto ha estado organizado por el Centro de Estudios Andaluces, cuya directora, Mercedes de Pablos, hizo los honores. Se trataba de la presentación del libro de Cecilia Castaño Collado, Doctora en Ciencias Políticas, Catedrática de Economía Aplicada y experta en sociedad de la información y género, ‘Las mujeres en la gran recesión’. Acompañaba a la autora, además de la anfitriona ya citada, la prestigiosa periodista y analista política, Soledad Gallego-Díaz. Pese al calor inmisericorde, estuvo muy concurrido.

De Pablos comenzó saludando a la Feria, un verdadero zoco según ella, como la auténtica Feria de Sevilla y glosando al libro como provocador, al poner en evidencia que la crisis tiene nombre de mujer y a su autora como una imprescindible economista que evalúa, además, las políticas públicas.  De Gallego-Díaz resaltó su defensa de la igualdad desde las páginas de El País y consideró todo un honor para la institución que dirige haber contado con ambas para desentrañar, ‘desde las tripas del libro, desde su lectura’ algunas conclusiones que nos afectan.

A partir de ahí, no hubo nada al uso, sino un diálogo de la periodista con la autora, con precisiones de la anfitriona y que se hizo extensivo al público. Así que lo que quien esto suscribe reseña, muy imperfecta y esquemáticamente a continuación, es el resultado de voces, opiniones, miradas, visiones, análisis y conclusiones tanto de las invitadas como de las – asistencia mayoritariamente femenina y, claro, feminista – personas presentes.

Como que se trata de un estudio muy relevante en la defensa de los derechos de las mujeres, y un documento fundamental para conocer cuales son los componentes de la crisis. Como que estamos no solo ante un estancamiento generalizado, sino en franca regresión. Como que los datos son rigurosos y merecían visibilizarse. Como que, a causa de la debacle, desde el 2008 se ha quebrado gran parte del Estado de Bienestar y que los recortes de los servicios públicos han afectado muy especialmente al empleo femenino, de los que eran el principal apoyo. Como que esto fue una consecuencia de la reacción masculina en el poder, que eligió sacrificarlos en primer término, porque “la igualdad de género es un lujo que no nos podemos permitir”. Y que esto es  inaceptable, sin paliativos.

Como que los indicadores de la igualdad sean económicos, sanitarios, educativos y de participación, han bajado enormemente en nuestro país y en toda Europa, excepto en los países nórdicos. Como que está bien el relevo generacional, pero que la experiencia de las mujeres maduras es muy valiosa. Como que la reforma laboral ha cambiado el  Estatuto de los Trabajadores, entre otras cosas, primando la competitividad y la productividad, por encima del empleo. Como que se condena a las mujeres a una pobreza estructural a largo plazo, porque ellas son las sustentadoras de sus hogares. Como que los llamados cuidados no son asunto de mujeres, sino de toda la sociedad, como ocurre, de nuevo, en los países nórdicos.

Como que se han pervertido leyes tan válidas como la de Igualdad y la de Violencia de Género. Como la desaparición de los Institutos y Centros de mujeres. Como el permiso de paternidad. Como el vigente techo de cristal. Como que los altos ejecutivos están casados y tienen familia, porque sus mujeres se sacrifican, pero, en el caso de ellas, son solteras y o sin hijos-as. Como el ejemplo de la primera ministra en la excelente serie danesa, ‘Borgen’, impensable en cualquier otro país. Como que las mujeres tienen que luchar para que partidos y sindicatos lleven sus reivindicaciones en sus programas. Como tantas otras cosas, a cual más apasionante, en este cálido mediodía sevillano libresco y violeta…

Gracias sean dadas por ello a la propia Feria, al Centro de Estudios Andaluces, a Mercedes de Pablos, a Soledad Gallego-Díaz y a Cecilia Castaño Collado. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

‘En cartelera’: Cine y libros

En este viernes, en el que Sevilla está inmersa ya en su Feria del Libro, la nueva cartelera se presenta, en principio, más interesante de lo que quien esto suscribe – mujer de poca fe, por la triste experiencia del mucho cine inédito que venimos arrastrando desde hace tantos años – podía temerse. No obstante, se nota ya un cierto declive hacia la temporada baja veraniega y una mayor oferta dirigida al público infantil, con las vacaciones a la vuelta de la esquina.

Comenzamos, como es habitual, por las tres que se proyectan en versión original subtitulada. Así la francesa, otro taquillazo en su país, ‘Hipócrates’, de Thomas Lilti. Como su título deja traslucir, se centra en un hospital donde la juventud de un recién llegado se confronta con las realidades familiares y profesionales. Sus críticas han reflejado división de opiniones.

La segunda es la japonesa, ‘Aguas tranquilas’, de la realizadora Naomi Kawase, que nos llega con un mes de retraso. De esta autora solo conocemos ‘El bosque del luto’, una cinta hermosa y triste. Sobre una isla, un crimen y dos adolescentes que intentarán resolverlo. Las referencias son mayoritariamente elogiosas hacia su tratamiento narrativo y su belleza plástica,  aunque se le ha reprochado su lentitud. Habrá que verla.

En tercer lugar, tenemos una inclusión en este apartado algo chocante. Se trata de la mexicana ‘Güeros’, de Alonso Ruiz Palacios. Decimos chocante porque como no se hable un lenguaje muy cerrado, no se entiende. Pero seguramente se trata de que está destinada unícamente a circuitos alternativos.  Con excelentes reseñas y muchos premios en su haber, su visión es obligada y narra, en clave de comedia, el viaje por el país de tres chicos – dos de ellos, hermanos – tras las huellas de una leyenda de la música.

Otra recomendable, a tenor de los elogios recibidos de la prensa especializada y de su triunfo, Biznaga de Oro, en el Festival de Málaga, es la ópera prima del actor Daniel Guzmán, ‘A cambio de nada’. Un retrato de dos adolescentes de barrio, unidos por la amistad, frente a sus conflictos familiares. Según dicen, carece de los clichés costumbristas y tópicos al uso. Se impone comprobarlo.

Los dos títulos, en un inciso, que Sevilla lamentablemente no verá o, en el mejor de los casos, lo hará con retraso, son dos esta semana. La española ‘Las altas presiones’, de Ángel Santos, sobre vidas frustradas en tiempos oscuros, con una narrativa nada convencional. Ha gustado bastante. Y un drama surcoreano, ‘Princesa’, de Lee Su-jin. Acerca de una estudiante atormentada por injustas sospechas que la persiguen. Precedida de tantos reconocimientos como elogios críticos.

Siguiendo con las que sí están, tenemos, recibida con mucha división de opiniones, aunque unánimemente elogiosas hacia su factura y su reparto, a la británica, ‘Suite francesa’, basada parcialmente en el libro inacabado y homónimo de la gran Iréne Némirowsky. Sobre un romance prohibido durante la ocupación alemana en la Francia rural. La tienen en versión original solo en Nervión. Consulten horarios.

Y, aunque doblada, no dejen de ver la estonio-georgiana, ‘Mandarinas’, de Zaza Urushadze, que se estrenó la semana pasada y ya sabemos que esta ciudad es muy ingrata con según qué tipo de películas. Con pocas sesiones ya. Es magnífica, pronto tendrán la crítica en este blog y es una de las dos elegidas, junto a la francesa, ‘La profesora de historia’, de Marie-Castille Mention Schaar, que entra el viernes de la semana que viene, para debatirlas en nuestra próxima tertulia del miércoles, 3 de junio.

Que nunca falten en sus vidas buenas películas y buenos libros.

‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 3: Personas non gratas…

Quien esto suscribe no se cansa de repetir lo extraordinariamente afortunada que es con la hermosa gente tertuliana de La Palabra y la Imagen y con l@s muy cualificados y competentes invitad@s. Ell@s son, con sus presencias, sus opiniones, sus miradas, sus silencios, sus contrastes, sus intervenciones, sus acuerdos, sus diferencias, su intensidad, su sabiduría y su pasión, el alma y la razón de ser de una actividad que está a punto de concluir brillantemente su tercera temporada en La Casa del Libro.

Esta tarde no ha sido la excepción a tan dichosa regla. Antes al contrario. El anfitrión – Juan Miguel Moreno Bautista, crítico de Radiópolis, colaborador de Cine Club Vida y de Linterna Mágica y educador de cine en colegios – supo situar perfectamente dos cintas singulares, densamente políticas, en sus contextos narrativos y morales. Italiana la una, estadounidense la otra. Premio del Público en el SEFF la una y Oscar 2015 al Mejor Largometraje Documental la otra.

‘El capital humano’, de Paolo Virzi, suscitó unanimidad en los elogios, salvo por la excepción, matizada, de otro tertuliano de pro, el crítico y amigo Miguel Olid Suero. Se destacaron su factura, su historia, su tratamiento de las tres versiones de un accidente sin huella, su demoledora crítica social y el hecho de no dejar títere con cabeza.

Se observaron  en ella ciertos puntos de contacto con ‘Rashomon’ de Kurosawa  y  con ‘Muerte de un ciclista’, de Bardem. Y se admiró la excelente traslación de una novela norteamericana a la realidad italiana. Se analizaron los personajes y sus interrelaciones. El banquero especulador, el arribista desclasado, el pobre niño rico, el joven artista marginal, la joven enamorada…, las generaciones a las que contempla. Sus mujeres, lo mejor para según quienes, y tan cómplices, por alienadas, para otr@s. El precio con el que se tasa la pérdida de una vida, la capacidad de unos pocos para arruinar tantas y hasta un país. Su impecable reparto.

De ‘Citizenfour’, de Laura Poitras, tampoco se escatimaron elogios. Se apreciaron  su honestidad y su radicalidad a partes iguales. El compromiso, la valentía y la generosidad de cuatro personas, tan dignas, y, pese a ello, non gratas para los poderes fácticos de su país. Tres hombres y una mujer, la propia realizadora. Entre ellos, y sobre todo, Edward Snowden, un brillante informático y ex agente de la llamada inteligencia, tan consecuente por ver el abismo y compartirlo, cruzando al otro lado del espejo.

Cuatro personas hipotecando y arriesgando sus vidas, para desvelar los siniestros ataques a la intimidad, a la libertad de expresión y a otros derechos fundamentales por parte de la Agencia de la Seguridad Nacional, aliada al FBI y a la CIA. Ataques que, como se recordó también, acaba de legitimar incluso la civilizada Francia. Un documental, un thriller, una película de terror, justa y necesaria. Chapeau a la Academia de las Artes y las Ciencias de Hollywood por ese Oscar tan merecido y rompedor.

Imposible registrar, en estas torpes y esquemáticas líneas, la irresistible vitalidad y pasión con las que se han debatido ambos filmes. Imposible hacer justicia a la vibración colectiva, tan estimulante, que ha presidido esta sesión. Sesión que ha sido honrada, además, con la presencia de un nombre propio del cine andaluz y de este país, Víctor Barrera. Sesión en la que se han recordado además dos imprescindibles eventos de asistencia obligada.

A saber, el próximo lunes, 11 de mayo, a las 19 horas, se proyectará en la FNAC el documental de José Luis Tirado, que estará presente, sobre ‘El caso Rocío’, Memoria Histórica Cinematográfica y Social de Andalucía. Y el martes, 19 de mayo, a las 20 horas, la obra maestra ya citada ‘Rashomon’, de Akira Kurosawa. En La Imprenta, un espacio cultural sito en la calle González Cuadrado.

Y el miércoles, 3 de junio, despediremos el curso y la tercera temporada de esta tertulia. Se comentarán la estonia-georgiana, ‘Mandarinas’, de Zara Urushadze, en cartelera, y la francesa ‘La profesora de historia’, de Marie-Castille Mention Schaar, que entra el viernes de la semana que viene.

Gracias a José Miguel Moreno Bautista, a Miguel Olid Suero, a Víctor Barrera, a Manuel de Medio, a La Casa del Libro y, sobre todo, a l@s mejores tertulian@s del mundo mundial por otra velada inolvidable. Por sus lecciones de cine que son, también, lecciones de vida. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

No solo cine: Letras Capitales y otras cuestiones

En la Biblioteca Pública Infanta Elena de Sevilla, y dentro del ciclo Letras Capitales, que organiza el Centro Andaluz de las Letras, se presentó esta tarde la novela ‘Una última cuestión’ que firma la gaditana Carmen Moreno. Hizo los honores de la introducción el también escritor Salvador Gutiérrez Solís. Y, como siempre, la directora del centro les dio la bienvenida a ambos.

inf elena 3

Aún sin haber leído el libro, debut en la novela negra de una autora a la que su colega definió como esférica literariamente, por haber tocado todas las facetas de esta disciplina artística, incluso, en este caso, la edición y hasta el diseño de la portada. Aún sin haber leído el libro, quien esto suscribe lamenta la coincidencia, en el mismo espacio y casi a la misma hora, de otro evento interesante que, lógicamente, restó público a una actividad que hubiera merecido una mayor asistencia.

Y a propósito del otro evento citado, una magnífica galería de retratos de nombres propios de las letras, realizada por el periodista Juan María Rodríguez bajo el epígrafe ‘Renglones de luz’, destacar que, de las 39 excelentes imágenes de estos no menos destacados creadores, solo siete corresponden a mujeres. Solo siete corresponden a creadoras. Solo siete…  Sin más comentarios.

Volviendo a la actividad que nos ocupa, reseñar que el presentador definió la obra como una novela negra en todos sus parámetros, pues su firmante, comentó, domina este género y sus técnicas. Señaló también que se ha atrevido a renunciar a la moda vigente del protagonismo de las nuevas tecnologías y ha construido un texto al uso, tan personal como clásico. Dotado de muchas pieles, de muchas capas.

inf elena

Asoció a esta obra, por sus reminiscencias cinematográficas, a las películas de Pixar, tan infantiles como adultas. Tan deudora de una escritura aparentemente sencilla, como habitada por temas tan candentes como la crisis, la pulsión por la fama, el éxito inmediato. “Una novela de género, con género”. Con una protagonista singular, Verónica Lago, otro guiño mitómano, limpiadora del Corte Inglés, tan popular como compleja y fuerte, sustentadora de la familia, a la que visibiliza. Y la calificó de muy divertida, permitiendo la identificación con todos los personajes.

Carmen Moreno suscribió lo expuesto por su colega y confesó ser seguidora de ciertos programas televisivos muy denostados, de los que saca material. También que su protagonista va a tener continuidad y que está inspirada en su madre. Y que, pese a que los detalles están muy cuadrados, con una estructura de guión de cine, con sus tramas e intrahistorias, los personajes se le desmadraron, para su sorpresa. Hasta tal punto que el-la culpable resultó no ser el-la inicialmente previst@ por ella. Ningún@ de sus personajes es casual, tienen relación con personas conocidas e incluso familiares.

Reivindicó a su Verónica Lago frente al tipo de mujer tan esquemática y sexista de la novela negra escita por hombres. Pero tampoco, pese a su admiración por Alicia Giménez Bartlett, ocultó su disgusto por Petra Delicado o por “esa señora inglesa insufrible, trasunto de su autora”, que es Miss Marple, aunque reconoció su deuda con Agatha Cristhie aquí. Y el humor que la recorre, incluso en las circunstancias más trágicas. De ser llevada al cine, se barajaron nombres como los de Carmina Barrios o Loles León para su personaje central.

Estas y otras muchas cosas estimulantes, divertidas y de interés, convirtieron este presentación en una muy agradable velada. Está clarísimo que hay que leer el libro. Quien esto firma, desde luego, se ha hecho con un ejemplar.

‘La Palabra y la Imagen’: A modo de recordatorio

Sirvan estas líneas para recordar que el próximo miércoles, 6 de mayo, tendremos una nueva sesión de nuestra tertulia de cine, ‘La Palabra y la Imagen’. Será a las 19. 30, en nuestra sede habitual de La Casa del Libro.

Debatiremos sobre las películas ‘El capital humano’, del italiano Paolo Virzi, Premio del Público en el pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla y ‘Citizenfour’, de la estadounidense Laura Poitras, Oscar 2015 al Mejor Largometraje Documental.

El crítico invitado, un lujo y un honor, será José Miguel Moreno Bautista, de Radiópolis. No os la podéis perder. La entrada es libre y, por supuesto, gratuita. Os esperamos.