‘El extraordinario viaje de T. S. Spivet’: Algunas consideraciones…

El formato de un blog, tal que Sevilla Cinéfila por ejemplo, es tan libre como lo quiera su titular y no está sujeto a los cánones de lo ‘críticamente correcto’. Dicho esto sin menoscabo alguno del esfuerzo y del mínimo rigor que deben presidir los contenidos de sus reseñas. Por ello, y por segunda vez, no va a hacer exactamente una entrada al uso. Su carácter minoritario, entre otras cosas, también se lo permite. Advertid@s quedan.

Quien esto firma se acercó a esta última propuesta fílmica de Jean-Pierre Jeunet, cosecha del 53, creador-perpetrador de ‘Amelie’, como ustedes prefieran, con tanta curiosidad como reservas. Porque del responsable de ‘Delicatessen’, ‘La ciudad de los niños perdidos’ o ‘Largo domingo de noviazgo’, entre otras, incluída ‘Alien resurrección’, cabe esperar lo mejor y lo peor, inclusive ambas cosas dentro de uno de los títulos mencionados.

Así que de esta mente peculiar y creativa, llena de imaginación y de excesos, de tics y de inspiración, quien esto firma se esperaba cualquier cosa menos una historia tan insensible y agresiva para con los animales. Desde el padre cazador, granjero de Montana, con sus trofeos disecados en su ‘despacho’ de quien su hijo de diez años inventor y genio al que le dan el Premio así con mayúsculas, objetivo de su escapada de casa y del extraordinario viaje que titula la película… Desde ese padre, escribía, al que el hijo contempla como un reducto del pasado, pero con el que no es crítico… hasta la madre, la científica e intelectual entomóloga pinchando cuantos insectos caen en sus redes.

O esa cabra, sangrando y atrapada entre los espinos de la cerca de la propiedad familiar, a la que el chico libera, sí, ante el desprecio del padre que la llama estúpida. O el más bien poco amable trato al que someten al perro de la familia. Ni la más mínima sombra de crítica al respecto, que sí las tiene con el presentador de televisión o con la responsable de la Fundación que entrega el galardón, una Judy Davis muy por debajo de sus posibilidades,  a quienes vapulea y ridiculiza sin piedad, mientras reserva toda su comprensión, empatía y ternura para semejantes progenitores.

O la vuelta a ese universo rural, hogar dulce hogar, aliviadas la conciencia y unidos por el amor y el aumento de la familia. En fin… Que conste la protesta y hasta aquí llegan estas consideraciones a modo de entrada.

Anuncios

2 Respuestas a “‘El extraordinario viaje de T. S. Spivet’: Algunas consideraciones…

  1. como se llama el perro??

  2. Siento no acordarme. Lo he buscado y no lo he encontrado y eso que tenía un nombre peculiar… Quizás algún-a lector-a del blog pueda ayudarnos. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s