‘Yo decido. El tren de la libertad’: Tsunami violeta

Esta tarde-noche, y simultáneamente en 90 ciudades de este país, ha tenido lugar el estreno de ‘Yo decido. El tren de la libertad’. Este documental es un trabajo colectivo de 80 cineastas, en el que se da cuenta de la manifestación más multitudinaria contra la reforma de Ruiz- Gallardón sobre el aborto, que tuvo lugar el pasado 1 de febrero en Madrid. Y no sólo…  Porque también nos muestra el viaje emprendido por cientos de miles de mujeres, y hombres, hasta la capital para hacer valer su frontal oposición a la conculcación del derecho elemental a decidir sobre nuestros propios cuerpos.

el tren de la libertad

Dicha reforma reduce los presupuestos para una interrupción legal del embarazo a dos: violación o daño a la salud psíquica de la mujer. Dicha reforma nos retrotrae a un periodo predemocrático. Dicha reforma retrasa el reloj treinta años atrás cuando las feministas, que pisan ahora nuevamente las calles por el mismo motivo, clamaban muchos de los mismos eslóganes y se encuentran de nuevo en la casilla cero de la involución que quiere imponer un Gobierno ultraconservador.

Por ello desde CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales) surgió la idea de poner en imágenes esta road movie intensamente violeta y su grandiosa concentración al llegar a su destino.  Road movie  que comenzó su andadura en Gijón, con las Comadres Feministas y su tren, al que se sumaron tantas personas que hubo que fletar autobuses desde todos los puntos de nuestra geografía para confluir en Madrid, Madrid, Madrid…. Sin subvenciones, pagados por  l@s viajer@s, de sus propios bolsillos.

Así que estas realizadoras – de las que una de las tres andaluzas estuvo presente e introdujo la proyección, con Teresa García de moderadora y dos mujeres feministas más –  se pusieron manos a la obra y en muy pocos días se consiguieron 20 unidades de rodaje y un equipo técnico, que trabajó de forma voluntaria, rodando hasta 200 horas de las que el resultado final son aproximadamente 40 minutos de metraje.  Una cinta emocionante y muy bien contada que, como se citó anteriormente, comienza en ese tren que la titula, abarrotado de pasajeras de todas las edades, valientes y decididas, quienes, entre cánticos, risas y sororidad, quisieron plantarle cara al machismo en el poder.

Y vaya si lo hicieron… Acompañadas, en sus países de origen y en el propio Madrid, de compañeras romanas, francesas, holandesas, inglesas, italianas, latinoamericanas y un largo etcétera de nacionalidades, que se unieron a la causa de nuestras y nuestros compatriotas. La mirada de las cámaras registraron todo ello. Las canciones, los eslóganes, las pancartas, las banderas, los testimonios – alguno especialmente dramático-, la música, los bailes. Y antes, el registro de los cuerpos y la autoimputación colectiva en los organismos correspondientes. Hermosa gente de toda edad y condición unida, por centenares de miles, por el derecho al propio cuerpo y su libertad de decisión. Varias generaciones, en una sola voz, clamando libertad.

Hay que verla, es un testimonio muy valioso y vibrante, pero también un servicio a la causa feminista. Desde mañana, en abierto en internet. El sevillano teatro Duque se vino abajo con el público puesto en pie, coreando y ovacionando durante toda la proyección, hasta el clamor final. Apoyando sin reservas a este incontenible y necesario tsunami violeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s