Archivo diario: noviembre 20, 2013

‘La Palabra y la Imagen’ Temporada 2: Monográfico del Festival

Un plantel crítico de lujo acompañó a la sesión especial de ‘La Palabra y la Imagen’, dedicada monográficamente al SEFF. A saber, Juan Antonio Hidalgo, Juan Antonio Pérez López, Mila Fernández LinaresLourdes Palacios – miembro del Jurado de la Crítica Andaluza, ASECAN, en el Certamen – y Borja de Diego. Con ell@s y con l@s mejores tertulian@s del mundo mundial, el éxito y la calidad de la sesión estaban más que asegurados.

Y así fue. Una vez pulsadas las opiniones sobre la oferta cinematográfica de esta edición, cuyas bondades se resaltaron, así como la consolidación del equipo organizador y directivo, se pasó al debate de las películas proyectadas en las diferentes Secciones. Comenzando por la Oficial, nos detuvimos en títulos tan polémicos como ‘Stray Dogs’. Sus interminables planos fijos, las deserciones que provocó, su identidad inequívocamente oriental, su lentitud. Pero también, en minoría, se comentaron algunos de sus valores.

Hablando de otras cintas nada europeas, ‘Jimmy P’, en la que si apenas nos detuvimos, y ahí sí, ‘The immigrant’. La coartada francesa se ha utilizado en ambas, de factura claramente norteamericana. La segunda, que creó expectativas, decepcionó en general. Ni siquiera Joaquin Phoenix convenció… Nadie se creyó demasiado la historia, ni a sus personajes. ‘The selfish giant’ gustó mucho en general y su final tan emotivo y poderoso, más. Se destacaron los buenos finales de muchas cintas, que las hacían mejores. Y las estupendas interpretaciones de l@s niñ@s en ellas.

Casi todo el mundo, casi… se rindió ante ‘La gran belleza’. Han fascinado su poderío visual, su fuerza, su hermosura plástica, su temática. Pero l@s men@s la encontramos irregular, con bajones de ritmo y nos dejó más bien frí@s. División de opiniones y de sensaciones – aunque se le reconocieran sus valores- provocó ‘La mujer del oficial de policía’. Su puesta en escena tan transgresora y difícil, su metraje, su lentitud pero también su capacidad de sugerencia y su denuncia del infierno del maltrato.

Capítulo aparte mereció la ganadora, ‘El desconocido del lago’ y la polémica creada en torno a su no proyección en la clausura. Se mencionaron su visibilización tan explícita del sexo homosexual, su lirismo, su apuesta por el ‘amour fou’, su final… Otro de los finales antológicos.

Y Portugal, tan cerca y tan lejos. Y ‘The Reunion’. Y ‘Miele’, con su debate sobre un tema tan tabú y vigente. Y la comuna hippie de ‘My father, my mother and me’. Y el arte de María Cañas, con sus cinéfilos padres presentes. Y, por supuesto, ‘Alabama Monroe’, su música, su fuerza, sus canciones sin subtítulos. Y tantas más, tantas voces, tantos puntos de vista, tantas miradas estimulantes y enriquecedoras, que se nos pasó el tiempo sin sentir.

En otras dos semanas, el miércoles, 4 de diciembre, volveremos a reunirnos para comentar tres películas. La última de Woody Allen, ‘Blue Jasmine’, el documental sobre este director, de Robert B. Weide y ‘Weekend’, de Andrew Haigh. Nos hará los honores Juan Antonio Pérez López.

Gracias a Lourdes Palacios, a Mila  Fernández Linares, a Juan Antonio Hidalgo, a Juan Antonio Pérez López, a Borja de Diego, a Manuel de Medio, a La Casa del Libro y a vosotr@s tertulian@s, que sois únic@s e irrepetibles. Gracias miles por otra velada memorable.

SEFF Xª Edición ‘Las Nuevas Olas’ y Selección EFA: Cinco mujeres. Toma V

Sin ningún género de dudas, la cinta sueca, ‘The reunion’, ópera prima de Anna Odell – Estocolmo, cosecha del 73, artista de performances y realizadora – es una de las más singulares, complejas e interesantes vistas en el Festival. Premio Fipresci en Venecia, importante reconocimiento en cuya argumentación se hacía constar «la forma inteligente y atractiva que en ella se disuelven las fronteras entre la ficción y el documental, así como su apuesta por visibilizar la marginación, la intimidación y la complejidad de la dinámica de grupo».

Pues sí. En esta película,  de la que su firmante también es responsable del guión y la protagoniza, se da cuenta de una reunión, a la que alude el título, de antigu@s alumn@s de un instituto. Todo va transcurriendo entre la alegría, más o menos forzada de los recuerdos comunes, reencuentros aparentemente cordiales, chistes, bromas y tópicos al uso, pero reveladores de las distintas personalidades de l@s comensales, cuando… Cuando una mujer toma la palabra en los brindis para describir la verdad de su infortunada experiencia en el centro, y para dar testimonio del trato vejatorio del que fue objeto allí. Y, claro, todo estalla como una bomba de relojería.

Bien. Hasta ahí, nada que no hayamos visto antes y más aún en dramas escandinavos. Como en la excelente ‘Celebración’, del danés Thomas Vinterberg. Pero, en este caso, el relato da un giro inesperado, una sorprendente vuelta de tuerca, sin abandonar la temática antes citada, sólo que ahora resulta aún más incisivo y vitriólico. Más provocador e intenso. Más corrosivo y atípico, pero dotado de una coherencia interna, de un sólido retrato de personajes y situaciones, de originales y de sus alter ego. Y, desde luego, con un ácido e irónico humor. Con una puesta en escena al servicio de todo este peculiar y complejo andamiaje.

Así que este filme está narrado, escrito y filmado entre las fronteras del documental y las de la ficción. Entre las de las historias dentro de la historia.  Entre los personajes de los personajes. Entre los hechos reales y los recreados… Sirviéndose de ello, este deslumbrante debut cinematográfico, que bebe de los propios antecedentes creativos de su autora, nos habla con una mirada crítica de los hipócritas usos sociales. De los roles que asumimos y de los que padecemos. Del acoso. Del matonismo machista. De la crueldad con la diferencia. De la marginación, de la exclusión. De secretos y mentiras. De lo públicamente tolerable e individualmente insoportable. De…

Ojalá llegue a estrenarse algún día y puedan completarlo y comprobarlo. Si es así, háganse el regalo de no perdérsela.