Archivo mensual: marzo 2013

‘El chico del periódico’: Bestias del sur salvaje

El afroamericano Lee Daniels – quien impactara con su segunda película ‘Precious’, que se hizo con dos Oscars, a su actriz principal y al mejor guión adaptado – retoma un material literario, sobre la novela original de Peter Dexter que, al parecer, se basó en un caso real. Realizada en el pasado año, tiene un metraje de 101 minutos y se la ha descrito como un thriller, aunque bebe de distintos géneros.

Situada en los últimos 60 y primeros 70 en Florida, la trama sigue a un periodista que espera la noticia de su carrera. Y cuando una mujer voluptuosa y atípica le pide que retome el caso de su prometido – en el corredor de la muerte y  a quien no ha visto nunca, pero con quien mantiene una apasionada correspondencia epistolar – cree encontrar un filón. Porque hubo irregularidades en el juicio. Así que decide, junto a un colega y con la ayuda de su hermano menor, investigar el caso, consiguiendo su objetivo. Pero, inesperadamente, tod@s se verán atrapad@s en una destructiva espiral.

Y, efectivamente, este es un material explosivo que le estalla en las manos a un cineasta, cuya potencia visual es evidente. Lo cual es un mérito y un defecto. Lo primero concierne a su talento para crear atmósferas y situar a sus personajes al límite del paroxismo y al borde del precipicio de la representación más dura y física de la violencia, incluída la sexual. Al borde del abismo de unas situaciones escabrosas, en las que juega con la carnalidad más obvia y caliente, con el clima y climax de un relato que pedía a gritos más rigor y claridad.

Lo segundo se refiere a que se pierde en las formas, en el efectismo de la puesta en escena que resulta exasperante y pretenciosa. Que resulta oscura, sin ser compleja. Que resulta excesiva, de puro gratuita. Que resulta indigesta en su mezcolanza de géneros entre el thriller ya mencionado, el negro, los conflictos raciales  y la crónica social con sus atisbos de denuncia.

Que compromete su inteligibilidad por su sumisión al exceso. Que los protagonistas y muchas de las situaciones en las que se ven implicad@s,  no están descritos más que en sus aspectos más epidérmicos y sensacionalistas, con especial atención al de Nicole Kidman, que hace lo que puede para dar vida a una barbie hipersexuada, sin entidad, ni identidad. Igualmente puede decirse de la vacuidad absoluta de los de Matthew McConaughey y John Cusack, forzados y sobreactuados ambos. Tan sólo, y mira por donde, se salva un Zac Efron, más centrado y consecuente. En fin, que esta pretendidamente cruda historia del profundo sur y su salvaje fauna humana se devora a sí misma, sin remisión posible.

El cine que Sevilla no verá. Toma II. ‘Érase una vez en Anatolia’: Invisible

A lo mejor, y sería estupendo, esta entrada se torna obsoleta. Lo que supondría el estreno de la segunda cinta  protagonista de nuestra lista negra de las invisibles en las pantallas sevillanas. En el resto, o casi…, del país entró el viernes de Dolores y ya se sabe que, para la Semana Grande, somos muy nuestr@s. Así que, atent@s a la próxima cartelera. Si es que no… hay que temerse lo peor.

‘Érase una vez en Anatolia’ es una producción turca, fechada en el año 2011, de 150 minutos de metraje, escrita y dirigida por Nure Bilge Ceylan. Se trata de un drama, con tintes de cine negro, en el que un grupo de policías acompañan a dos delincuentes, a fin de descubrir el paradero del cadáver de una de las víctimas de estos últimos. Itinerario no sólo de investigación criminal, sino también moral y social, en el espacio rural y profundo de esta zona a la que alude el título.

Séptima en el haber de su realizador, que  interesó a la crítica con dos de sus filmes, ‘Lejano'(2002) y ‘Climas'(2006), y que consiguió el Premio al Mejor Director en Cannes 2008 con ‘Three Monkeys’, tiene, como el resto de su filmografía, una voluntad de estilo y una puesta en escena atípicas en las que el paisaje recupera un protagonismo fundamental. Ni autóctonas, ni folcóricas, ni étnicas, pero con una vocación de universalidad dentro de un profundo apego al entorno. Lentas y abstractas, transgresoras y experimentales, requieren del espectador un esfuerzo de atención y una libertad de percepción, que no coinciden con los esquemas narrativos al uso.

Pues bien, dicho esto, hay que hacer constar que su visión ha dividido a la prensa especializada. En las inestimables referencias de Filmaffinity están desde la encendida cita de Manohla Dargis, en The New York Times, que la describe como ” una road movie metafísica sobre la vida, la muerte y los límites del conocimiento” hasta la de Carlos Boyero en El País, que la despacha con “la primera hora de las casi tres que dura esta ininteligible pesadez, no te permite enterarte de qué va su historia”. Pero Luís Martínez, de El Mundo, está en desacuerdo con este último aserto y escribe ” esta es, sin duda, una obra mayor… no es una película fácil…cine intenso, de planos eternos, por los que, sencillamente, respira la vida”. A Rodríguez Marchante, de ABC,  le parece que ” la primera hora sobra entera… pero…”hay momentos mágicos”.

Una pequeña muestra de la diversidad de opiniones, preferentemente superlativas, que ha suscitado esta cinta más que singular, y nada trillada, que, todo parece indicarlo, tampoco el público sevillano va a tener ocasión de ver. Desde estas líneas, consignamos nuestra protesta por esta exclusión.

El cine que Sevilla no verá. Toma I, “Weekend”: Fe de ausencias…

Dos largometrajes, dos, de momento, y un número mayor de documentales, se nos quedan inéditos en lo que va de año, si los exhibidores y distribuidoras no lo remedian, en nuestra ciudad. Dedicamos esta primera toma a la británica, ‘Weekend’, de Andrew Haigh, que,  en otras localidades de este país,  se ha podido ver desde su estreno el pasado día 1. Fechada en 2011,  de 97 minutos de duración, su guión es obra del propio realizador y ha sido un descubrimiento para la crítica y una sorpresa para l@s cinefil@s.

Dos hombres en la treintena se conocen un bar de ambiente, sintiéndose irresistiblemente atraídos el uno por el otro. Lo que podría haber sido un simple encuentro sexual, sin mayor transcendencia, se va transformando paulatinamente en algo más. Así, durante el fin de semana que da título al filme, ambos tienen ocasión de explorar la intimidad, la ternura, la comunicación… Dos personalidades muy diferentes que confrontan, con respeto e intensidad, sus puntos de vista sobre la condición homosexual, el amor, el sexo, la homofobia, la soledad, el compromiso o la búsqueda de la felicidad.

Los especialistas la han calificado, entre otras muchas citas posibles, como  “un trabajo perfecto. Una emotiva, actual e intensa exploración de sexo, intimidad y amor” (New York Times) “… estallidos de verdad y gran cine de romance de fin de semana” ( David Bernal, Cinemanía) “…habla de algo tan universal como el amor y las subterráneas corrientes emocionales” (Jordi Costa, El País) o “… una película sobre cómo el amor define nuestra identidad, hecha desde una humildad desarmante” (Sergi Sánchez, La Razón). Todos estos extractos recogidos de Filmaffinity. Y nos quedamos sin verla, sin poder degustarla, opinar, escribir sobre ella, espectadores-as de segunda siempre proscrit@s… Lamentable.

Estrenos de cine en Semana Santa

Os dejo mi colaboración semanal en Viva Sevilla con los estrenos de este Viernes de Dolores…

sevilla 22.03.13

‘Amor y letras’: Intercambios generacionales

 El estadounidense Josh Radnor, actor, productor, escritor y realizador, es conocido fundamentalmente por su papel de Ted Mosby en la serie “Como conocí a vuestra madre”. Inició su carrera tras la cámara en 2010, con la irregular, aunque bienintencionada, cinta indie, ‘HappyThankYouMorePlease’.  Ahora llega a nuestras pantallas, en versión doblada, esta su última propuesta de la que también es guionista.

Se trata de otra historia cuyas señas de identidad se inscriben en el llamado cine independiente de su país, tanto en el fondo como en la forma. Sigue a un hombre de 35 años,  aburrido de su trabajo y recién abandonado por su pareja. Inmerso en una crisis existencial, acepta la propuesta de uno de sus profesores más estimados, quien quiere que le glose en su ceremonia de jubilación. Su vuelta al campus y el encuentro con una estudiante de diecinueve, serán un punto de inflexión para él.   

Estamos ante una película que pretende tener una cierta carga de profundidad bajo una apariencia ligera. Que pretende dar cuenta de un conflicto moral,  bajo la pátina de la comedia.  Que pretende retratar a dos generaciones, bajo los rasgos de un romance desigual. Que pretende registrar el ayer y el hoy, del alumnado y del  claustro,  de una institución académica prestigiosa. Entre otras cosas, claro, pero no lo consigue. No del todo, al menos.

Cierto es que se deja ver. Que no insulta la inteligencia. Que resulta entretenida y agradable. Que no cae en la fácil tentación del nada es imposible. Que es un canto a la lectura, a la música clásica, a la correspondencia epistolar, al cultivo del trato interpersonal. Que sabe transmitir el peterpanismo de ciertos hombres ilustrados. Que la chica, excelente Elizabeth Olsen, es bastante creíble y está muy bien tratada. Que sabe describir la nostalgia de un tiempo y una edad irrepetibles, en un contexto más que privilegiado.

Pero también es autocomplaciente y acrítica. Pero tampoco está lo bien dialogada que debería. Pero también está el insufrible Zac Efron, en un rol que roza lo grotesco. Pero también castiga a la estupenda Allison Janney, antológica su escena postcoital con Radnor, en beneficio del protagonista. Pero también la desaprovecha a ella y al gran Richard Jenkins, aunque a este último sí le conceda mayor espacio. Pero tampoco es todo lo cínica, irónica y caústica que tal entorno académico pedía a gritos.

‘La Palabra y la Imagen’. Toma V: No tan salvajes…

Nuestra tertulia de cine se reunió esta vez en torno a  ‘Bestias del sur salvaje’, la ópera prima de Benh Zeitlin, que ha supuesto una de las cuotas indies de esta edición de los Oscars. La otra, ‘El lado bueno de las cosas’. Y no sólo eso… Cámara de Oro en Cannes, multipremiada en Festivales diversos y cuatro grandes nominaciones a las doradas estatuíllas, aunque, finalmente se fuera de vacío.

Pero  a quienes nos atrevimos a conjurar un día especialmente desapacible, que provocó una merma de asistentes, aunque no de entusiasmo, ni, aún menos, de participación.  A quienes nos atrevimos, decía, – con la lluvia al acecho, tras caer inmisericorde todo el martes – no nos ocurrió lo mismo. No nos fuimos de vacío, sino pletóric@s de contrastes de pareceres, de lecturas fílmicas, de intercambio de ideas, de interpretaciones, de sensaciones…

Juan Antonio Hidalgo, con su buen criterio y cualificación, introdujo la cinta en sus justos términos y supo motivar y situar el debate. Vosotr@s os superásteis, si cabe, en una atmósfera más íntima y tranquila. Y así se analizaron voces en off, visiones de realismo mágico, antropológicas, políticas, interpretaciones, personajes, comunidades e individualidades desde sus aspectos más sugerentes hasta los más cuestionables.

Entonces, surgió Almodóvar. Es que no nos privamos de nada… En fin, que tampoco al personal presente le ha interesado lo más mínimo la última y exitosa propuesta del manchego. Y así dejaron constancia de sus desacuerdos con el fondo y la forma, con la deficiente escritura del guión, con las zafiedades pseudotransgresoras, con la mala dirección de actores, con los penosos cameos y guiños a la actualidad, con…

El tiempo apremiaba y hubo que elegir la próxima película. De nuevo, son dos. Aprovechando que el martes, 9 de abril, nuestra siguiente cita, es también el Dia dedicado a l@s lectores-as y va a haber continuas actividades en torno a esta temática en la librería, quisimos sumarnos comentando una adaptación literaria que se estrena este viernes, la versión de ‘Ana Karenina’, de Joe Wright y debatiendo también la que Hollywood ha considerado la mejor película de este año, ‘Argo’, de Ben Affleck. Ya lo sabéis, escrito y dicho queda. A hacer los deberes,  que nos vemos muy pronto. Gracias por otra estupenda y enriquecedora velada a Manuel de Medio, a la Casa del Libro, a Juan Antonio Hidalgo y a tod@s vosotr@s que desafiastéis la metereología por el cine y por la palabra.

‘Los amantes pasajeros’: Aterriza como puedas

Pedro Almodóvar ha descrito esta cinta, la decimonovena en su haber,  como su vuelta a la comedia y como una metáfora de la España actual. Tiene un metraje de cien minutos y está escrita, como es habitual, por el propio realizador. La historia se desarrolla casi en su totalidad en un vuelo, con una disparatada y excéntrica tripulación y un enigmático pasaje, con destino a Mexico. Ciertas dificultades técnicas, provocarán situaciones tan inesperadas como enloquecidas.

Con estos mimbres y, sobre el papel, el resultado podría haber sido caústico, corrosivo, transgresor y desternillante. Pero no lo es. Por el contrario, resulta incluso aburrida y apenas si consigue arrancar alguna sonrisa… Porque su guión – ¿por qué se empeñará en hacerlos, cuando tanta gente de talento en este gremio, mataría por trabajar con él…? – es muy deficiente, está mal dialogada, carece de ritmo y  de la finura en el sentido del humor, de la sutileza y la ironía inteligentes claves en este género.

Efectivamente, este es uno de los géneros cinematográficos más difíciles y Almodóvar lo sabe, porque lo ha cultivado con talento en algunos de los títulos claves de su filmografía. Títulos, filmes corales como este, en los que ha sabido manejar situaciones y personajes con un resultado brillante. Todo lo contrario de lo que ocurre en este caso.

Porque la zafiedad y la sal gorda no son transgresoras, sino vulgares.Porque la pretendida osadía de su propuesta ya no es tal, y  se ha quedado obsoleta. Porque el acento en las toxicomanías y en una sexualidad pseudoperversa,  aburre y no aporta nada. Porque resulta penoso el retrato, por llamarlo de alguna manera…, de los personajes y aún más la descripción de las situaciones en las que se ven envuelt@s. Porque ha condensado aquí sus peores vicios y tics al rodar y al narrar.

Porque los cameos resultan tópicos y carentes de ingenio. Porque, al contrario de lo que solía ser una de sus señas de identidad, el reparto, salvo excepciones, está mal dirigido. Porque las referencias a la actualidad política de este país resultan sonrojantes. Porque el avión de su historia consigue salvarse, pero él y la película se estrellan sin remisión.

Nueva colaboración con ‘Viva Sevilla’

Os dejo la nueva colaboración con ‘Viva Sevilla’, con los estrenos de la semana. Viva Sevilla 08.03.13

‘Las Maestras de la República’: Ventanas al mundo

Quien esto firma, no pretende, ni va a hacer una crítica al uso. Quien esto firma, apoya sin reservas un documental05FundacionCesareoDelCerro002 imperfecto, pero honesto y valiente, sobre la memoria de unas mujeres fundamentales en nuestra historia, cuyo estreno ha tenido lugar en Sevilla, con un importante respaldo político, sindical e institucional, la víspera del 8 de marzo. Quien esto firma, echó de menos las voces, en la presentación, de la realizadora y guionista, Pilar Pérez Solano, y de la directora del proyecto, de FETE-UGT, Luz Martínez Ten, presentes en la sala.

Quien esto firma, agradece haber sido invitada a esta proyección. Quien esto firma, agradece a todo el equipo técnico-artístico, haber trabajado voluntaria y esforzadamente para hacer un homenaje a unas ciudadanas con las que tenemos una deuda impagable. Quien esto firma, ha apreciado enormemente el archivo documental, de fotografías e imágenes de la época. Quien esto firma, se ha conmovido con algunos testimonios de una fuerza e intensidad sobrecogedoras y ha valorado otros, muy cualificados. Quien esto firma, admira aún más si cabe el trabajo heroico de estas enseñantes en circunstancias nada propicias.

Quien esto firma, se ha sentido orgullosa de estas compatriotas, pioneras,  avanzadas, autónomas, cultas, comprometidas y valientes. Quien esto firma, ha lamentado la ingratitud, la represión, la descalificación, los castigos, el exilio interior y exterior, la prisión y los sufrimientos que padecieron a manos de los enemigos jurados de la inteligencia, de la justicia y de la razón. Quien esto firma, ha sentido como suyos los ojos a los que enseñaron a mirar, los valores que transmitieron, la coeducación por la que apostaron, las generaciones a las que sirvieron, la ética y el civismo que contribuyeron a crear.

Quien esto firma, es una convencida feminista y republicana que agradece a sus mayores, hermosas mujeres que abrieron tantas ventanas al mundo a las mentes adultas e infantiles que tuvieron la fortuna de cruzarse en sus caminos, haber formado parte de un tiempo y de un país que ahora se nos quiere arrebatar. Quien esto firma, agradece sin paliativos a quienes, desde delante y detrás de la cámara, han contribuido a visibilizarlas y reivindicarlas.