Archivo mensual: marzo 2016

‘Cien años de perdón’: La caja 311

Daniel Calparsoro, cosecha del 68, tiene en su filmografía cintas poderosas, aún cuando no sean siempre redondas,  como ‘Salto al vacío’, su debut, ‘A ciegas’ o ‘Asfalto’. Esta que nos ocupa es su novena incursión en el cine.

97 minutos de metraje. Coproducción hispano-argentina- francesa. Escrita por el excelente Jorge Guerricaechevarría, guionista habitual de Álex de la Iglesia, Daniel Monzón y tantos otros nombres propios de nuestro cine. Su fotografía, que retrata tan bien el clima del filme, se debe a Josu Inchaustegui. Su banda sonora la firma otro imprescindible, Julio de la Rosa.

La historia remite al atraco, por parte de seis hombres disfrazados y armados, entre los que hay españoles y latinoamericanos, a un banco en el que no todo es lo que parece y que debe, con rehenes incluidos, afrontar muchas más dificultades de las previstas. De entre las cajas de seguridad con las que pretenden hacerse, hay una muy especial cuyo comprometedor contenido inquieta en ciertas altas esferas.

El realizador, muy dotado para el cine de acción, filma esta trepidante historia con energía y credibilidad. Convierte el atractivo y estimulante guión que le sirve Guerricaechevarría en un material fílmico muy poderoso, absorbente y cuyo ritmo no desmaya un solo instante. No lo hace a la manera convencional del género, pero sí sabe manejar perfectamente sus claves. Ordena con inteligencia y habilidad las diferentes tramas de un relato complejo, para que sumen y no para que resten; para que multipliquen y no dividan.

Preserva los diferentes planos narrativos, pero nunca olvida el entretenimiento. Aborda una suerte de mezcla genérica, muy atractiva y resultona, en la que lo político se integra en el thriller de acción, sin olvidar las claves de un policiaco sólido. Ladrones, clientela y rehenes, directivos, directora, negociador, cuerpos diferentes de la seguridad del Estado, los confrontados líderes de la banda, poder… todos-as inmersos-as en una situación potencialmente explosiva literal y metafóricamente.

El reparto es tan sólido y eficiente como la propia cinta. Los personajes – colectivo masculino plural, con solo dos excepciones – poseen rasgos y personalidades propias interpretados por gentes de talento como Luis Tosar, Raúl Arévalo, Patricia Vico, José Coronado, Joaquín Furriel, Marian Álvarez o, sobre todo, un magnético e inquietante Rodrigo de la Serna.

Precisa. Dotada de garra y de fuerza. Tan bien rodada como contada. En ella, se unen hábilmente la denuncia y la comercialidad de impecable factura. Destinada a un público amplio y ecléctico, pero lúcida, crítica y adulta con ciertas podredumbres que sufrimos. No lo duden. Véanla.

‘En cartelera’: Legalidad y justicia

De las ocho películas que inauguran hoy la nueva cartelera sevillana, y centrándonos en las de temática más adulta, tres se proyectan también en versión original subtitulada. La primera en mencionarse, en todas las sesiones y las otras dos solo en algunas. Como advertimos siempre, consulten días y horarios.

Comenzamos con el estreno estrella de la semana, a nivel cinéfilo. Se trata de la producción francesa ‘Mustang’, ópera prima de Deniz Gamze Ergüven. Una visión tan luminosa como brutal de la condición de la mujer en la sociedad turca, encarnada en cinco hermanas adolescentes. Precedida de premios, nominaciones y reconocimientos tales como 4 César y el Goya a la mejor película europea. Es, además, una de las elegidas para debatir en la próxima tertulia del miércoles, 6 de abril. Su visión es obligada e imprescindible.

Otro debut fílmico del máximo interés, que nadie debería perderse, es la hindú ‘Tribunal’, de Chaitanya Tamhane. Ha sido descrita como una crítica devastadora al sistema legal de dicho país.

La tercera es la italiana ‘El nombre del bambino’, de Francesca Archibugi. El título castellano ya se las trae… Se trata de un remake de una película francesa, adaptación de una obra teatral. Da cuenta de los conflictos, con su entorno familiar y amistoso, de una pareja que pretende ponerle a su futuro bebé un nombre políticamente incorrecto. No ha gustado.

Además, el sevillano Gonzalo García Pelayo  rinde homenaje en ‘Todo es de color’ al mítico grupo Triana, del que fue productor. Quien esto firma, no ha encontrado referencias, pero es un testimonio de una época.

Ya doblada tenemos a la estadounidense ‘Frente al mar’, de Angelina Jolie. Sobre una pareja, en los años 70, que viajan juntos mientras, paulatinamente, se van distanciando. Su llegada a un pueblo costero, les hará relacionarse con terceras personas. Protagonizan la propia realizadora, Brad Pitt y Mélanie Laurent. Críticas muy negativas.

Las inéditas son dos coproducciones francesas y otra norteamericana. La de animación y aventuras ‘El largo viaje de Sasha al Polo Norte’, de Rémi Chayé. Historia de una chica que parte al confín del mundo, tras la estela de su abuelo. División de opiniones.

La de terror, ‘No crezcas o morirás’, de Thierry Poiraud. Adolescentes recluidos en un orfanato que salen para encontrarse un escenario dantesco. No ha convencido.

Y el western ‘Bone Tomahawk’, de S. Craig Zahler. Un sheriff persiguiendo a un fugitivo y a la mujer que lo cuida. Se han destacado su mezcla de géneros y su transgresión. Protagonizan Kurt Russell, Patrick Wilson y Matthew Fox.

 

8 de marzo: 8 miradas fílmicas de mujer

Entre el pasado y el presente año, hemos tenido ocasión de ver interesantes y notables películas de realizadoras en nuestras carteleras. En este ocho de marzo, queremos recordar ocho de ellas. Porque la industria del cine también tiene una enorme deuda pendiente con las mujeres, de la que se han hecho eco expertas y en la que, lógicamente, no vamos a entrar aquí.

Así que, comenzamos por esta necesariamente excluyente selección, pero en las que están todas las que son y las que han sido estrenadas en salas comerciales. Cinco españolas, una japonesa, una iraní y una británica, cuyas reseñas críticas las tienen en este blog. De las cinco de nuestro país, cuatro entre ellas tienen el denominador común de haber optado a los Goya, pero sin que dichos galardones las reconocieran salvo – con dos excepciones – más que en categorías técnicas.

1.- Como, en principio, ‘La novia’, de Paula Ortiz. Partía como la gran favorita con 12 nominaciones y al final, estos Premios no tuvieron – como esperábamos – nombres de mujer y tuvo que conformarse con solo dos. A la extraordinaria fotografía de Migue Amoedo y a la más que notable composición de Luisa Gavasa, como Actriz de Reparto. Es una valiente, transgresora y crítica al machismo recalcitrante de la época, adaptación de la lorquiana ‘Bodas de sangre’.

2.- La segunda en candidaturas fue ‘Nadie quiere la noche’, de Isabel Coixet. Aunque su injusto descalabro numérico en el Palmarés fue algo menor en este caso. De sus 9 nominaciones, cuatro se hicieron efectivas. A su excelente banda sonora original de Lucas Vidal, dirección de producción, vestuario y peluquería. Recupera para el cine la figura real de Josephine Cecilia Diebitsch, una dama intrépida, aventurera, valiente, viajera y nada convencional.

3.- La tercera es una ópera prima que retrata una historia de amor singular y atípica. Hablamos de ‘Requisitos para ser una persona normal’, de Leticia Dolera. No logró ninguna de sus tres nominaciones, pero sí hacerse un hueco en nuestros corazones cinéfilos.

4.- La cuarta es otra historia nada al uso desde la perspectiva de una mujer valiente, y decidida inmersa en una relación difícil, que apuesta por ella misma. Otro debut fílmico. ‘Un otoño sin Berlín’, de Lara Izagirre. Se hizo con la única nominación a la que optaba, la de la Actriz Revelación a la estupenda Irene Escolar.

5.- La quinta es un valiente, lúcido y complejo testimonio basado en una vivencia personal de su directora. ‘La adopción’, de Daniela Fejerman. Sobre el via crucis al que se enfrenta una pareja en tal tesitura, en un país de la Europa Oriental. No recibió, lamentablemente, más reconocimiento que una nominación a la eminente Nora Navas, su protagonista, en los Premios Feroz.

6.- La sexta es una lírica, emotiva y sensible historia de tres personas de diferentes edades y circunstancias, con el denominador común de tener secretos y un cierto grado de exclusión social, cuyo encuentro cambiará sus vidas. Especialmente por su interacción con una extraordinaria y generosa anciana. O lo que es lo mismo, la japonesa ‘Una pastelería en Tokio’, de Naomi Kawase.

7.- La séptima es el estreno tras la cámara de la iraní Ida Panahandeh, ‘Nahid’. Una mirada profundamente feminista, y diferente, a un status quo, el de su país, que oprime, explota y anula a sus compatriotas.

8.- Concluimos con la que, para quien esto firma, es una de las películas del año y la gran olvidada en los Oscar. ‘Sufragistas’, de Sarah Gavron. Una lúcida, vibrante y desgarradora mirada a estas heroínas extraordinarias, con las que tenemos una deuda de gratitud permanente, que pretendían ser ciudadanas a parte entera con la consecución del voto, arriesgándolo todo por este objetivo. Sin épica al uso, internándose en el infierno de sus vidas bajo un patriarcado ominoso y feroz.

Tomo prestada esta preciosa ilustración de CIMA Mujeres Cineastas para ilustrar la crónica:

11054477_1141715119207039_2317596401499288706_o

‘La habitación’: Otro mundo es posible…

Una joven y valiente mujer de apenas 26 años, confinada en un habitáculo desde los 19, construye un universo para su hijo, que acaba de cumplir cinco, dentro de ese mínimo espacio en el que transcurren sus vidas. Convierte todos y cada uno de los objetos cotidianos, todos y cada uno de los momentos del día, en una celebración, en un juego, en un acontecimiento. Hábitos y rutinas incluidos. Subvierte la aberrante cotidianidad en la que están insertos, en todo un microcosmos deseable y luminoso.

Incluso cuando la oscuridad se hace presente, ella le resguarda en el armario y le impide que tenga que sufrir lo que ella sufre. Mantiene, de cara al niño, incluso a la figura del villano dentro de los parámetros ‘normales’. Su firmeza es inquebrantable, sin embargo, no permitiendo a su carcelero el acceso a él. Hasta que el mundo exterior se va haciendo, en la conciencia del menor, cada vez más cercano y deseable. Entonces, hay que urdir un plan a la desesperada.

Producción irlandesa de 118 minutos de metraje, realizada por Lenny Abrahamson. El guión lo escribe Emma Donoghue, basado en su propia novela. La fotografía, que sirve perfectamente al relato, se debe a Danny Cohen. La partitura, de la que se puede decir otro tanto, a Stephen Rennicks. Entre sus muchos reconocimientos, estuvieron cuatro nominaciones a los Oscar, de las que se materializó la de Mejor Actriz a la espléndida Brie Larson.

El realizador ha sabido manejar muy bien el clima, el ritmo, el suspense, y las emociones, sin necesidad de exasperarlas, pero sin reprimirlas. Con una primera parte espléndida, llena de claridad entre tanta negrura, y una segunda más cuestionada, pero absolutamente necesaria. Una mirada la suya, también la de la autora y guionista, compasiva, lúcida y llena de comprensión. Una mirada la suya, que no carga las tintas en la maldad de un sujeto despreciable, descrito sin trazo grueso alguno.

Una mirada la suya, que rompe clichés al retratar, sin juzgar, las muy diferentes reacciones entre el abuelo biológico y la pareja de la abuela, una estupenda Joan Allen. Una mirada la suya que entiende la receptividad y el asombro del niño – un prodigioso, adorable, Jacob Tremblay – y la conflictiva catarsis de una protagonista tan herida y devastada, a la que le han robado siete años, al acceder a ese otro mundo, tan cercano como lejano, tras el cautiverio.

Potente, intensa, dramática, conmovedora, tan llena de carisma como terrible. Habitada por unas notables sensibilidad y sabidurías narrativas. Es una de las elegidas para debatir en nuestra próxima tertulia del miércoles, 6 de abril. Háganse el gran regalo de no perdérsela.

‘En cartelera’: Héroes y ladrones

Dentro de las películas de estreno que entraron ayer, tres se proyectan en versión original subtitulada. La primera en citarse, en todas las sesiones y las otras dos solo en algunas horas y días, que deben consultarse. Comenzamos, entonces, por la alemana ’13 minutos para matar a Hitler’, de Oliver Hirschbiegel. Basada en la historia real de un carpintero de la resistencia que intentó asesinar al tirano en Múnich, en 1939. Pero algo lo impidió… Una fracción de tiempo que hubiera cambiado radicalmente la Historia de la humanidad. No ha gustado mucho, pero debería verse.

La segunda es la noruega, coproducida con Francia y Dinamarca, ‘El amor es más fuerte que las bombas’, de Joachim Trier. Una exposición de una fotógrafa de guerra, a los tres años de su muerte accidental, reúne al viudo y a sus dos hijos, que confrontarán sus duelos y sus respectivas visiones de la artista. Protagonizan Isabelle Huppert y Gabriel Byrne. Ha cosechado una intensa división de opiniones, predominando las negativas pero debe comprobarse.

La tercera es la germano-canadiense ‘Remember’, de Atom Egoyan. Un nonagenario, superviviente del Holocausto, busca al criminal de guerra nazi ejecutor de su familia. Ha sido muy mal acogida, aunque…

Es el turno de dos españolas. ‘Vulcania’, de José Skaf. Un pueblo, un misterioso accidente, dos personas que comparten drama y una revelación perturbadora. Referencias irregulares. Ustedes mismos-as.

‘Cien años de perdón’, de Daniel Calparsoro, es la estrella de la semana. Sobre un atraco a un banco, que esconde algo más y que se complica. Thriller de corte político, que tiene a Luis Tosar, Rodrigo de la Serna, Raúl Arévalo y Marian Alvárez, entre un reparto muy coral y atractivo, en sus principales papeles. Ha gustado mucho y debe verse.

Una ligera mención, en negativo, a la comedia musical estadounidense ‘Rock The Kasbah’, de Barry Levinson. Se la ha tachado de sexista, racista y homófoba. A evitar, de todas, todas.

Entre las ausencias, otras dos norteamericanas relacionadas también con la música. El documental ‘Janis’, de Amy Berg. Una visión de la mítica cantante a través de una colega y amiga y de su correspondencia con los familiares. En general, se la ha estimado.

Y ‘Nunca es tarde (Danny Collins)’, de Dan Fogelman. Acerca de un viejo y salvaje rockero, que decide cambiar su vida por una carta, sin entregar, que le escribió John Lennon 40 años atrás. Basada en una historia real. Contraste de pareceres y unanimidad en la composición de Al Pacino.

‘La Palabra y la Imagen’. Temporada 4: ¡¡¡Los géneros al poder!!!

Multitudinaria sesión la de este miércoles, 2 de marzo, de La Palabra y la Imagen. La ocasión y el invitado, José Luis Cienfuegos, director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, lo merecían sobradamente. Otro tanto puede decirse de las tres películas a debatir, tanto para bien como para mal. Pues una de las cualidades de esta tertulia,  ya que cuenta con la mejor gente del mundo mundial, es que tanto las coincidencias como las discrepancias, es que tanto los matices, como los acuerdos y desacuerdos, se inscriben en un clima respetuoso y lleno de humor. Es integradora, nunca excluyente.

IMG-20160305-WA0003.jpg

Lo que sigue es una crónica limitada, imperfecta y necesariamente esquemática, de una velada distendida, estimulante y divertida hasta decir basta. El feeling con el anfitrión – tan cualificado como asequible, tan sencillo y generoso en su trato, como complejo en sus exposiciones – fue total y eso se tradujo en una atmósfera de complicidad y participación tales que hicieron que el tiempo volara literalmente.

José Luis Cienfuegos situó perfectamente a los tres filmes con el denominador común de los géneros. Melodrama, homenaje y sátira que recorre todos ellos y western. Por este orden, ‘Carol’, de Todd Haynes, ‘Ave César’, de los Coen y ‘El renacido’, de González Iñárritu.

Sobre la primera hubo unanimidad en su hermosa factura formal, en su guión y en su tratamiento y recreación de la atmósfera de los años 50. En la excelencia de sus actrices – más Rooney que Cate… – y en su enfoque de la historia. En su puesta en escena tan especular. Como también en su demoledora crítica al feroz machismo dominante. Pero se le reprocharon su óptica sobre los hombres, su frialdad, su preciosismo y ciertas licencias al adaptar el texto.

Siguiendo con la misma década del pasado siglo,  la segunda concitó más reservas que adhesiones. Nuestro invitado se cuenta entre sus admiradores y se propone verla – y disfrutarla – de nuevo. En general, fue considerada una obra menor de unos cineastas mayores, que podía haber sido demoledora.

Dispersa, deshilvanada y sin un hilo conductor claro, pese al personaje del excelente Josh Brolin. Con escenas y personajes tan brillantes, como importantes bajones de ritmo. Lo que no impidió que surgieran las risas incontenibles ante el recuerdo de sus momentos estelares y que se desgranaran sus numerosos guiños y homenajes cinéfilos.

Unanimidad casi total en el desafecto por ‘El renacido’, con la excepción de la incontestable fotografía de Emmanuel Lubezki y de su banda sonora, con los talentos unidos de Carsten Nicolai y Ryuichi Sakamoto. Se denostaron su ausencia de guión; sus reiteraciones; su falta de emoción; sus desvaríos presuntamente líricos.

También el ser un refrito de los peores Malick y Tarkovsky. DiCaprio, inferior a Tom Hardy, pese al Oscar. Y su historia,  muy por debajo de las que protagonizaran Richard Harris – ‘El hombre de una tierra salvaje’, de Richard C. Sarafian – y Robert Redford , ‘Las aventuras de Jeremiah Johnson’, de Sidney Pollack. Pues eso.

El miércoles, 6 de abril, más. Con tres potentes películas a debatir. A saber, ‘La habitación’, de Lenny Abrahamson, en cartelera. ‘Mustang’, de Deniz Gamze Ergüven, que entra el día 11 de este mes y ‘Nuestra hermana pequeña’, de Hirokazu Kore-Eda, que lo hará el día 23.

Gracias a La Casa del Libro, a José Iglesias Blandón, a los críticos amigos que nos acompañaron como Miguel Olid, José Miguel Moreno Bautista, Álvaro de Luna, Cristian J. Ceballos y Juan Antonio Hidalgo, a José Luis Cienfuegos por su generosidad, erudición y cercanía y a las mejores y a las mejores tertulianas-os del universo entero, por otro encuentro difícilmente superable. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

‘La Palabra y la Imagen’: Recordatorio urgente

Mañana, miércoles 2 de marzo, a las 19.30 horas, en La Casa del Libro de Sevilla, de la calle Velázquez,  y en su cuarta planta, tendrá lugar una nueva sesión de nuestra tertulia de cine, ‘La Palabra y la Imagen’, que no pueden perderse.

Se comentarán las películas ‘Carol’, de Todd Haynes, ‘Ave César’, de los hermanos Coen y ‘El renacido’, de Alejandro González Iñárritu, que obtuvo el Oscar a la Mejor Dirección. El invitado, un auténtico lujo, será el director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, José Luis Cienfuegos.

La entrada es libre. No pueden perdérsela. Les esperamos.