SEFF, XII Edición. Toma 5. ‘Mustang’: Cinco hermanas

Esta coproducción franco-turco-alemana, ‘Mustang’, Sección EFA, dirigida por Deniz Gamze Ergüven, obtuvo seis premios en la Seminci, incluyendo la Espiga de Plata y, el de la Mejor Película en Sarajevo. Además tiene nominaciones a los Europeos, también Mejor Película y Discovery. Asimismo está preseleccionada a los Oscar. De 97 minutos de metraje. El guión lo coescriben su realizadora y Alce Winocour. La fotografían muy bien David Chizallet y Ersin Gok. La estupenda partitura se debe a Warren Ellis.

image

Su historia narra la de cinco hermanas huérfanas, de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años, que viven en un hermoso pueblo al norte de Turquía, junto al Mar Negro, con su abuela y su tío. Felices, espontáneas e inocentes gozan de libertad y disfrutan con sus estudios, aficiones y juegos acuáticos con las amistades y los-as compañeros-as del colegio. Solo la marcha de una joven y muy querida profesora a Estambul, las entristece. Pero la maledicencia se cernirá sobre ellas y pronto les harán pagar el hecho de ser mujeres en un país ferozmente misógino y especialmente severo y rígido en su entorno.

La realizadora tiene la inteligencia, y la sabiduría, de mostrar esta espiral terrible contra unas criaturas limpias e indefensas, paulatinamente. Una espiral opresiva y represora, en función de los estrictos roles y normas prescritos a su sexo, que hasta entonces no habían padecido, ni experimentado. Pero que ellas, pese a rebelarse e intentar leves escapadas, la viven, incluso al principio, como un juego más. Muy unidas, pese a estar enclaustradas y  habérseles prohibido ir al colegio, se divierten en la intimidad, asumiéndolo como una actitud pasajera, de la mejor manera posible.

Claro que no lo es… Progresivamente se les van recortando sus mínimas libertades, sumergiéndolas en un férreo gineceo doméstico con vistas a sus futuras bodas que, no hace falta ni escribirlo, serán concertadas. Entre el estupor y el humor primero y una cierta alarma después, asisten, impotentes, burlonas y resignadas al destino que las personas adultas pretenden hacerles cumplir a toda costa. Cualquier negociación será imposible. Y todo irá a peor.

Quien esto firma, que ha visto varias cintas, muy estimables casi todas, sobre el infierno en la tierra que estos fundamentalismos oscurantistas les reservan a las mujeres, es la primera vez que recuerda un tratamiento así. Tan luminoso y pletórico de fuerza, encanto y energía juvenil – servido por unas actrices prodigiosas, singularmente la pequeña, mirada, voz y motor del relato – frente al terrible fanatismo adulto. El efecto, si cabe, es aún más demoledor. Una película extraordinaria que nadie, nadie, nadie, debería perderse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s