Archivo diario: noviembre 4, 2017

SEFF 2017: Las tribulaciones de una acreditada

Llevamos dos días, contando el de hoy, los dos primeros del Festival, sin proyecciones de la Sección Oficial por la mañana. Cierto, es muy agradable no tener que madrugar, pero… luego, como ha ocurrido en pasadas ediciones, a partir del domingo supone un auténtico maratón que alcanza la franja horaria de las 17 horas. Una franja horaria en la que se proyectan películas estimables de otras Secciones – que también queremos ver – difícilmente recuperables. Francamente, no es de recibo.

En el caso particular de quien esto firma, la extraordinaria experiencia – ya descrita, con testimonios gráficos, en una entrada anterior – de participar, como representante de la crítica, en el excelente programa ‘El Séptimo Vicio’, que nunca le agradecerá bastante a la organización del SEFF,  va a obligarla, para no perderse un título a concurso, a verlo por la noche. Una noche, pródiga en ofertas estimulantes, como las de mejores referencias y muchas de las miradas de realizadoras, dentro de la minoría que representan en la programación… y de larga duración.

De una duración incompatible con el madrugón del día siguiente y con la experiencia, más inquietante aún siendo mujer, de verte abocada a coger un taxi, con el coste que supone, que te lleve de vuelta a casa. Cierto, hay metro hasta las dos de la madrugada -¡¡¡bravo!!! – pero cuando, desde la salida hasta tu portal, hay unos minutos de paseo en la más completa soledad, como que no. Esto no ocurriría de tener libres para otras Secciones la tarde y noche más asequibles.

Además, un cambio de criterio a última hora evitó que much@s acreditad@s pudiéramos sacar el jueves las entradas para toda la semana. La gente que canjeó hasta las 12.30 pudo hacerlo y quienes llegamos más tarde, no. Francamente, no es de recibo tal discriminación cuando, por tener el tiempo tan ocupado y que escribir una o dos crónicas diarias, el hacer cola ante las taquillas cada día es una dificultad añadida.

A subsanar. Escrito queda.

Anuncios