Adiós Zaharita, adiós

Para una animalista como quien esto firma, resulta durísimo e insoportable tomar la decisión de dormir a un miembro muy querido de su familia. Y esto es lo que ha debido hacer hoy con su gata. Más de dos décadas con ella dirán ustedes que es mucho tiempo y, sin embargo, se hace tan corto…

Ya es injusto de por sí que la inmensa mayoría de las especies no humanas no tengan las mismas expectativas de vida nuestras, pero lo es más cuando uno de esos seres tan amados enferma de gravedad sin que nada se pueda hacer, tras intentarlo TODO, más que ofrecerle el paliativo de una muerte digna. La muerte, ese enemigo, que escribió Leonard Woolf, tras el trágico suicidio de Virginia.

A Zaharita, o Zahara, la trajo a casa mi hija Vita Lirola, con apenas un año de edad. La recogió en una fría noche otoñal, junto a un bar de movida juvenil donde tiritaba, ignorada por todos-as. Menos por ella quien, al verla, no pudo mirar hacia otro lado. Desde entonces, y hasta hoy, ha sido la decana de mis compañeros-as de vida.

Su carácter se hizo notar desde el principio. Leal, testaruda, cariñosa, coscona y ronroneadora. Toda una campeona y una luchadora nata, que ha superado envites de salud importantes, especialmente en estos dos últimos y fatídicos meses de un verano aciago. Le gustaba sentarse en las rodillas de su humana – esta que escribe con el corazón roto – y no podía soportar verla acostada en el sofá, pues pensaba que estaba enferma y lo expresaba maullando ruidosamente.

Hoy se han fundido en negro tanto cariño, tantos juegos, tantas vivencias, tanta alegría, tantos sentimientos, tantas risas… En poco más de un año, quien esto firma ha debido afrontar la pérdida de tres familiares felinos, dos gatas y un gato. Lolita, Pedrito y ahora también ella. Los duelos se mezclan, las emociones se remueven y las lágrimas no cesan. La vida, escribió García Lorca, “no es noble, ni buena, ni sagrada”.

Gracias por la tuya, querida compañera. Gracias por ser como eras. Gracias por el amor y la felicidad que nos diste. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

10806385_842387905803686_4407125067919293507_n

Anuncios

6 Respuestas a “Adiós Zaharita, adiós

  1. Precioso Carmen, mucho ánimo! Un beso

  2. Un beso muy grande Carmen.

  3. Gracias, Miguel. Otro para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s