SEFF Xª Edición. Sección Oficial.Toma II. ‘Un episodio en la vida de un chatarrero’: Márgenes

Antes de entrar en el análisis de esta segunda propuesta de la Sección Oficial, hay que hacer constar que no es de recibo que gentes de la prensa y de los distintos jurados se hayan quedado literalmente sin sitio, en beneficio de espectadores que nada tienen que juzgar, ni escribir, ni reseñar. Esto ha ocurrido en la película de hoy y no puede, ni debe, repetirse. Sin entrar a cuestionar la apertura de estas sesiones a otros grupos, habría que dar prioridad en la entrada a l@s acreditad@s antes del comienzo de estas proyecciones y luego que pasara el resto del público. Es lo justo y se ha hecho, sin perjudicar ni discriminar a nadie, en otras ediciones de este Certamen.

Dicho esto, esta cinta superior sí que es, afortunadamente, el reverso de la moneda de la que la ha precedido. Su responsable, el bosnio Danis Tanovic, cosecha del 69, obtuvo ya un éxito internacional y numerosos reconocimientos con ‘En tierra de nadie’. Ahora con ‘Un episodio…’ se ha hecho con el Gran Premio del Jurado y el de Mejor Actor en el Festival de Berlín.

un dia en la vida de un chatarrero

La historia da cuenta de la paupérrima existencia  de un hombre, su mujer y sus dos hijas que sobreviven gracias a la búsqueda y venta de chatarra por parte del marido, mientras la mujer saca adelante al hogar y a sus hijas, dos niñas pequeñas. Embarazada de cinco meses, le sobreviene un aborto y le es negada la asistencia sanitaria por no tener tarjeta. El episodio en cuestión es la carrera contra reloj que emprende la familia para conseguir que atiendan a la esposa que padece fuertes dolores, sangra abundantemente y corre un grave riesgo de morir. Por si esto fuera poco, les cortan la electricidad por impago.

Esta dramática sinopsis no hace justicia al tono de la película que presenta los hechos con serenidad, sin acentuar la trágica situación en la que este grupo humano de parias de la tierra se ve inmerso. No hace falta. Sólo con mostrar su casa, su durísima forma de vida y sus vanos intentos por conseguir una atención médica de urgencia. Sólo con mostrar  la inenarrable crueldad de unas ordenanzas y un@s  doctores-as inmunes al sufrimiento y al dolor de una paciente no ‘identificada’ a la que pretenden cobrar una fortuna por sus servicios.

Sólo con mostrar la naturalidad de un reparto no profesional, la solidaridad de vecinos y parientes unidos por un destino de marginación. Sólo con mostrar a una gente que no se revuelve, que apenas si se queja, aunque sí se las ingenia para salir de una situación límite. Sólo con mostrar el agradecimiento y la bondad de que hacen gala, su fe inquebrantable, la alegría desarmante de las niñas… y con hacerlo, y describirlo tan bien, en el entorno de un paisaje gélido y gris, tan hostil como el estercolero social en el que se desenvuelven.

Sólo con eso, que es tanto, con esa mirada tan ajena a cualquier aspaviento, pero que retrata sin que le tiemble el pulso este episodio, este relato terrible y triste… Sólo con eso consigue registrar otra Europa nada complaciente, la de l@s desheredad@s de la fortuna. No se la pierdan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s