‘Sully’: El héroe bajo sospecha

Es sabido que Clint Eastwood, cosecha del 30, es un clásico viviente, y que cada uno de sus estrenos genera enormes expectativas -más aún por su condición de octogenario – aunque no siempre acierte. Quien esto firma ha tardado en ver esta su última propuesta por una serie de circunstancias, que llegaron a hacerle temer que se la perdería. Acaba de hacerlo esta tarde y aquí está ya su reseña.

El cineasta, patriota ultraconservador donde los haya, ha vuelto a retratar aquí a otro héroe americano, aunque mucho menos siniestro que el marine de ‘El francotirador’. Un héroe de muy distinto signo puesto que, como piloto civil, logró salvar a 155 personas aterrizando en el río Hudson en el frío enero de 2003, cuando los motores del aparato que conducía – en el vuelo 1549 de US Airways – fallaron sin apelación posible, al impactar unas pobres aves contra ellos.

Un héroe bajo sospecha, un héroe en apuros,  puesto que fue sometido a una investigación, junto a su copiloto Jeff Skiles. Exhaustiva y pertinente, pues tenía dos aeropuertos cercanos donde teóricamente podría haber tomado tierra. Así se lo indicaron desde las torres de control. Los datos teóricos y los simuladores del vuelo condenaban su decisión tan arriesgada, que podía haber costado muchas vidas, pero…

Eastwood sabe narrar muy bien estos pormenores tan contradictorios, en los que un hombre – dos, en realidad –  aclamado popularmente es puesto en cuestión a nivel profesional, algo que conlleva suspensión de empleo y sueldo y quebrantos económicos familiares, de los que le da cuenta su esposa, una estupenda Laura Linney.

Tanto es así que casi prefiere no excederse en la épica y espectacularidad del amerizaje y sus momentos previos  – que están filmados con mucha solvencia, en cualquier caso; impresiona ver al pasaje en las alas del avión esperando a los equipos de salvamento o lanzándose a las gélidas aguas con chalecos salvavidas – para aportar un mayor equilibrio y coherencia al resto del relato. En opinión de quien esto firma, un acierto.

96 minutos de metraje. Guión de Todd Komarnicki, sobre el libro del protagonista, cuyo nombre completo es Chesley Sullenberger, conocido como Sully y Jeffrey Zaslow. Tom Stern sabe fotografiarla en todos sus matices y lo mismo puede decirse de la música que firman Christian Jacob y Tierney Sutton Band. Tom Hanks y Aaron Eckhart están espléndidos y todo el reparto funciona.

Puede que no sea una de sus grandes obras maestras, pero sí es una película muy sólida que firma un aclamado realizador de 86 años felizmente en activo. Véanla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s