‘Parásitos’: Mi casa (no) es la tuya

El guionista y cineasta surcoreano Bong Joon-ho, cosecha del 69, deslumbró en el pasado Festival de Cannes, que se le rindió concediéndole el máximo honor de la Palma de Oro,  con esta la última propuesta de su filmografía. Una filmografía singular y ecléctica en la que se integran géneros como el de monstruos (‘The Host’, 2006), la ciencia ficción (‘Snowpiercer’, 2013), el drama y el thriller (‘Mother’,  2009), el fantástico (‘Okja’, 2017) y sobre todos el de intriga criminal, basado en hechos reales, ‘Memories of murder’, 2003, Concha de Plata al Mejor Director en San Sebastián.

‘Parásitos’ tiene 132 minutos de metraje. Su espléndido guión lo firman el propio realizador, Kim Dae-hwan y Jin Won Han. La excelente fotografía es de Kyung-Pyo Hong y la no menos notable banda sonora, en la que suena un tema del propio Joon-ho interpretado por uno de los actores, se debe a Jaeil Jung. La historia cuenta las interrelaciones, vía contratos laborales conseguidos irregularmente, entre una familia muy rica y otra paupérrima, lo que dará lugar a un estallido de consecuencias imprevisibles.

Este relato fílmico feroz, divertido, inquietante, surrealista y salvaje no deja títere con cabeza en una mezcla sabia e irreverente de drama familiar, retrato social y comedia negra. Es un cine comprometido con la realidad brutalmente desigual de su país, pero que se sirve del vitriolo sin anestesia. Pero que no te permite empatizar con ninguno de sus personajes, haciéndolo con todos. No hay conciencia de clase, ni nada parecido, aquí.

En absoluto. Aquí impera la ley del más pícaro, del más estafador, del más fuerte… Aquí l@s desheredad@s no son solidari@s con sus iguales, ni tienen auras heroicas, románticas o épicas. Todo lo contrario, desposeíd@s como son, tan solo añoran lo que otr@s tienen a manos llenas. Ni tampoco sus patrones son los explotadores al uso, sino más bien unos ingenuos carne de cañón, pero totalmente inconscientes e insensibles hacia quienes están en lo más bajo de la escala social.

Así es, los modus vivendis hablan por sí solos y la riqueza de un@s va de la mano de la miseria de otr@s. Es un retrato tan cínico como oscuro, con una importante carga de profundidad en su aparente desmesura. Servido por un impecable reparto coral que desvela las personalidades de los dramatis personae y sus más recónditos secretos.

Absorbente, desternillante, cruel, desasosegante e intensa. Ni se les ocurra perdérsela.

2 Respuestas a “‘Parásitos’: Mi casa (no) es la tuya

  1. Auténtico peliculón. Como hace tiempo que no se veía en una pantalla. Pasan los días y sigo pensando en ella.

  2. Así es, Félix, así es. De visión obligada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s